MARTES, 9 de agosto 2022, actualizado a la 1:13

MAR, 9/8/2022 | 1:13

PROFESIONALES

Casi el 50% de los veterinarios prefieren tener mayor flexibilidad en el trabajo

Una nueva encuesta revela que al 44% de los veterinarios les gustaría trabajar de forma más flexible en su día a día

Los veterinarios demandan un trabajo más flexible en entornos clínicos.
Los veterinarios demandan un trabajo más flexible en entornos clínicos.

Casi el 50% de los veterinarios prefieren tener mayor flexibilidad en el trabajo

Una nueva encuesta revela que al 44% de los veterinarios les gustaría trabajar de forma más flexible en su día a día

Redacción - 03-08-2022 - 11:12 H - min.

La Asociación Británica de Veterinarios (BVA) anima a los equipos de veterinarios a adoptar el trabajo flexible, ya que las nuevas estadísticas muestran que al 44% de los veterinarios les gustaría trabajar de forma más flexible.

Con la escasez de veterinarios causando problemas de contratación y retención en muchos sectores de la profesión en el Reino Unido, la BVA está lanzando una nueva campaña, animando a los empleadores a considerar si el trabajo flexible podría mejorar la satisfacción laboral entre sus empleados.

Las estadísticas de la encuesta Voice of the Veterinary Profession Autumn 2021 muestran que los niveles de trabajo flexible han aumentado en la profesión en los últimos años, saltando del 44% en 2019 al 50% en 2021.

Pero la encuesta también mostró que muchos veterinarios querrían trabajar de forma más flexible que en la actualidad. Entre los que no trabajan de forma flexible, al 53% le gustaría hacerlo e incluso entre los que ya trabajan de forma flexible al 36% le gustaría tener más flexibilidad.

La campaña, lanzada esta misma semana como parte de la corriente de trabajo de la BVA sobre los buenos lugares de trabajo veterinario, incluye nuevos recursos, para apoyar tanto a los empleados veterinarios que buscan una mayor flexibilidad como a los empleadores veterinarios interesados en explorar este enfoque para su equipo.

Hay un enfoque particular en los aspectos prácticos de la introducción del trabajo flexible en los entornos clínicos, donde las tasas de trabajo flexible siguen siendo mucho más bajas (44% frente al 67%).

El vicepresidente junior de BVA, Malcolm Morley, explica que “las estadísticas muestran claramente que hay una gran demanda de una mayor flexibilidad en las horas de trabajo, en particular en la práctica clínica, donde los empleadores han sido bastante reacios a explorar esta opción. Entendemos que la flexibilización puede plantear problemas, pero esperamos demostrar que no son insuperables”.

“Es fundamental que la profesión reconozca que los modelos de trabajo inflexibles contribuyen a la escasa retención; el reconocimiento es el primer paso para encontrar una solución. Adoptar los avances en materia de trabajo flexible podría aumentar la satisfacción laboral de muchos miembros del equipo y, en última instancia, mejorar la retención”, indica Morley.

El nuevo folleto, ‘Trabajo flexible: La flexibilidad en la profesión veterinaria’, incluye hechos, cifras y estudios de casos para ayudar a demostrar cómo el trabajo flexible puede beneficiar tanto a los empleadores como a los empleados en una serie de diferentes equipos veterinarios y, en última instancia, reforzar la retención y la contratación. También ofrece sugerencias y consejos para afrontar algunos de los retos que pueden surgir al introducir una mayor flexibilidad en un lugar de trabajo clínico.

CÓMO CONSEGUIR UNA MAYOR FLEXIBILIDAD LABORAL EN VETERINARIA

Tanto los estudios de casos como los nuevos datos muestran que los veterinarios tienen una serie de razones para buscar una mayor flexibilidad en sus horarios de trabajo. La razón más común que dieron los veterinarios para querer trabajar de forma más flexible fue tener más tiempo para actividades de ocio (56%), mientras que el 50% citó las necesidades de estilo de vida. Otras razones populares para buscar acuerdos de trabajo flexibles fueron la salud (28%), el tiempo para el desarrollo profesional (22%) y el tiempo para el trabajo voluntario (16%).

El tipo de flexibilidad que los veterinarios esperaban conseguir también variaba: el tipo más común de trabajo flexible que se buscaba era simplemente trabajar a tiempo parcial (31%), el trabajo en casa (16%) era el siguiente más común, seguido del horario flexible (13%) y el horario intensivo (5%).

Morley afirma que “la profesión sigue enfrentándose a una grave escasez de personal y entendemos que el aumento de las presiones sobre los equipos de veterinarios puede hacer que algunos empleadores se sientan preocupados por la introducción del trabajo flexible en un momento en el que ya tienen dificultades para cubrir los turnos”.

Sin embargo, destaca que la solución no pasa por que los equipos de veterinarios trabajen cada vez más horas; una solución satisfactoria necesitará que los miembros del equipo se impliquen en el apoyo a los patrones de trabajo de los demás. Promover un mejor equilibrio entre el hogar y el trabajo podría ser la clave para apoyar a muchos empleados que actualmente no están seguros de seguir en la profesión o de volver a trabajar.

"Esperamos que estos nuevos recursos ayuden a los equipos de veterinarios a mantener conversaciones productivas sobre el trabajo flexible; cómo puede ser beneficioso para los empleadores y los empleados, cómo puede gestionarse cualquier impacto en el equipo en general y cómo pueden considerarse positivamente las solicitudes de trabajo flexible siempre que sea posible, de todos los miembros del equipo, independientemente del motivo de su solicitud”, concluye.

VOLVER ARRIBA