MARTES, 9 de agosto 2022, actualizado a las 0:57

MAR, 9/8/2022 | 0:57

PROFESIONALES

Casi el 20% de los infectados con viruela del mono en Madrid conviven con mascotas

La Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha analizado 508 casos de viruela del mono y ha concluido que un 18,5% convivían con mascotas, la mayoría perros y gatos

Elena Andradas, directora general de Salud Pública de Madrid, organismo encargado de realizar el estudio.
Elena Andradas, directora general de Salud Pública de Madrid, organismo encargado de realizar el estudio.

Casi el 20% de los infectados con viruela del mono en Madrid conviven con mascotas

La Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha analizado 508 casos de viruela del mono y ha concluido que un 18,5% convivían con mascotas, la mayoría perros y gatos

Francisco Ramón López - 12-07-2022 - 12:07 H - min.

El virus de la viruela del mono (MPXV) es un virus de ADN de doble cadena envuelto que pertenece al género Orthopoxvirus de la familia Poxviridae. La MPX es una zoonosis viral con síntomas similares a los observados previamente en pacientes con viruela, aunque clínicamente es menos grave.

La transmisión puede ocurrir por contacto directo con la sangre, fluidos corporales o lesiones cutáneas o mucosas de animales infectados. La transmisión de persona a persona puede resultar del contacto cercano con secreciones respiratorias, lesiones en la piel de una persona infectada u objetos recientemente contaminados. La transmisión a través de gotitas de partículas respiratorias generalmente requiere un contacto cara a cara prolongado.

Generalmente, los brotes de MPX ocurren en países de África Occidental y Central donde, hasta la década de 1980, la transmisión de la enfermedad a los humanos se debía principalmente al contacto con animales.

En la década de 1980 se observó un aumento de la frecuencia y, desde la década de 1990, ha habido un aumento en el número de casos secundarios por contacto con una persona infectada. Eso sí, la mayoría de los casos observados fuera de África se debieron a la transmisión de animales a humanos, importados de un país endémico o asociados con mascotas importadas.

El 7 de mayo de 2022, el Reino Unido (UK) notificó un caso en un viajero procedente de Nigeria. Entre el 13 y el 16 de mayo, se informaron seis casos adicionales, todos los cuales parecían haber sido infectados en Londres. El 18 de mayo, Portugal notificó los primeros 14 casos de MPX en hombres.

En España, según los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE), a día 8 de julio, se han notificado un total de 2.034 casos confirmados de viruela del mono. España es en la actualidad uno de los países más afectados a nivel global, según el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Teniendo esto en cuenta, un grupo de investigadores de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha analizado en un estudio 508 casos notificados entre el 17 de mayo al 22 de junio, las 5 primeras semanas del brote de en la Comunidad.

“Esta es la primera vez que se informan cadenas de transmisión de persona a persona de MPX en Europa, donde no se pudieron identificar vínculos epidemiológicos con África occidental o central. Se siguen notificando casos en varios países europeos”, advierten los investigadores.

La recolección de datos de los casos confirmados fue realizada por epidemiólogos capacitados que completaron un formulario que incluía características sociodemográficas, manifestaciones clínicas, variables de riesgo (relaciones sexuales, asistencia a eventos masivos, saunas y fiestas sexuales privadas), posible período de incubación, historial de contactos, información personal, antecedentes médicos de interés (inmunodeficiencias u otras enfermedades concurrentes y cartilla de vacunación contra la viruela) y contacto con mascotas.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades señaló en un informe que es probable que los roedores, y en particular las especies de la familia Sciuridae (ardillas), sean huéspedes adecuados, más que los humanos, y que la transmisión de humanos a mascotas es "teóricamente posible".

Aunque los casos de la Comunidad de Madrid se han producido por la transmisión de persona a persona, en total, se recolectó información sobre mascotas de 390 de los casos analizados. De estos, 72 (18,5%) afirmaron que convivían con mascotas, en su mayoría perros (62,5%) y gatos (40,3%).

Para todos los casos, incluidos los sospechosos, se hicieron recomendaciones de aislamiento domiciliario bajo vigilancia clínica y epidemiológica, así como el uso de mascarillas quirúrgicas cuando se comparta la misma habitación para evitar la posible transmisión por gotitas. También se recomendó evitar el contacto con animales domésticos. Estas medidas debían mantenerse hasta que las lesiones de la piel formaran costras y todas las costras se hubieran caído.

VOLVER ARRIBA