LUNES, 10 de diciembre 2018, actualizado a las 5:00

LUN, 10/12/2018 | 5:00

MADRID

PROFESIONALES

Barreras a la atención veterinaria: Falta de recursos y accesibilidad

Un estudio ha señalado que la inexistencia de servicios veterinarios en ciertas regiones y la falta de recursos de los propietarios son las principales barreras que impiden la extensión del acceso a la atención veterinaria. Estas limitaciones pueden ser contrarrestadas mediante el perfeccionamiento de las guías clínicas y la mejora de la comunicación

GALERIA

Barreras a la atención veterinaria: Falta de recursos y accesibilidad

Un estudio ha señalado que la inexistencia de servicios veterinarios en ciertas regiones y la falta de recursos de los propietarios son las principales barreras que impiden la extensión del acceso a la atención veterinaria. Estas limitaciones pueden ser contrarrestadas mediante el perfeccionamiento de las guías clínicas y la mejora de la comunicación

Alfonso Neira de Urbina - 07-12-2018 - 06:20 H

La Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA por las siglas en inglés de American Veterinary Association) ha emitido un informe señalando los problemas y las barreras existentes que impiden el acceso a la atención veterinaria, además de dar unas pautas para mejorar en este sentido.

El precio de los servicios veterinarios y las limitaciones financieras de los dueños de las mascotas pueden provocar la toma de decisiones que van en contra de los interés de la salud animal. Poniendo de ejemplo a los Estados Unidos de América, el coste de los servicios veterinarios creció más rápidamente que la inflación, situación que ha desembocado en una reducción de los servicios veterinarios.

En este contexto, en el que los dueños de los animales de compañía no disponen de recursos suficientes para facilitar la atención veterinaria a sus mascotas, se añade otra barrera, no menos importante, como es el problema geográfico. En EEUU, al igual que ocurre en otros países, existen lugares que no tienen servicios veterinarios, una situación que impide a las mascotas disfrutar de la atención veterinaria. Esta problemática se puede hacer extensiva a otras naciones.

Estas dos realidades, la falta de accesibilidad geográfica de los servicios veterinarios en ciertas regiones o lugares y la falta de recursos, limitan la accesibilidad. Un hecho que ha señalado AVMA y que según la organización debería ser una preocupación importante para la profesión veterinaria.

Por ello, la asociación estadounidense ha publicado un informe con el objetivo de concienciar sobre este problema y llevar a debate el concepto de espectro de atención veterinaria. A este respecto, los veterinarios tienen un amplio espectro de opciones de diagnóstico y tratamiento, pudiendo realizar intervenciones tecnológicamente avanzadas y costosas o acciones más sencillas con un coste menor. Ello, no depende sólo de los recursos económicos del propietario del animal sino que el estándar está influenciado por varios factores, como los conocimientos y habilidades del veterinario o los recursos disponibles, entre otros.

Existe, según AVMA, la “necesidad apremiante” de evaluar la capacidad de los veterinarios y de dirigir esfuerzos adicionales para superar todas estas barreras que impiden el acceso a los servicios veterinarios.

LAS PROPUESTAS DE AVMA

AVMA ha organizado la Iniciativa para el Acceso a los Tratamientos Veterinarios (IAVH por sus siglas en inglés, Iniciative for Accessible Veterinary Healthcare), con el objetivo de fomentar el debate sobre el acceso a la atención dentro de la profesión veterinaria, así como contribuir a la expansión de la atención veterinaria. Gracias a esta iniciativa, han identificado 4 puntos que consideran claves para mejorar la accesibilidad de los servicios veterinarios.

En primer lugar, es necesario el desarrollo y mejora de las guías clínicas. Estas guías pueden cambiar el enfoque de la atención veterinaria y asegurar el uso eficiente de los recursos, abaranto costes sin mermar la calidad, repercutiendo de esta forma en los precios de los servicios veterinarios que serían más asequibles para los propietarios. Por ello, AVMA considera que las guías deben proporcionar información sobre las diferentes opciones de una intervención, además de presentar los resultados. Estos manuales deben basarse en la evidencia científica y sería conveniente que se dieran a conocer, como ocurre con la medicina humana en la que están ampliamente extendidos.

En segundo lugar, otro de los puntos clave es la promoción de prácticas efectivas que estén basadas en la evidencia. Una de las formas de mejorar el acceso y controlar los gastos es reducir los recursos invertidos en pruebas y tratamientos ineficaces o innecesarios. Esta propuesta partiría de la adaptación de Chosing Wisely  a la veterinaria. Chosing Wisely es una campaña internacional para identificar las prácticas ineficaces en la medicina humana y muchas de las estrategias y herramientas de esta iniciativa pueden adaptarse para la evaluación crítica y el análisis de las diversas opciones de la atención veterinaria, lo que disminuiría los costes y fomentaría la accesibilidad a los servicios veterinarios.

Por otra parte, el establecimiento de una red de investigación en medicina veterinaria supondría una mejoría en el espectro de atención, ya que los resultados a menudo no se informan ni se evalúan. Los datos de la práctica privada, que no se utilizan habitualmente en la investigación veterinaria, adquieren especial importancia debido a que con ellos se puede evaluar la eficacia, en función de los costes de las pruebas de diagnóstico, en todo el espectro de la atención veterinaria.

Finalmente, para que las iniciativas lleguen a buen término es necesario un plan de comunicación. Este plan debe proporcionar una plataforma que integre todas las iniciativas y que promueva la relación entre todas las partes interesadas (desde los propios veterinarios hasta los dueños de mascotas, pasando por estudiantes de veterinaria o los propietarios de clínicas privadas). Una iniciativa que, en definitiva, promocionaría la misión de IAVH.

Cabe destacar que, como señala AVMA, es conveniente que las fuerzas implicadas discutan sobre la brecha que existe entre la atención veterinaria que necesitan las mascotas y la que reciben. Una situación que mejoraría si se trabajase en la asequibilidad y la accesibilidad.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.