DOMINGO, 25 de octubre 2020, actualizado a las 2:00

DOM, 25/10/2020 | 2:00

PROFESIONALES

Avanzan en el tratamiento veterinario de aves electrocutadas en España

AMUS ha logrado recuperar a un águila imperial después de que sufriera una electrocución, un avance en medicina veterinaria que “abre grandes esperanzas” para las aves, especialmente de esta especie amenazada

Imagen del tratamiento del águila imperial recuperada.
Imagen del tratamiento del águila imperial recuperada.

Avanzan en el tratamiento veterinario de aves electrocutadas en España

AMUS ha logrado recuperar a un águila imperial después de que sufriera una electrocución, un avance en medicina veterinaria que “abre grandes esperanzas” para las aves, especialmente de esta especie amenazada

Alfonso Neira de Urbina - 13-10-2020 - 14:18 H

El Águila Imperial es una de las especies animales más características de España, además de una de las rapaces más amenazadas del mundo. De hecho, su presencia es exclusiva de la Península Ibérica, lo que la convierte en “uno de los más valiosos testimonios de la biodiversidad mediterránea”, según explican desde AMUS (Acción por el Mundo Salvaje).

Ahora, gracias a un avance en la medicina veterinaria, la ONG y la Dirección General de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura liberan este miércoles 14 de octubre un ejemplar de águila imperial que han logrado recuperar tras haberse visto afectado por una electrocución.

La rapaz tuvo PRP factores de crecimiento aquistados en la lesión con láser y con terapia basada en apósitos de hidrocoloides y con pomadas enzimáticas, según ha explicado a Animal’s Health el director del Hospital y presidente de AMUS, Álvaro Guerrero.

El ave necesitó “mucha rehabilitación y sobre todo el tratamiento de las heridas” con pomadas y apósitos, recuerda Guerrero. Los apósitos, apunta, son “como una especie de segunda piel que absorben todos los exudados y todos los restos necróticos de la herida”.

En cuanto al tratamiento rehabilitador, se ha basado fundamentalmente en la terapia láser y terapia activa, basada en movilizaciones de las estructuras tendinosas y musculares dañadas. En este sentido, según rememora el presidente de AMUS, han rehabilitado al águila imperial durante casi 2 meses.  

Así, tuvieron que interpretar la herida “a diario” e ir gestionándola, primero como apósitos y pomadas enzimáticas y, después, con reparadoras y antibióticas. “Hemos ido cambiando el rol de las pomadas en función a la fisiología de la herida”, apostilla.

Guerrero explica que hace tres meses soltaron otra águila imperial que, al igual que en este caso, llevaba un GPS, “para conocer a donde va, si tiene algún problema”. A este respecto, aunque el aparato no envía variables medico-veterinarias, desde AMUS saben interpretar si no está en perfecto estado. “Según los movimientos intuimos posibles problemas”, concluye el director del hospital.

  • GALERIA

    Imagen del águila imperial recuperada

UNA VUELTA A LA VIDA SALVAJE QUE TRAE ESPERANZAS A UNA ESPECIE AMENAZADA

En Extremadura, hay algo más de cincuenta parejas reproductoras de águilas imperiales y, censadas en España, existen aproximadamente 330. Según explican desde AMUS, éstas están repartidas entre Monfragüe, Sierras de San Pedro, Sierras de Azuaga y Llerena y las periferias de las sierras de Hornachos y Extremadura supone uno de los más importantes bastiones poblacionales junto con Andalucía, Castilla la Mancha y Madrid.

Según alertan desde la ONG, en la actualidad, el veneno, las molestias en las zonas de reproducción, la mixomatosis en el conejo y la incidencia de las electrocuciones (casi el 80%  de los ejemplares en sus primeros años se ven afectados por este motivo) “marcan una irrenunciable responsabilidad en las políticas y estrategias de conservación de  España”.

Así, las electrocuciones son una de las causas más importantes de muerte no natural en la avifauna ibérica y el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) baraja la cifra de 33.000 aves afectadas anualmente por los tendidos eléctrico, aunque desde AMUS consideran que “se deben contar por muchos miles más”.

Por ello, la recuperación y liberación de este ejemplar de águila imperial resalta un logro de gran trascendencia en el tratamiento médico veterinario de ejemplares electrocutados, ya que el Hospital de AMUS ha logrado con una terapia avanzada y novedosas gestionar las lesiones de una descarga eléctrica y que el águila imperial vuelva a reinar sobre los cielos ibéricos.

 

  • GALERIA

    El águila imperial es una especie amenazada

  • GALERIA

    Rehabilitaron a la rapaz durante dos meses

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.