SÁBADO, 26 de septiembre 2020, actualizado a las 11:37

SÁB, 26/9/2020 | 11:37

PROFESIONALES

Avanza el expediente contra la protectora donde se produjo el caso de rabia

La Consejería de Sanidad de Ceuta ha reabierto el expediente contra la protectora de animales en la que se desató el caso de rabia, un proceso administrativo para que el trámite siga su curso tras el cambio de directiva

Avanza el expediente contra la protectora donde se produjo el caso de rabia

Avanza el expediente contra la protectora donde se produjo el caso de rabia

La Consejería de Sanidad de Ceuta ha reabierto el expediente contra la protectora de animales en la que se desató el caso de rabia, un proceso administrativo para que el trámite siga su curso tras el cambio de directiva

Francisco Ramón López - 18-12-2019 - 13:15 H

Las consecuencias del caso de rabia ocurrido en Ceuta este verano se siguen sucediendo. Y es que la Consejería de Sanidad de la ciudad autónoma ya explicó en su momento que tomarían las medidas necesarias para esclarecer el caso y conocer cómo el cachorro infectado de rabia, traído de Marruecos, pudo terminar ingresando en la protectora y entrando en contacto con personal de la misma y con otros animales.

Las autoridades sanitarias ceutíes han explicado a Animal’s Health que ya abrieron un expediente para investigar el asunto en julio, pero, debido a los cambios de la directiva de la protectora, caducó la notificación, por lo que, como las presuntas infracciones no han prescrito, se ha abierto uno nuevo, trasladado a la nueva directiva.

Desde la Consejería han asegurado que este trámite administrativo no interferirá en ningún modo con la reapertura del centro, que está prevista este 30 de diciembre tras cumplirse el periodo mínimo de 6 meses contemplado en el Plan de Contingencia.

Lo que se tratará de dilucidar en este expediente es si el estado de las instalaciones cuando se produjo el caso era el adecuado y el requerido por la normativa sanitaria. De hecho, desde la Consejería consideran que se podría haber incurrido en distintas infracciones, como la falta de libros de registro y de fichas de los animales para controlar las entradas y salidas.

Además, apuntan que durante las inspecciones de las instalaciones pudo existir cierta oposición por parte de los gestores de la protectora, como ocultación de información o comunicación de datos incorrectos.

Hay que recordar que tras desatarse el foco se tuvieron que sacrificar 24 perros y 2 gatos no vacunados de rabia que estuvieron en contacto con el cachorro infectado, como indica el Plan de Contingencia. Desde la Consejería, además, confirmaron a este medio que todo parecía indicar que no se siguieron los protocolos de aislamiento exigidos a la entrada de nuevos animales.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.