MARTES, 28 de septiembre 2021, actualizado a las 14:50

MAR, 28/9/2021 | 14:50

PROFESIONALES

Andalucía confirma el primer caso de Virus del Nilo en una persona en 2021

Desde la Consejería de Salud y Familias de Andalucía han confirmado el primer caso de meningoencefalitis por Virus del Nilo Occidental en la comunidad autónoma este año

Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias de Andalucía.
Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias de Andalucía.

Andalucía confirma el primer caso de Virus del Nilo en una persona en 2021

Desde la Consejería de Salud y Familias de Andalucía han confirmado el primer caso de meningoencefalitis por Virus del Nilo Occidental en la comunidad autónoma este año

Redacción - 18-08-2021 - 21:37 H

La Consejería de Salud y Familias de Andalucía, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, informa de la declaración al Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía de un caso de meningoencefalitis por Virus del Nilo Occidental en Coria del Río (Sevilla), que se encuentra ingresado y que, según fuentes de la institución, se trata del primero notificado este año.

Al conocerse el resultado de las pruebas se han activado inmediatamente todos los protocolos, así como las medidas de salud pública previstas en los mismos. Este caso ha sido confirmado por el laboratorio referente (Hospital Virgen de las Nieves de Granada) y el Centro Nacional de Microbiología.

Desde la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía se han realizado diversas actuaciones tras la declaración del brote del pasado año 2020. Entre ellas destaca la creación de un grupo de expertos en el control de mosquitos contando con personal del CSIC, Servicio de control mosquitos de la Diputación de Huelva, Universidad de Córdoba y técnicos de la Junta de Andalucía de los organismos implicados (sanidad animal y control fauna silvestre).

Siguiendo las directrices de este grupo, así como las promulgadas por el ECDC para programas de control ante la fiebre del Nilo Occidental (FNO), se elaboró el Programa de Vigilancia y Control Integrado de Vectores de la Fiebre del Nilo Occidental (tomado en consideración por el Consejo de Gobierno y publicado el 12 de marzo en BOJA) que parte de la elaboración de un mapa de riesgo, en el que se superponen diferentes capas, como existencia de zonas humedales, régimen de lluvias, régimen de temperaturas, y detección de mosquitos culex y de virus en anteriores temporadas.

En este programa se establece la necesidad de que cada municipio con nivel de riesgo 2 o superior, debe realizar un Plan Municipal de control y vigilancia, por ello se procedió a notificar individualmente a cada uno de ellos esta necesidad, enviando el programa que establece los puntos que deben tenerse en cuenta en su elaboración y ejecución, siendo posteriormente evaluados por los técnicos de las delegaciones territoriales. 

Por otra parte, se ha trabajado en coordinación con los técnicos de Sanidad Animal, para incrementar los puntos de muestreo de equinos y situarlos estratégicamente en las áreas de riesgo. Este muestreo es usado como “balizas” que avisan de la presencia y circulación del virus. Además, este año se ha adelantado este muestreo desde el mes de mayo. También se está trabajando para finalizar la implantación de una vigilancia entomológica autonómica, que permita detectar la circulación de mosquitos del género culex, el posible aumento y la circulación del virus en ellos.

Además, tras detectar la primera presencia del virus este año, así como el aumento de las poblaciones de culex; la Consejería de Salud y Familias, dio traslado de esta información a los municipios afectados para intensificar las medidas de control y ejecutar los planes municipales.

Finalmente, desde el Servicio de Vigilancia Epidemiológica se recuerda que no hay transmisión de persona a persona y que dicha transmisión es por picadura, así, las medidas de prevención de la infección en humanos están basada en evitar las picaduras de mosquitos, por lo que se recomienda, entre otras medidas emplear telas mosquiteras en ventanas y puertas; intentar no permanecer al aire libre entre el atardecer y el amanecer; procurar dejar la luz apagada; seguir diariamente una correcta higiene corporal; y evitar los perfumes intensos.

Por otro lado, desde la Consejería recomiendan usar ropa que cubra lo máximo posible la piel y sacudirla antes de usarla si se ha tendido en el exterior y hacer un uso adecuado de los repelentes, siguiendo estrictamente las recomendaciones sobre el modo y frecuencia de uso descritos por el fabricante. Si se usa crema para el sol, hay que aplicarla primero, dejar absorber durante veinte minutos y, entonces, aplicar el repelente de mosquitos.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.