SÁBADO, 22 de febrero 2020, actualizado a las 4:07

SÁB, 22/2/2020 | 4:07

PROFESIONALES

Alfonso Morey, el veterinario que detectó el último caso de rabia en España

Alfonso Morey, el veterinario que detectó el último caso de rabia canina ocurrido en Ceuta, cuenta los parámetros en los que se basó en su diagnóstico, además de dar las claves en materia de la enfermedad

GALERIA
Alfonso Javier Morey, veterinario que detectó el caso de rabia canina en Ceuta (España).

Alfonso Morey, el veterinario que detectó el último caso de rabia en España

Alfonso Morey, el veterinario que detectó el último caso de rabia canina ocurrido en Ceuta, cuenta los parámetros en los que se basó en su diagnóstico, además de dar las claves en materia de la enfermedad

Jorge Jiménez - 28-06-2019 - 15:28 H

Alfonso Javier Morey, el veterinario que detectó el último caso de rabia que ha tenido lugar en España, confirmado en Ceuta el día 25 de junio, señala en declaraciones para Animal’s Health cómo su experiencia y conocimiento de la enfermedad le ayudó a identificar rápidamente la situación, poniéndolo a la mayor brevedad en conocimiento de las autoridades sanitarias.

El perro afectado, un cachorro mestizo de 3 meses procedente de Marruecos, según pudo confirmar este medio, llegó a la clínica veterinaria de Morey tras presentar un comportamiento anómalo durante su estancia en una protectora animal ceutí.

Tras detectar dicho comportamiento, dos voluntarias de la protectora pusieron al animal en manos del veterinario Morey, quien señala que el cachorro llegó a morder a alguna de las cuidadoras del centro de acogida, y a alguno de los perros que allí se encontraban. Según datos publicados a día 28 de junio, por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), el cachorro positivo en rabia ha estado en contacto con 11 canes de la protectora, que ahora se encuentran bajo observación.

PRECISIÓN EN EL DIAGNÓSTICO 

“Nada más ver los síntomas del perro en la sala de espera de la clínica lo llevé a una sala aislada” comenta Morey, quien señala que dada su experiencia con más casos de rabia pudo identificar la enfermedad rápidamente. “Inmediatamente nos decantamos por la posibilidad de que la encefalitis que mostraba el animal fuera causada por el virus de la rabia”, señala.

Morey señala que la rabia cuenta con sintomas parecidos a los de otras enfermedades similares como el moquillo, pero, a su vez, cuenta con otros diferenciadores, que el veterinario identificó rápidamente gracias a su amplia trayectoria profesional. “En principio, las fases nerviosas de moquillo suelen ir acompañadas por tic nerviosos, que en este caso no presenciamos; además la agresividad hacia el entorno, y la impulsividad que presenta el animal de morderlo todo, es infinitamente superior en los casos de rabia”, señala.

Ante el caso de rabia, el veterinario asegura que se ha tenido que revacunar. Y es que, en Ceuta, según apunta Morey, “con las estadísticas que existen”, donde la rabia reaparece a lo largo de los años, se siguen unos protocolos vacunales donde se aplican 3 dosis de vacuna, y anualmente se produce la revacunación.

CONCIENCIACIÓN Y VACUNACIÓN NACIONAL

El veterinario destaca que considera “fundamental” que los profesionales españoles presencien casos de rabia para reconocerla, ya que “existe muy poco material tanto gráfico como experiencial”. “Siempre hay que valorar que estos casos de rabia se producen a menos de 30 kilómetros de compañeros que pueden estar en Algeciras o en Tarifa y puede haber perros con rabia a escasa distancia”, señala, y apunta que, aunque “pueda haber mar de por medio”, la distancia es “excesivamente corta”.

A raíz del caso de rabia confirmado en los últimos días, los propietarios de la ciudad autónoma, según ha podido apreciar el veterinario, se han mostrado más proactivos a la hora de vacunar a sus animales de compañía. Morey destaca que en Ceuta uno de cada diez habitantes tiene mascota, una cifra que considera “elevada”, al igual que la tasa de vacunación, que es también alta, de entre el 70% y el 75%.

La gente está "muy concienciada" en la protección y en la vacunación en Ceuta, según apunta el veterinario, que reivindica, al igual que colegios veterinarios como el de Madrid, Ceuta y Zaragoza, una vacunación nacional, anual, común y obligatoria.

En este sentido, Morey critica que en España los censos de identificación de animales de compañía sean “reinos de Taifas” sin intercomunicación, ya que ello no ayuda a combatir el problema de la rabia, además de ser un “contrasentido”, existiendo un sistema de registro de datos.

EL PROBLEMA DE MARRUECOS

Respecto a la problemática que suscita Marruecos respecto a enfermedades como la rabia, la cual es endémica en el país vecino, que, recuerda, hace frontera con Ceuta y Melilla, Morey coincide con la postura tanto de Francisco Gutiérrez, presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Ceuta, como de Regino Gil, tesorero del Colegio de Veterinarios melillense, quienes ven un peligro sanitario en el área fronteriza.

Y es que en Marruecos se aprecia cierta falta de recursos veterinarios, ya que tan solo hay una facultad de Veterinaria, y se licencian apenas 60 profesionales anualmente. Por ello, Morey opta por la colaboración, la implicación del sector veterinario español con la situación marroquí, ya sea mediante la donación de vacunas, como con asesoramiento profesional, ya que, según el veterinario, los albéitares marroquíes están “perfectamente capacitados” para desarrollar su labor sanitaria.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.