MIÉRCOLES, 7 de diciembre 2022, actualizado a las 21:09

MIÉ, 7/12/2022 | 21:09

PROFESIONALES

Alertan de plagas de mosquitos transmisores de zoonosis este otoño

Las lluvias de los últimos días, sumadas a las altas temperaturas y la humedad generada conforman un caldo de cultivo para la proliferación de mosquitos transmisores de zoonosis como el virus del Nilo Occidental

Jorge Galván, director general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental.
Jorge Galván, director general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental.

Alertan de plagas de mosquitos transmisores de zoonosis este otoño

Las lluvias de los últimos días, sumadas a las altas temperaturas y la humedad generada conforman un caldo de cultivo para la proliferación de mosquitos transmisores de zoonosis como el virus del Nilo Occidental

Redacción - 29-09-2022 - 10:21 H - min.

Las consecuencias del cambio climático siguen sin dar tregua. Y es que a un verano de sostenidas y encadenadas olas de calor le ha venido a dar el relevo un otoño de tormentas y elevadas temperaturas, especialmente en determinadas zonas del territorio español, para las fechas actuales. Agua, calor y humedad: un potente cóctel que conforma el hábitat ideal para la reproducción de plagas como las de mosquitos, cucarachas o termitas, entre otras muchas.

Estas especies, además de las incomodidades evidentes que pueden causar, son peligrosos vectores transmisores de graves enfermedades. La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla) señala especialmente el alto riesgo para la salud pública que supone el incremento desmedido de la población del mosquito Culex, transmisor de la zoonosis del virus del Nilo Occidental. Una situación sobre la que ya alertó Anecpla a comienzos del pasado mes de agosto y que las lluvias de los últimos días vienen a intensificar.

“El brote de virus del Nilo Occidental que se produjo en el año 2020 acabó con la vida de ocho personas en Andalucía. Llevamos ya algo más de un mes alertando del incremento continuado de la población de los mosquitos transmisores de este virus y las últimas lluvias son un disparador ideal para que se produzca un aumento desmedido de la población de este vector”, alerta Jorge Galván, director general de Anecpla.

“Desde la Asociación, y como profesionales expertos en gestión de plagas y Sanidad Ambiental, ofrecemos toda la colaboración que las Administraciones Públicas puedan necesitar sin olvidar en ningún caso la necesaria colaboración igualmente con la ciudadanía”, apunta Galván, “de la que directamente depende la puesta en práctica de normas preventivas tan importantes como la limpieza de criaderos de mosquitos, domésticos y peridomésticos, es decir, aquellos que permanecen en aguas estancadas, albercas, tanques o cualquier recipiente al aire libre que pueda acumular agua”.

MOSQUITO TIGRE EN AUMENTO, Y RESISTENTE A LOS INSECTICIDAS

Según advierte Anecpla, la meteórica expansión del mosquito tigre (Aedes albopictus) en España ha llegado a un punto de no retorno donde su extinción es ya imposible. Sin ir más lejos, tan solo en el primer semestre de 2020, cuando debido al Estado de Alarma consecuencia de la pandemia de Covid-19 no pudieron llevarse a cabo los tratamientos de control oportunos, se calcula que su presencia se incrementó en España en hasta un 70% con respecto a 2018, según datos de Mosquito Alert.

Con termómetros que se resisten a descender y las lluvias de los últimos días, la plaga de mosquito tigre amenaza con dispararse en las próximas semanas, especialmente en la zona del Levante español. “El mosquito tigre es una especie invasora especialmente peligrosa, por cuanto que es vector transmisor de graves enfermedades como el Zika, el Dengue o el Chikungunya, entre otras muchas”, recuerda el presidente de Anecpla, Sergio Monge.

Una situación de riesgo que se complica a la luz de los últimos estudios que revelan cómo esta especie habría generado resistencia a las sustancias químicas presentes en los insecticidas. Un problema añadido, pero no nuevo, según recuerda Sergio Monge. “Hace mucho tiempo que tenemos constancia de la existencia de este tipo de resistencia a los insecticidas por parte de esta especie”, afirma.

VOLVER ARRIBA