SÁBADO, 2 de julio 2022, actualizado a las 21:33

SÁB, 2/7/2022 | 21:33

PROFESIONALES

Alerta en España tras detectarse 8 casos sospechosos de viruela del mono

El Ministerio de Sanidad ha emitido una alerta tras detectar ocho casos sospechosos de viruela del mono, una zoonosis endémica de África que ya ha afectado al Reino Unido y Portugal

Carolina Darias, ministra de Sanidad.
Carolina Darias, ministra de Sanidad.

Alerta en España tras detectarse 8 casos sospechosos de viruela del mono

El Ministerio de Sanidad ha emitido una alerta tras detectar ocho casos sospechosos de viruela del mono, una zoonosis endémica de África que ya ha afectado al Reino Unido y Portugal

Francisco Ramón López - 18-05-2022 - 11:14 H - min.

El Ministerio de Sanidad ha emitido una alerta a las comunidades autónomas después de que la Comunidad de Madrid haya detectado ocho casos sospechosos de viruela del mono este martes 17 de mayo, que aún no han sido confirmados y se están analizando en el Centro Nacional de Microbiología (CNM), según han informado fuentes del Ministerio a Animal’s Health.

La alerta se ha realizado tras los 7 casos confirmados por las autoridades del Reino Unido y los 3 de Portugal. De hecho, este último país tiene otros dos casos pendientes de confirmación y 15 más en investigación. Ante esta situación, el Sistema de Alertas y Respuestas Tempranas para las Enfermedades Transmisibles de la Comisión Europea ha emitido también otra alerta.

En España, se están aplicando los procedimientos del Sistema de Alerta Precoz y Respuesta Rápida, se ha comunicado a la Ponencia de Alertas la situación y se ha avisado a todos los actores clave “para garantizar una respuesta rápida, oportuna y coordinada”, explica Sanidad. “El Ministerio de Sanidad está en permanente contacto con el Sistema de Alertas Europeo para hacer un seguimiento de esta alerta a nivel global”, aseguran.

Aunque no se ha logrado encontrar el origen del virus, el Ministerio de Sanidad señala que la enfermedad no es particularmente contagiosa y en general, la transmisión de persona a persona es limitada.

En la misma línea, las autoridades británicas señalan que el riesgo para la población es bajo. Y es que la infección solo se puede propagar cuando alguien está en contacto cercano con una persona infectada, por lo que existe un riesgo muy bajo de transmisión a la población en general.

Al igual que el virus de la viruela, el de la viruela del mono pertenece al grupo de los Orthopoxvirus. A pesar de su nombre y de que es una zoonosis, los primates no humanos no son reservorios del virus de la viruela del mono.

Si bien se desconoce el reservorio, los posibles candidatos son los roedores pequeños, como ardillas, que habitan en las selvas tropicales de África, sobre todo en las regiones occidental y central de ese continente.

Es probable que la viruela del mono se transmita de los animales a través de líquidos corporales, incluidas las gotas salivales o respiratorias o el contacto con el exudado de la herida.

Sin embargo, la transmisión de persona a persona ocurre de manera ineficaz y se cree que ocurre principalmente a través de grandes gotas respiratorias durante el contacto cara a cara prolongado.

Desde el punto de vista clínico, la viruela del mono es semejante a la viruela; no obstante, las lesiones cutáneas suelen manifestarse en brotes y las adenopatías son más frecuentes. Se puede producir una infección bacteriana secundaria de la piel y los pulmones. En África, la tasa de letalidad oscila entre 4 y 22%.

LA OMS RECUERDA QUE LA VIRUELA DEL MONO ESTÁ MUY PRESENTE EN NIGERIA

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya se ha pronunciado sobre estos casos, y señala que en el Reino Unido hay relación con viajes hacia o desde Nigeria. Asimismo, recuerda que en 2021, hubo dos casos separados de viruela del mono importados de Nigeria.

La organización recuerda que en el estado de Delta en Nigeria esta enfermedad es endémica y que desde septiembre de 2017 el país ha venido notificando casos de viruela del mono, y hasta el 30 de abril de 2022 se han registrado un total de 558 casos sospechosos en 32 estados del país.

La OMS señala que una vez que se sospechó de la viruela del mono en el Reino Unido, las autoridades iniciaron de inmediato las medidas de salud pública apropiadas, incluido el aislamiento del caso y el rastreo de contactos.

Por lo tanto, el riesgo de una posible propagación posterior relacionada con este caso en el Reino Unido “es mínimo”. “Como se desconoce la fuente de infección en Nigeria, sigue existiendo el riesgo de una mayor transmisión en ese país”, apuntan.

SÍNTOMAS DE LA VIRUELA DEL MONO

La OMS también explica los síntomas de esta enfermedad y señala que el periodo de incubación (intervalo entre la infección y la aparición de los síntomas) suele ser de 6 a 16 días, aunque puede variar entre 5 y 21 días.

La infección puede dividirse en dos periodos. El primero es el periodo de invasión (entre los días 0 y 5), caracterizado por fiebre, cefalea intensa, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor lumbar, mialgias (dolores musculares) y astenia intensa (falta de energía).

El segundo es el periodo de erupción cutánea (entre 1 y 3 días después del inicio de la fiebre), cuando aparecen las distintas fases del exantema, que por lo general afecta primero al rostro y luego se extiende al resto del cuerpo.

Las zonas más afectadas son el rostro (en el 95% de los casos), las palmas de las manos y las plantas de los pies (en el 75% de los casos). La evolución del exantema se produce en unos 10 días. La eliminación completa de las costras puede tardar hasta tres semanas.

El número de lesiones varía desde unas pocas hasta varios miles, y afectan a las mucosas de la boca (70% de los casos), los genitales (30%), la conjuntiva palpebral (20%) y la córnea (globo ocular).

Algunos pacientes presentan linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos) grave antes de la aparición del exantema. Ese signo característico de la viruela del mono permite diferenciarla de otras enfermedades similares.

La viruela del mono suele ser una enfermedad autolimitada con síntomas que duran de 14 a 21 días. Los casos graves se producen con mayor frecuencia entre los niños y su evolución depende del grado de exposición al virus, el estado de salud del paciente y la gravedad de las complicaciones.

La tasa de letalidad ha variado mucho en las distintas epidemias, pero ha sido inferior al 10% en los eventos documentados. La mayoría de las defunciones se producen en los niños pequeños y, en general, los grupos de edad más jóvenes parecen ser más susceptibles.

VOLVER ARRIBA