MARTES, 24 de mayo 2022, actualizado a la 1:28

MAR, 24/5/2022 | 1:28

PROFESIONALES

¿Afecta el cambio de hora a la salud de las mascotas?

Este domingo 27 de marzo España adelanta una hora el reloj, un cambio que puede tener impacto en los animales de compañía

Tomàs Camps, veterinario experto en comportamiento animal.
Tomàs Camps, veterinario experto en comportamiento animal.

¿Afecta el cambio de hora a la salud de las mascotas?

Este domingo 27 de marzo España adelanta una hora el reloj, un cambio que puede tener impacto en los animales de compañía

Jorge Jiménez - 25-03-2022 - 12:43 H - min.

Tras la entrada de la primavera en España el pasado 20 de marzo, el país tendrá que realizar un cambio de hora en la noche del sábado 26 de marzo al domingo 27, adaptándose así al nuevo horario de verano.

Esto supondrá que los españoles tendrán que adelantar una hora su reloj: a las 2 de la madrugada del sábado, serán las 3; y en Canarias, a la 1 de la madrugada serán las 2. De esta manera, esa madrugada se dormirá una hora menos, pero los días comenzarán a ser más largos.

Este cambio de hora, al igual que ocurre con el que se produce para adaptar España al horario de invierno, puede producir algunos desajustes en la rutina de las personas, pero también en los animales de compañía que conviven con ellas.

De esta manera, los animales podrán ver trastocadas sus hábitos y sus horas de sueño, según explica en declaraciones a Animal’s Health el veterinario experto en etología, Tomàs Camps, que además es presidente del Grupo de Especialidad en Medicina del Comportamiento Animal (Gemca) de la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (Avepa).

Camps señala que después del cambio de hora los animales, en algunos casos, sufren modificaciones en el ciclo de sueño y vigilia, lo que puede producir problemas en los días posteriores. No obstante, considera que no hay por qué hacer cambios en las rutinas. “Lo que siempre recomendamos es que se mantengan las rutinas de horario normal para que poco a poco los animales se puedan acostumbrar a la nueva situación”, indica.

Al igual que les pasa a las personas, la alteración del sueño podría producir en los animales cierto estrés, según reconoce Camps, pero apunta que ese estrés no tiene por qué ser negativo. “El estrés es malo cuando un animal no es capaz de resolver una situación durante un tiempo prologando”, explica.

Asimismo, el experto señala que las funciones biológicas de los animales suelen tener una serie de ritmos que en muchas ocasiones van acompañando a las horas de sol, lo que se debe a la acción de una hormona, la melatonina, que se sintetiza durante las horas de oscuridad (sueño). Esto también podría verse alterado por el cambio de hora.

EL CAMBIO DE HORA Y LOS PERROS GERIÁTRICOS

Camps subraya que el grupo de perros geriátricos sí que se puede ver especialmente afectado por el cambio de hora, especialmente cuando se pasa del horario de verano al de invierno, atrasando la hora.

“Los geriátricos en general suelen sufrir más los cambios de rutina, y aún lo pasan peor si además sufren disfunción cognitiva (análogo al Alzheimer en personas)”, indica el experto, que explica que estos animales con disfunción tienen normalmente el sueño alterado. Por lo tanto, los animales geriátricos deben tener una transición más suave a las nuevas rutinas marcadas por el cambio de hora.

Además, de los perros más mayores, Camps señala que los de raza más pequeña como chihuahuas y Yorkshire también pueden sufrir más un retraso en la hora de hacer sus necesidades en el exterior, pues tienden a tener más problemas para retener la orina.

“Si hay algún caso en particular en el que se observe que el animal no se adapta del todo bien, o no aguante a que el propietario le saque a la calle a hacer sus necesidades, lo que se puede hacer es llegar a la nueva rutina de forma progresiva, retrasando la hora de la salida a la calle diez minutos cada día, para que el cambio no sea tan brusco”, explica el experto.

Si bien los cambios de hora pueden tener algún efecto en los perros, Camps señala que esto prácticamente no ocurre en el caso de los gatos, tanto si son indoor, como si tienen la opción de salir al exterior. “A los gatos ya le alteramos de por vida su estado normal del ciclo sueño-vigilia. Adaptamos la vida del gato a nuestro ciclo de sueño, cuando estos animales son de hábitos crepusculares-nocturnos”, indica.

“En general los animales de compañía se adaptan muy bien a los cambios de hora. Yo, que dirijo un centro de comportamiento de perros y gatos, nunca en 20 años como profesional he tenido una demanda de un problema concreto por el cambio de horario”, concluye Camps, que insiste en que no es necesario modificar la rutina a los nuevos horarios, ya que, en su mayoría, las mascotas lograrán adaptarse con facilidad.

VOLVER ARRIBA