JUEVES, 18 de julio 2024

JUE, 18/7/2024

PROFESIONALES

Advierten del riesgo de encefalitis transmitida por garrapatas este verano en Europa

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades ha publicado un informe sobre el riesgo de encefalitis transmitida por garrapatas

Sede del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.
Sede del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.

Advierten del riesgo de encefalitis transmitida por garrapatas este verano en Europa

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades ha publicado un informe sobre el riesgo de encefalitis transmitida por garrapatas

Redacción - 20-06-2024 - 11:52 H - min.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha publicado este jueves 20 de junio su último Informe Epidemiológico Anual (IEA) sobre el riesgo de encefalitis transmitida por garrapatas este verano.

Según el Informe, en 2022 se notificaron 3.650 casos de encefalitis transmitida por garrapatas (TBE) en 20 países de la UE y el EEE. La mayoría de los casos se produjeron entre junio y noviembre, siendo julio el que registró el mayor número de casos reportados.

Los casos se notificaron con mayor frecuencia entre los hombres (relación hombre-mujer: 1,5:1) y la mayoría de los casos se informaron en el grupo de edad de 45 a 64 años.

La TBE presentó un patrón estacional. Así, en 2022, el 90 % de los casos confirmados en la UE y el EEE se produjeron entre junio y noviembre, siendo julio el que registró el mayor número de casos notificados (n=800).

“Como enfermedad transmitida por vectores que prevalece en muchas partes de Europa y como uno de los principales casos de infecciones del sistema nervioso central que pueden provocar secuelas neurológicas a largo plazo, la TBE contribuye considerablemente a la carga de morbilidad en Europa”, apuntan desde el ECDC.

Las garrapatas, explican, se encuentran a menudo en áreas boscosas y verdes y pueden transportar diversas bacterias, virus y parásitos que pueden causar enfermedades graves en los humanos; y son más activas durante los meses más cálidos del año.

Además, desde el ECDC detallan que las garrapatas viven en el suelo y trepan a la hierba y a los arbustos hasta una altura de unos 80 cm. Allí esperan a que pasen animales y humanos para poder agarrarse. Una vez en un huésped, las garrapatas prefieren moverse a la piel suave y a las áreas con pelo antes de picar en esas áreas. La picadura es indolora y, a menudo, no es posible sentir el movimiento de la garrapata sobre la piel.

“La TBE es una de las enfermedades transmitidas por garrapatas más comunes y puede provocar fiebre, dolores y fatiga. En algunos casos, puede provocar complicaciones graves como parálisis o inflamación del cerebro”, recuerdan desde el ECDC y señalan que existe una vacuna para prevenir la TBE y es un medio eficaz de prevención.

El riesgo de ser picado por una garrapata se reduce aplicando repelente de insectos en la piel expuesta y usando ropa protectora de mangas largas y pantalones largos metidos dentro de calcetines o botas. Los calcetines y perneras tratados con insecticida que contiene permetrina también reducen el riesgo.

“Siempre inspeccione todo el cuerpo en busca de garrapatas después de actividades al aire libre. Elimine las garrapatas inmediatamente tirando de ellas hacia afuera, idealmente con unas pinzas o una herramienta para eliminar garrapatas especialmente diseñada”, recomiendan.

VOLVER ARRIBA