MIÉRCOLES, 8 de diciembre 2021, actualizado a las 2:02

MIÉ, 8/12/2021 | 2:02

PROFESIONALES

Advierten que el movimiento de perros entre países expande enfermedades

Un grupo internacional de veterinarios, con participación española, ha adoptado un consenso para concienciar sobre los riesgos en la salud pública que conlleva el realojo internacional de perros

Advierten que el movimiento de perros entre países expande enfermedades

Advierten que el movimiento de perros entre países expande enfermedades

Un grupo internacional de veterinarios, con participación española, ha adoptado un consenso para concienciar sobre los riesgos en la salud pública que conlleva el realojo internacional de perros

Redacción - 07-12-2020 - 20:30 H

La reubicación continuada de perros tanto dentro como entre países representa un problema de salud pública y veterinaria mundial. Así se determinó en el Simposio del Foro Mundial de Enfermedades Transmitidas por Vectores en Animales de Compañía (CVBD), celebrado en Trieste, Italia, del 25 al 28 de marzo de 2019, donde se reconoció que la profesión veterinaria se enfrenta a desafíos considerables para tratar estos problemas.

Ahora, se han publicado en la revista científica Parasites and Vectors las conclusiones de este encuentro, firmadas por un grupo de cerca de 40 veterinarios, entre los que se encuentran profesionales españoles. El simposio del CVBD del año pasado contó con el apoyo de Bayer Animal Health, que fue adqurida recientemente por Elanco.

Los autores señalan que factores económicos, culturales y ambientales están provocando la reubicación global de los perros domésticos, y que esto se asocia con el riesgo de diseminación de parásitos, patógenos y vectores.

Por ello, el principal consejo es que antes de realojar perros hay que tratar de abordar, siempre que sea posible, los problemas subyacentes que llevan a esta situación, y además, cuando sea necesario el realojo, lo ideal sería que se llevara a cabo en el país y la región nacional de origen.

Idealmente, señalan que habría que enfrentarse a los factores que conducen al aumento de las poblaciones de perros callejeros, algo que tendría efectos beneficiosos a largo plazo en los animales más allá de la reducción de realojos. Eso sí, reconocen que en muchas partes del mundo los problemas están relacionados con factores económicos y actitudes culturales.

Sobre este asunto, señalan que la ayuda financiera para proyectos asociados con el bienestar canino apoyados por los gobiernos y por organizaciones benéficas internacionales es útil para abordar los problemas del bienestar canino en los países de origen.

Los autores señalan que existen distintos factores como desastres naturales o criaderos de perros con vista a la exportación que fomentan el realojo de estos animales. Aunque destacan uno de ellos, y es que hay un deseo público, que va en aumento, de adoptar perros del extranjero que se encuentran en una situación en la que su bienestar está comprometido.

En parte, señalan, esto se debe a los canales de redes sociales de regiones con alto poder adquisitivo y una mayor conciencia que les hace preocuparse por perros sin hogar de otros países. Como resultado, los perros a menudo se trasladan a grandes distancias.

Los autores mencionan algunas infecciones zoonósicas parasitarias, virales y bacterianas, provocadas por esta tendencia, como Leishmania spp., rabia, Brucella spp. o Leptospira spp. La propagación de patógenos resistentes a los medicamentos es una preocupación adicional, y ponen como ejemplo casos de Dirofilaria immitis y Ancylostoma caninum resistentes a fármacos que se han dado en los Estados Unidos.

EL PAPEL DE LOS VETERINARIOS

Los autores instan a que los veterinarios se impliquen en este problema. En primer lugar educando al público sobre los riesgos de adoptar perros del extranjero o de regiones distantes dentro de un país e informarles sobre los beneficios de adoptar perros a nivel local.

“Esta comunicación debe ser compasiva, ya que la mayoría de las organizaciones benéficas que trabajan en este campo y las personas que adoptan mascotas lo hacen con las mejores intenciones, pero pueden desconocer los riesgos”, señalan.

También piden que se pregunte sobre el historial de viajes de cualquier mascota recientemente adquirida y se asesore sobre las pruebas de diagnóstico y los tratamientos preventivos adecuados en función de los parásitos y otros patógenos presentes en el país de origen y los signos clínicos relevantes.

En esta línea, piden a los veterinarios que estén atentos en la búsqueda de garrapatas exóticas u otros artrópodos en perros importados y signos clínicos que puedan indicar una infección por patógenos que no se sabe que sean endémicos localmente en la región de origen.

Por último, piden informar de todos los hallazgos de garrapatas o artrópodos inusuales e infecciones inusuales a las autoridades sanitarias locales, universidades, organizaciones independientes y mediante publicaciones revisadas por pares. “Esto ayuda a generar una imagen actualizada de dónde pueden estar surgiendo vectores y patógenos”, defienden.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.