LUNES, 27 de enero 2020, actualizado a las 7:13

LUN, 27/1/2020 | 7:13

PROFESIONALES

Actualizan guía veterinaria por expansión de enfermedades parasitarias

Un grupo de trabajo de veterinarios canadienses ha actualizado la guía de tratamiento de parásitos en perros y gatos tras la expansión de las enfermedades causadas por éstos

GALERIA
Los animales de compañía que pasan más tiempo al aire libre requieren más medidas de prevención contra parásitos.

Actualizan guía veterinaria por expansión de enfermedades parasitarias

Un grupo de trabajo de veterinarios canadienses ha actualizado la guía de tratamiento de parásitos en perros y gatos tras la expansión de las enfermedades causadas por éstos

Francisco Ramón López - 15-08-2019 - 14:12 H

Un equipo de expertos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Saskatchewan (Canadá) ha llevado a cabo una actualización de su guía para el tratamiento de enfermedades parasitarias en perros y gatos para tener en cuenta la expansión de los últimos años.

Y es que, algunos factores como el cambio climático han expandido las áreas de influencia de parásitos vectores que producen enfermedades como la del gusano del corazón y la de Lyme, transmitida por garrapatas. Autoridades como la Comunidad de Madrid ya han advertido de un aumento de este parásito en la región. Lo mismo afirma el Ministerio de Sanidad sobre las garrapatas que transmiten la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo.

Brent Wagner, parasitólogo de la universidad de Saskatchewan ha dirigido la redacción de la guía actualizada, y explica que la principal razón de la actualización es que las pautas para el manejo de parásitos deben reflejar el cambio en los parásitos mismos, y uno de los principales cambios es la expansión de especies.

Wagner dice que durante la fase de investigación fue "esclarecedor" ver cómo los parásitos y la gama de entornos en los que proliferan han cambiado en los últimos años. "Es realmente un problema", advierte.

"Cuando comencé a practicar la parasitología en Canadá hace casi 30 años, el Ixodes scapularis —la garrapata del venado que puede propagar la enfermedad de Lyme—, se encontraba solo en el Parque Nacional Point Pelee", explica Wagner, que apunta que ahora hay poblaciones reproductivas en otras zonas de Canadá.

En el caso de España, desde distintos sectores, como es el caso del Sindicato Labrego Galego, advierten de que esta temporada, en Galicia se ha disparado la población de garrapatas, algo que está afectando especialmente a la población de corzos.

TAMBIÉN AFECTAN A HUMANOS

El veterinario espera que las pautas sean accesibles para todos, y es que, asegura que "el manejo de parásitos no solo concierne a los animales; gran parte de la información también se puede utilizar para mejorar la salud humana".

"Varios de los parásitos que contraen las animales de compañía se pueden transmitir a las personas. Así, si los controlamos en las mascotas, también podemos mantener a esos parásitos alejados de la población humana", añade.

Wagner pone como ejemplo, dos especies de lombrices intestinales, la Toxocara canis en perros y Toxocara cati en gatos, parásitos zoonóticos que se transmiten por vía oral al ingerir sus huevos.

Asimismo, añade otro ejemplo, el Echinococus multiocularis, causante de la hidatidosis, que aumenta en algunas zonas de Canadá y que también está presente en España (84 casos en 2017).

"Si los perros tienen este parásito en sus intestinos, los huevos se expulsan a través de las heces, y si accidentalmente ingerimos algunos de estos huevos, se pueden terminar generando quistes de gran tamaño en nuestro hígado, en nuestros pulmones u otros lugares. Realmente es un parásito bastante desagradable", asegura.

El parasitólogo explica que hay una serie de medidas muy simples para evitar estas infecciones, como lavarse las manos después de jugar con mascotas. También apunta que las pruebas de diagnóstico regulares y exhaustivas llevadas a cabo por veterinarios son importantes.

"Recomendamos diferentes protocolos de tratamiento y diagnóstico según el riesgo de que pueda terminar infestándose por un parásito", indica Wagner, que aclara que, por ejemplo, un perro que pasa la mayor parte del día en casa y pasea con correa, o los gatos en interior, tienen un riesgo bastante más bajo que los que pasan tiempo sueltos al aire libre.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.