JUEVES, 18 de julio 2024

JUE, 18/7/2024

PROFESIONALES

Las actuaciones de vigilancia de mosquitos logran reducir los casos de fiebre del Nilo Occidental en Andalucía

Mientras que en 2020 se contabilizaron 71 casos humanos de fiebre del Nilo Occidental, en 2023 fueron dos

Catalina García, consejera de Salud y Consumo de Andalucía.
Catalina García, consejera de Salud y Consumo de Andalucía.

Las actuaciones de vigilancia de mosquitos logran reducir los casos de fiebre del Nilo Occidental en Andalucía

Mientras que en 2020 se contabilizaron 71 casos humanos de fiebre del Nilo Occidental, en 2023 fueron dos

Redacción - 18-06-2024 - 15:43 H - min.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha tomado conocimiento de las actuaciones realizadas por la Consejería de Salud y Consumo en materia de vigilancia de mosquitos como prevención ante posibles casos de fiebre del Nilo Occidental (FNO) a lo largo de 2023 y en el primer semestre de 2024.

La temporada de control de estos vectores artrópodos de este año, de acuerdo con el Programa de Vigilancia y Control Integral de Vectores transmisores de FNO, se ha activado en la primera semana de junio y se prolongará como el año pasado, en principio, hasta final de noviembre tras los buenos resultados obtenidos en las campañas anteriores, que han dado lugar a una bajada muy significativa de casos.

Mientras que en 2020 se contabilizaron 71 casos en humanos de FNO en Andalucía (57 en la provincia de Sevilla y 14 en la de Cádiz), con el resultado de ocho fallecidos (cinco en Sevilla y tres en Cádiz), en 2023 se produjeron dos casos en humanos, uno en el municipio de Arroyomolinos de León (Huelva) y otro en La Puebla de los Infantes (Sevilla). Este año se ha comunicado un caso en marzo en Lebrija (Sevilla).

Este significativo descenso corresponde al refuerzo e incremento de la vigilancia entomológica por parte de la Consejería de Salud y Consumo, a través del Servicio de Salud Ambiental, obteniendo datos actualizados de los mosquitos presentes en el territorio y su carga vírica. Esto permite a la Administración Local adoptar medidas preventivas e informar a la población de la situación existente y que, así, puedan adoptar medidas de protección en caso de riesgo para la salud.

La reducción de casos también está relacionada con la programación de las visitas de verificación de los planes municipales de Vigilancia y Control Vectorial (PMVCV) realizadas por los agentes de Salud Pública en función del nivel de riesgo. No en vano, en 2023 los agentes de salud ambiental realizaron 573 visitas de verificación en toda Andalucía e hicieron el seguimiento del 100% de los PMVCV.

La cooperación y coordinación con las diferentes administraciones competentes implicadas con un enfoque 'Una sola salud'; la profunda implicación de los profesionales que desarrollan su trabajo en el campo de la salud ambiental (distritos sanitarios, áreas de Gestión Sanitarias, delegaciones territoriales y Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica) en el Programa de Vigilancia y Control Integral de Vectores transmisores de FNO, así como su formación en vigilancia y control vectorial; además de en la mejora en la vigilancia epidemiológica humana y animal de esta enfermedad, han contribuido a la disminución de casos.

En este sentido, este año, en el que se ha aprobado el I Plan Estratégico Andaluz para la Vigilancia y Control de Vectores Artrópodos con Incidencia en Salud (PEVA), ya se han organizado dos reuniones con las dos Comarcas de Especial Seguimiento (CES) de Cádiz y Sevilla) y se ha celebrado una reunión entre las direcciones generales con competencia en materia de ganadería, medio ambiente y salud pública de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Sevilla y los ayuntamientos incluidos en la CES de Sevilla para comenzar a realizar acciones coordinadas por parte de todos los agentes implicados para el abordaje de la gestión de los vectores de FNO en los arrozales y zonas protegidas (como espacios naturales muy sensibles cercanos a la población en los que la circulación del virus es especialmente frecuente).

Asimismo, en cuanto el Servicio de Vigilancia Humana y Salud Laboral comunicó el primer caso de FNO en Lebrija (Sevilla) el pasado marzo, se colocaron ocho trampas en los alrededores de las zonas donde había estado el afectado, para tomar muestras y analizar la presencia de virus en los mosquitos hembra capturados.

En el primer informe semanal del programa este año se recoge que se ha detectado la circulación de mosquitos con VNO en los municipios sevillanos de La Puebla del Río, capturado en la Dehesa de Abajo, y en Villamanrique de la Condesa, mediante trampas pertenecientes a la Estación Biológica de Doñana-CSIC y a la Consejería de Salud y Consumo. Esta situación supone, por fechas, la detección de positividad más temprana en Andalucía desde que se realiza vigilancia de VNO en mosquitos.

ACCIONES DESARROLLADAS EN 2023

En 2023, se puso en marcha el sistema de vigilancia entomológica en Andalucía a través de la colocación de trampas de muestreo de mosquitos adultos en 26 municipios distintos de las provincias de Cádiz, Córdoba, Málaga y Sevilla, que este año tiene continuidad. Con esto se pretende abarcar aquellas zonas clasificadas como áreas de riesgo alto o moderado para la FNO y obtener información sobre el progreso del vector en territorios con niveles de riesgo inferiores (valorando el posible avance del virus).

El objetivo final es la detección temprana del aumento de la densidad de mosquitos transmisores y la circulación del VNO en los mismos, para poder informar a la Administración Local y que esta pueda implementar acciones reforzadas de vigilancia, control (disminuyendo la población de mosquitos) y comunicación a la población (aumentando la autoprotección) en su territorio, minimizando las probabilidades de transmisión del virus a humanos. La frecuencia de muestreo de mosquitos es semanal (desde el mes de junio a noviembre de 2023), excepto en las trampas localizadas en los municipios de Málaga y Córdoba, donde se ha efectuado cada quince días.

Como resumen de las densidades de mosquitos detectadas durante la temporada de vigilancia de 2023, hay que indicar que se han capturado un total de 49.629 mosquitos hembra. El municipio de Andalucía donde se han recogido más hembras de mosquitos es el de Villamanrique de la Condesa (Sevilla) con 19.019 capturas, con un pico de más de 6.000 hembras capturadas el 13 de octubre de 2023, seguido de Barbate (Cádiz) con 7.211 capturas, con un pico de 3.879 el 9 de agosto de 2023. En el extremo opuesto se sitúa Córdoba capital con diez ejemplares capturados en toda la campaña, Archidona (Málaga) con 81 y Aguilar de la Frontera (Córdoba) con 84.

Respecto a la circulación del VNO, se detectaron en once ocasiones en La Puebla del Río (Sevilla), en seis en Villamanrique de la Condesa (Sevilla), en cinco en Barbate, en tres en Jerez de la Frontera y Vejer de la Frontera (Cádiz), en dos en Alcalá de los Gazules (Cádiz) y Los Palacios y Villafranca (Sevilla) y en una ocasión en Benalup-Casas Viejas (Cádiz), Alosno (Huelva), Hinojos (Huelva), Moguer (Huelva), Almensilla (Sevilla), El Castillo de las Guardas (Sevilla), Guillena (Sevilla), Isla Mayor (Sevilla), Los Barrios (Cádiz) y Tarifa (Cádiz).

La Consejería de Salud y Consumo también coordinó el año pasado la información resultante de otros sistemas de vigilancia instaurados por las administraciones andaluzas competentes en sanidad animal y sanidad de fauna silvestre, así como con otros organismos, especialmente con la Estación Biológica de Doñana-CSIC; realizó la vigilancia epidemiológica humana de casos sospechosos, con especial énfasis en las zonas denominadas de riesgo', asumió la transmisión de la información, evaluación y coordinación de las actuaciones derivadas de detección de circulación del virus de FNO o de casos humanos por los sistemas de vigilancia. Todas estas acciones continuarán a lo largo de este año.

PROYECTO PILOTO VECTRACK

El Servicio de Salud Ambiental de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica también ha puesto en marcha un proyecto innovador de vigilancia entomológica, denominado Vectrack, consistente en la instalación de un sensor inteligente de conteo en trampas que permite la detección de la presencia o ausencia de mosquitos, la identificación del sexo y el género taxonómico de los mosquitos capturados en tiempo real (transmite la información al ordenador directamente).

Este sistema ha llevado a tener mayor conocimiento de las especies potencialmente transmisoras de FNO, pero también de aquellas susceptibles de transmitir dengue, zika y chikungunya (mosquito tigre), obteniendo información sobre sus horas de actividad, humedad y temperatura idóneas. En total, se ha dispuesto de seis sensores de este tipo en Andalucía, realizándose tres muestreos de mosquitos con análisis posterior de la presencia de dengue en los mismos (PCR negativas en todos los casos).

La Fiebre del Nilo Occidental (FNO) es una enfermedad de declaración obligatoria transmitida por un flavivirus que puede provocar encefalitis, meningitis o meningoencefalitis en humanos, e incluso la muerte. Desde el comienzo de la temporada de transmisión del virus del Nilo occidental (VNO) en 2023 hasta el 4 de enero de 2024, los países de la Unión Europea habían notificado 728 casos humanos de infección por VNO en: Italia (336), Grecia (162), Rumanía (103), Francia (43), Hungría (29), España (19), Alemania (6), Croacia (6) y Chipre (5), siendo notificadas 29 muertes en Italia, 23 en Grecia, 12 en Rumanía y tres en España. Todos esos números da idea de la importancia de la FNO y su incidencia en la salud de la ciudadanía europea.

Las enfermedades transmitidas por vectores artrópodos (ETV) están presentes en la población desde siempre, por la estrecha e ineludible relación entre el medio ambiente, el mundo animal y el humano. En nuestra sociedad, determinados vectores artrópodos (mosquitos, garrapatas, etc.) son agentes transmisores de numerosas enfermedades que deben ser controladas con las herramientas adecuadas.

Las ETV suponen el 17% de la carga mundial relacionada con enfermedades transmisibles, causando más de 700.000 muertes al año. Algunas de estas enfermedades son zoonósicas y compartidas con especies animales ganaderas. Los principales vectores implicados y de preocupación en Andalucía son, fundamentalmente, los artrópodos: mosquitos, garrapatas y flebótomos.

VOLVER ARRIBA