DOMINGO, 8 de diciembre 2019, actualizado a las 14:20

DOM, 8/12/2019 | 14:20

PROFESIONALES

Abre el primer hospital para elefantes de la India

En la ciudad sagrada de Mathura han abierto el primer hospital para elefantes del subcontinente asiático. El centro cuenta con personal veterinario para garantizar la salud de los paquidermos y está equipado para el manejo de los elefantes, con una ambulancia que puede cargar más de dos toneladas

GALERIA

Abre el primer hospital para elefantes de la India

En la ciudad sagrada de Mathura han abierto el primer hospital para elefantes del subcontinente asiático. El centro cuenta con personal veterinario para garantizar la salud de los paquidermos y está equipado para el manejo de los elefantes, con una ambulancia que puede cargar más de dos toneladas

Alfonso Neira de Urbina - 26-11-2018 - 23:00 H

Los elefantes son animales sagrados en la cultura india. Estas criaturas están estrechamente relacionadas con la divinidad hindú Ganesha, un dios al que veneran muchos indios por ser el removedor de obstáculos y señor de la abundancia. Pero aunque los elefantes sean animales sagrados para la mayoría de los habitantes del subcontinente asiático, en la India el trato a estos animales está muy lejos de ser el adecuado.

Este mes, noviembre de 2018, ha nacido una institución que pone freno al maltrato que sufren los paquidermos y que mejora tanto el bienestar como la salud animal, el primer hospital para elefantes de la India. Esta institución está respaldada por la organización ecologista Wildlife SOS y cuenta con un equipo de más de una veintena de especialistas, entre los que se encuentran veterinarios.

Este es un paso importante, ya que se trata del primer hospital enfocado únicamente al cuidado de los elefantes que abre sus puertas en la India, un país en el que hay una población de 27.700 elefantes salvajes, la mitad de los paquidermos de Asia. Una cifra a la que hay que sumar los cerca de 3.500 elefantes que se encuentran en cautividad.

El hospital cuenta con un gran espacio para que los elefantes puedan pasear en libertad, un elemento necesario debido a las proporciones de los animales, además del equipo necesario para tratar a los paquidermos, como un equipo de radiografía digital. El centro también tiene una ambulancia para transportar a los elefantes, con capacidad para cargar más de dos toneladas de peso.

Aunque se trate de animales sagrados, el trato dispensado a los elefantes no es el adecuado, incluso entre el clero del país. A los animales se les obliga a permanecer de pie durante horas en la puerta de los templos, para impresionar a los que visitan el recinto, entre otras prácticas. Además, en varios estados indios se utilizan los elefantes para funciones en el turismo, para trabajos de carga y entretenimiento en el circo. Este último caso es el de las elefantas Mía y Rhea.

Ambos paquidermos fueron rescatados en 2015 tras permanecer décadas en un circo y el trabajo les provocó graves daños tanto físicos como psicológicos, sobre todo en las patas y las uñas. Unas dolencias que están curando en el primer hospital para elefantes de la India. “Es un problema crónico, tenemos que curarlas varias veces al día, dándoles baños en los pies” ha explicado el veterinario Yadhu Raj.

El trato dispensado en el nuevo hospital es el adecuado, tanto desde un punto de vista de salud animal, como de bienestar. En el caso de Mía y Rhea, para solucionar sus afecciones, mantienen sus patas en unos contenedores de plástico que se llenan con una solución medicinal para combatir el dolor. Mientras son tratadas, un trabajador del hospital mantiene frente a las elefantas un contenedor lleno de frutas para distraerlo, los que evita el uso de la fuerza o atar al animal.

El hospital alberga, por ahora, 23 elefantes y está situado en la ciudad sagrada de Mathura.

 

 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.