MARTES, 24 de mayo 2022, actualizado a las 7:09

MAR, 24/5/2022 | 7:09

PROFESIONALES

Un 77% de los propietarios reconoce que su gato le ha atacado cuando le daba la medicación

Una encuesta a 2.507 propietarios de gatos de todo el mundo advierte de las dificultades de administrar medicamentos a estos animales de compañía

Los propietarios de gatos consideraron los comprimidos como significativamente más difíciles de administrar que los líquidos.
Los propietarios de gatos consideraron los comprimidos como significativamente más difíciles de administrar que los líquidos.

Un 77% de los propietarios reconoce que su gato le ha atacado cuando le daba la medicación

Una encuesta a 2.507 propietarios de gatos de todo el mundo advierte de las dificultades de administrar medicamentos a estos animales de compañía

Redacción - 06-05-2022 - 13:54 H - min.

Diariamente, medicamentos en sus distintos formatos son recetados a los gatos por veterinarios para que los propietarios los administren en casa, tanto para el tratamiento de enfermedades como para la prevención y tratamiento de infecciones parasitarias.

Sin embargo, es común que los propietarios encuentren desafiante administrar los medicamentos prescritos a sus gatos y la adherencia es un área poco estudiada de la práctica felina.

Por ello, un grupo de investigadores de la asociación International Cat Care ha llevado a cabo una encuesta en línea para obtener información de los propietarios de gatos sobre sus experiencias al medicarlos.

Para llevar a cabo el estudio, se distribuyó la encuesta, que contenía 35 preguntas, a titulares de todo el mundo. En total, se analizaron 2.507 encuestas de 57 países; 1.724 de ‘propietarios de gatos’ y 783 de ‘propietarios de gatos+’ (encuestados con experiencia significativa con gatos, incluidos los profesionales veterinarios).

Alrededor de la mitad (50,7%) de los propietarios de gatos manifestaron que no recibieron la suficiente información (‘a veces’ o ‘nunca’) por parte de los veterinarios sobre este asunto. Sin embargo, el 91,8% de los que recibieron información la encontraron ‘algo’ o ‘muy’ útil. Alrededor de la mitad (53,6%) de los propietarios buscó información en Internet sobre cómo administrar la medicación.

Del total de propietarios de gatos, una buena parte administró la medicación directamente en la boca de su gato. Así, un 61,3% administró medicamentos en formato líquido, un 45,3% en formato pasta y un 39,5% comprimidos.

Por otro lado, solo entre el 22,6% y el 24,1% escondieron estos medicamentos en alimentos para administrarlos con mayor facilidad. En este punto, hay que señalar que existen opciones para esconder los comprimidos y cápsulas, como Pill Assist de Royal Canin, que ya cuenta con una formulación para gatos.

Los propietarios calificaron los comprimidos como significativamente más difíciles de administrar que los líquidos. Así, el 53% eligió los líquidos como formulación de primera elección mientras que el 29,3% escogió los comprimidos.

El sector de la salud animal está comprometido con ofrecer distintos formatos a los propietarios de gatos para facilitar la administración de medicamentos. Un ejemplo de esto es Fatro, que lanzó su antibiótico Tsefalen en formato de suspensión oral.

Asimismo, el estudio destaca que las inyecciones de insulina y las formulaciones ‘spot-on’ fueron significativamente más fáciles de administrar que cualquier medicamento oral.

MÁS DE LA MITAD DE LOS PROPIETARIOS ADMITE QUE MEDICAR AL GATO HA AFECTADO A SU RELACIÓN

Más de la mitad (51,6%) de los propietarios informaron que medicar a sus gatos había cambiado su relación con ellos; y el 77% señaló que su gato había intentado morderlos o arañarlos al medicarlos.

Otros desafíos incluyeron que los gatos escupieran los comprimidos (78,7 %), rechazaran la medicación en la comida (71,7 %) y se escaparan (52,7%). De los propietarios que no completaron un ciclo de medicación (35,4%), el 27,8% interrumpió cerca del final del ciclo, mientras que el 19,3% interrumpió después de algunas dosis, en ambos casos porque aplicar la medicación era demasiado difícil.

“De manera alarmante, en el presente estudio, menos de la mitad de los propietarios de gatos se comunicaron con la clínica para hablar sobre sus desafíos, aunque de los que lo hicieron, dos tercios lo encontraron útil. Es importante mantener un diálogo abierto y honesto con respecto a las dificultades de medicar a los gatos, alentando a los propietarios a informar sobre los desafíos para que se pueda brindar ayuda o discutir formulaciones alternativas”, aseguran los autores.

Y es que advierten que los problemas al administrar la medicación de los gatos pueden dar como resultado que no se completen los ciclos de antibióticos, que se omitan dosis o que los propietarios soliciten inyecciones de acción prolongada inapropiadas, todo con impactos potenciales en la resistencia a los antimicrobianos.

“Las clínicas veterinarias deben apoyar a los clientes mostrándoles cómo medicar a sus gatos y dirigiendo a los propietarios a fuentes confiables de información. Aunque en general se prefirieron las formulaciones líquidas, se deben proporcionar diferentes opciones. Las empresas farmacéuticas deben centrarse en la palatabilidad y la facilidad de medicación”, concluyen.

VOLVER ARRIBA