MARTES, 19 de octubre 2021, actualizado a las 21:23

MAR, 19/10/2021 | 21:23

PROFESIONALES

1 de cada 6 veterinarios ha sido víctima de discriminación

Una nueva investigación en Reino Unido señala que el 15% de los veterinarios ha sufrido microagresiones en su lugar de trabajo o durante sus estudios y que la mayoría de los incidentes sucedieron con colegas de profesión

El 15% de los veterinarios ha sufrido discriminación en su lugar de trabajo o durante sus estudios.
El 15% de los veterinarios ha sufrido discriminación en su lugar de trabajo o durante sus estudios.

1 de cada 6 veterinarios ha sido víctima de discriminación

Una nueva investigación en Reino Unido señala que el 15% de los veterinarios ha sufrido microagresiones en su lugar de trabajo o durante sus estudios y que la mayoría de los incidentes sucedieron con colegas de profesión

Redacción - 13-10-2021 - 11:11 H

Los resultados de la encuesta ‘Voice of The Veterinary Profession’ de la Asociación Británica de Veterinarios (BVA) ha revelado que uno de cada seis veterinarios encuestados (15%) ha experimentado personalmente discriminación en su lugar de trabajo o en su entorno de aprendizaje este año.

Las estadísticas también muestran que poco más de uno de cada cinco (21%) ha sido testigo de discriminación y que la mayoría de los incidentes de discriminación denunciados fueron realizados por colegas de profesión (67%).

Por ello, desde la BVA han lanzado una serie de recursos contra las microagresiones, que son comentarios o acciones que se dirigen negativamente a un grupo de personas. Pueden ser intencionales o accidentales, pero siguen siendo una forma de discriminación, ya que hacen suposiciones basadas en estereotipos.

De esta manera, la asociación pretende combatir las microagresiones en el entorno veterinario con una serie de posters explicativos. Estos posters incluyen algunos que indican cómo las microagresiones pueden afectar a veterinarios LGTBI, a compañeros con discapacidad o enfermedades crónicas, con problemas de salud mental o a las mujeres que ejercen la profesión.

En este sentido, Malcolm Morley, vicepresidente junior de BVA ha mostrado su preocupación por la discriminación en el sector veterinario. “Me preocupa mucho que tantos veterinarios sigan siendo objeto de discriminación en los lugares donde trabajan y estudian, y es más preocupante que muchos de estos incidentes los estén llevando a cabo compañeros. Si bien algunos de estos incidentes ciertamente habrán sido intencionales, también es probable que se estén produciendo muchas microagresiones sutiles, donde el que la inició no tuvo la intención de hacer daño. Desafortunadamente, tener buenas intenciones no siempre nos impide dañar a los demás, particularmente si nuestros comentarios son solo una más de situaciones similares que una persona ha tenido que soportar”, señala.

 “Cuando leí por primera vez los posters sobre microagresiones de la BVA, pude ver algunos comentarios que obviamente ofenderían, pero no reconocí el daño que podrían causar. Tuve que detenerme y pensar. También me tomé un tiempo para hablar con amigos y colegas de diferentes orígenes, y pronto me di cuenta de lo importante que es reconocer estos problemas por lo que suponen. Aprendí la importancia de considerar cómo incluso estas pequeñas cosas pueden tener un gran impacto para quienes las escuchan constantemente. Espero que otros también estén preparados para mirar estos carteles con una mente abierta y reflexionar sobre cómo sus acciones podrían afectar a sus colegas”, añade Morley.

Asimismo, el vicepresidente junior insta a todos los veterinarios a fomentar entornos de aprendizaje y trabajo en la veterinaria que sean “inclusivos para todos”, consiguiendo que los equipos veterinarios tomen conciencia de qué palabras pueden ser dañinas para otros compañeros.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.