LUNES, 19 de agosto 2019, actualizado a las 0:16

LUN, 19/8/2019 | 0:16

PROFESIONALES

“Los gatos acuden un 50% menos que los perros a las clínicas”

Los gatos reciben menos tratamiento veterinario que los perros, un 50% menos, por la dificultad que presenta para sus propietarios trasladarlos a las clínicas y el estrés que les supone a los animales la visita al veterinario

GALERIA

“Los gatos acuden un 50% menos que los perros a las clínicas”

Los gatos reciben menos tratamiento veterinario que los perros, un 50% menos, por la dificultad que presenta para sus propietarios trasladarlos a las clínicas y el estrés que les supone a los animales la visita al veterinario

Jorge Jiménez Rodríguez - 07-12-2018 - 05:45 H

Que los gatos reciban menos tratamiento veterinario que, por ejemplo, los perros, no es casual. Los propietarios de gatos llevan a éstos en menor medida a la clínica veterinaria por las dificultades que les supone transportar al animal desde su hogar hasta el centro veterinario y, una vez allí, el estrés que le produce al felino la inspección por parte del profesional. Esto explica por qué “los gatos acuden un 50% menos que los perros a las clínicas”, tal y como señalaba Susana Pérez, veterinaria especialista en medicina felina, miembro de la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (Avepa).

NATURALEZA DE LOS GATOS

Al contrario que los perros (más dóciles), los gatos han sido criados y mantenidos por las diferentes sociedades humanas principalmente por su capacidad de caza de roedores. De esta forma, estos felinos no fueron domesticados en la misma línea que sí se realizó con los canes y por lo tanto, aunque cada vez se mantengan como mascotas más gatos éstos conservan aún sus cualidades cazadoras y sus comportamientos innatos, ya que no fueron modificados mediante la cría selectiva. Es por esto que los gatos necesitan vías de escape para expresar ese comportamiento cazador que aún conservan, situación la cual se puede aprovechar en las clínicas veterinarias, ofreciéndoles algún tipo de juguete como un ratón de trapo o cualquier otro juguete interactivo, para hacer de la visita de los felinos una experiencia positiva.

Y es que un buen manejo de los gatos en las clínicas es fundamental para que el veterinario pueda hacerle un correcto seguimiento clínico al animal. Por eso resulta esencial conocer los comportamientos de los gatos y sus posibles reacciones a los diferentes estímulos. Por ejemplo, a la hora de tratar a uno de estos felinos, una manipulación brusca, una habitación en la clínica donde anteriormente acaba de estar otro animal o el empleo de un tono de voz elevado, puede alterar al animal y despertar en él reacciones de miedo o agresividad de manera inesperada. Un mal manejo de la situación por parte del profesional provocará que tanto el gato como su propietario se estresen, lo que implica que “no van a volver a menos que sea realmente necesario, es decir, cuando el gato esté muy enfermo. Y eso es lo que queremos evitar”, señala Susana Pérez.

TÉCNICAS PARA EL MANEJO DE LOS GATOS

En primer lugar, hay que tener en cuenta qué otros animales visitan la clínica además de los gatos y eliminar en la medida de lo posible otros olores que pongan alerta al felino. Una vez que el veterinario se disponga a inspeccionar al animal, es importante que reconozca en qué lugares éste se siente más cómodo (mesa de exploración, el suelo, una silla…) y adapte su trabajo a ello. Por otro lado, disponer de premios o juguetes, para reforzar la buena conducta del animal y no hacer de su visita a la clínica una experiencia traumática es algo importante a tener en cuenta.

También será de gran ayuda para el profesional adoptar comportamientos humanos poco amenazadores para el felino. Esto es, por ejemplo, evitar el contacto visual directo, moverse lentamente, minimizando al máximo posible los movimientos de las manos o utilizar un tono de voz tranquilo, entre otros. Asimismo, puede resultar de ayuda masajear o acariciar la parte superior de la cabeza de los gatos, procedimiento que los relaja mientras el profesional puede llevar a cabo procedimientos tales como la medición de la presión sanguínea. Por otro lado, para examinar al gato adecuadamente, es recomendable la colocación debajo de éste de ropa de cama con olores familiares del trasportín, ya que estos olores pueden hacer que el gato se sienta más seguro en el ambiente clínico. También se puede utilizar el regazo para examinar al animal, colocándolo, de nuevo, sobre su ropa de cama, para incitarle a relajarse en la medida de lo posible. Además, el hecho de cubrir la cabeza del felino con una toalla, o envolverlo en una manta puede hacer que el animal se sienta más seguro, facilitando el trabajo de los profesionales.

TÉCNICAS PARA GATOS AGRESIVOS

En estos casos para el veterinario resulta esencial conocer la agresividad del gato previamente a la consulta, para estar preparado en el examen clínico. Según apunta la veterinaria Susana Pérez los veterinarios tienen que “estar tranquilos”, sin “demostrar miedo o ansiedad”, porque la situación se puede complicar. Lo común en estos casos es utilizar protección, tal como unos guantes y si es necesario, proceder a sedar al animal, evitándole el estrés de la inspección y situaciones complicadas tanto para el profesional como para el propietario del felino. Lo que la experta Pérez recomienda en estos casos es “cambiar la consulta para otro día” si es necesario y el gato no permite su inspección. Pero lo más importante es “no pelear” con el animal, “el objetivo es que el gato y el dueño se vayan a casa lo más tranquilos posible”.

Lo más importante a la hora de manejar correctamente al gato en la clínica es tener conocimiento de los comportamientos comunes de los gatos, así como identificar sus reacciones a los diferentes estímulos que tengan lugar durante su estancia en la clínica veterinaria, convirtiéndola en una experiencia lo más positiva posible, ayudando a finalizar con el hecho de que estos felinos se pongan un 50% menos en manos de los profesionales que los perros.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.