MIÉRCOLES, 5 de agosto 2020, actualizado a las 10:40

MIÉ, 5/8/2020 | 10:40

PROFESIONALES

¿Deberían hacerse test de coronavirus a las mascotas?

Distintos expertos valoran si se deberían hacer más test para conocer el papel de las mascotas en la epidemia del coronavirus Covid-19 o si sería contraproducente, al crear alarma

Los test se realizan a partir de muestras, como pueden ser los hisopos orales.
Los test se realizan a partir de muestras, como pueden ser los hisopos orales.

¿Deberían hacerse test de coronavirus a las mascotas?

Distintos expertos valoran si se deberían hacer más test para conocer el papel de las mascotas en la epidemia del coronavirus Covid-19 o si sería contraproducente, al crear alarma

Redacción - 01-04-2020 - 15:16 H

Tras los casos de test positivos a coronavirus en animales de compañía de Bélgica y Hong Kong, la revista Science reflexiona sobre si se les está prestando la suficiente atención, y si aplicar más test en estos animales, que no está demostrado que transmitan el SARS-CoV-2, sería positivo o empeoraría su situación al generar alarma.

Y es que en el medio señalan que el número de mascotas en las que se ha detectado el virus (4 de momento) palidece en comparación con el total humano, que se estima en más de 800.000, lo que hace pensar que los perros y los gatos representan poco riesgo para las personas.

Sin embargo, algunos veterinarios quieren tener más información. De momento, varios laboratorios han desarrollado pruebas de SARS-CoV-2 para mascotas, pero ninguno ha comenzado a usarlos masivamente. De hecho, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) lo desaconseja, pues podría desatarse un miedo injustificado.

Parte del sector, no obstante, considera que lo que se intenta es conseguir información científica rigurosa, porque de todas formas, con la poca información que se tiene, hasta el momento ya se están conociendo casos de abandonos.

"Aunque no tenemos evidencia de que las mascotas pueden transmitir el virus, necesitamos desesperadamente más evidencia en un sentido o en otro", explica Timothy Baszler, director ejecutivo del Laboratorio de Diagnóstico de Enfermedades de Animales de Washington (WADDL).

WADDL creó un test para mascotas por petición de las agencias locales y federales de sanidad animal, ya que los funcionarios estaban preocupados porque un hogar de ancianos en Kirkland, en el estado Washington, que fue el lugar donde se produjo uno de los primeros brotes en los Estados Unidos a principios de marzo, también albergaba a varios gatos de residentes.

La prueba pudo detectar durante su desarrollo el virus en muestras de hisopos nasales y orales sembradas con el virus, sin dar falsos positivos para otros coronavirus. Baszler explica que la Organización Mundial de la Salud aprobó el diagnóstico y que podrían comenzar a analizar hasta 100 mascotas por día, si es necesario.

IDEXX, una red global de más de 80 laboratorios de diagnóstico, por su parte ha analizado más de 4.000 muestras, incluidas muestras de animales con trastornos respiratorios y todas dieron negativo.

SI PUDIERAN CONTRAERLO  CON FACILIDAD HABRÍA MÁS CASOS

Science explica que existen obstáculos para implementar cualquiera de las pruebas. El primer problema es la falta de urgencia. “Dado que hay alrededor de 150 millones de perros y gatos solo en los Estados Unidos, si las mascotas pudieran contraer fácilmente COVID-19, ya estaríamos viendo toneladas de casos”, afirma Shelley Rankin, microbióloga de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Pensilvania, que apunta que nadie ha informado de un aumento en infecciones respiratorias en gatos y perros.

Incluso las mascotas que resultaron positivas para el virus no deberían hacer sonar la voz alarma, según Jonathan Epstein, vicepresidente de ciencia y divulgación en EcoHealth Alliance, una organización sin fines de lucro que rastrea enfermedades emergentes en animales.

"La detección de ARN es diferente en animales que diseminan virus infecciosos", dice, e insiste en que el “enfoque ahora debería estar en la transmisión de persona a persona, porque eso es lo que está impulsando la epidemia".

En este sentido, el USDA advirtió la semana pasada contra el testado masivo de mascotas. "En este momento, las pruebas para los animales de compañía solo se realizarán si los funcionarios de animales y de salud pública acuerdan que las pruebas deben realizarse debido a una relación con casos humanos conocidos de Covid-19", manifestaron, y adelantaron que no planean testar la población general de animales de compañía.

Este documento, por tanto, insta a los laboratorios a evitar el análisis masivo de animales de compañía sin la aprobación del USDA. Baszler considera que las recomendaciones son útiles, porque aún no está claro qué hacer si una mascota da positivo por el virus.

"Si tienes un perro positivo en un hogar donde nadie más está enfermo, ¿qué haces con ese animal? ¿Lo pones en cuarentena? ¿Dónde? ¿Y quién decide cuándo se levanta esa cuarentena? No nos podemos lanzar a hacer pruebas sin una hoja de ruta”, sostiene, pues esto "solo crea angustia y miedo".

Baszler señala que está trabajando con funcionarios veterinarios estatales para desarrollar dicho plan para comenzar los test en mascotas. Si sale adelante los esfuerzos comenzarían, en los animales de hogares en los que los humanos ya han dado positivo. Si esos animales también fueran positivos, los veterinarios podrían estudiarlos para aprender más sobre cómo el virus afecta a gatos y perros.

 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.