DOMINGO, 23 de septiembre 2018, actualizado a las 2:28

DOM, 23/9/2018 | 2:28

MADRID

PROFESIONALES

Los científicos advierten sobre las modas de los alimentos orgánicos

Los expertos señalan que ciertas modas pueden obviar los mecanismos de seguridad alimentaria tan avanzados que se han ido implantando en la producción alimentaria.

GALERIA

Los científicos advierten sobre las modas de los alimentos orgánicos

Los expertos señalan que ciertas modas pueden obviar los mecanismos de seguridad alimentaria tan avanzados que se han ido implantando en la producción alimentaria.

Animal's Health - 27-02-2018 - 14:00 H

La moda de la alimentación natural y orgánica, como el consumo de leche sin pasteurizar, el cocinado a baja cocción o el consumo en crudo de carne y pescado, no tiene por qué ser necesariamente más seguro a nivel alimentario que otro tipo de alimentos y preparaciones, ya que actualmente el avance de las tecnologías ha permitido desarrollar procesos que permiten reducir mucho los riesgos asociados al consumo de ciertos alimentos.

“Se ponen de moda ciertas cosas que obvian sistemas de control de seguridad alimentaria que son muy sencillos y eficaces y que garantizan que los alimentos no generen riesgos. Ciertas modas olvidan estas facilidades que nos da la tecnología”. Así lo explica en declaraciones para Animal’s Health, el Diario de la Salud Animal, Víctor Briones, del Grupo de Investigación Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet) de la Universidad Complutense de Madrid, que publica, junto a varios compañeros, un artículo en el diario El País en el que defienden los avances que han salvado millones de vidas y que ahora son cuestionados por los seguidores de todo lo “sostenible”.

En este sentido, los autores del artículo recuerdan que Europa es un líder mundial en el control sanitario de alimentos en toda la cadena de producción, implicando en la tarea a todos los actores, y que el cambio constante de nuestra cadena alimentaria y nuestros hábitos de consumo complica la lucha por obtener alimentos sanos y seguros.

Y es que, aunque aparezcan tendencias que apuestan por lo natural, “desde un punto de vista sanitario, algunas prácticas constituyen un riesgo que, por lo menos, debe ser conocido y que, además, puede ser reducido y casi eliminado”.

Como ejemplo de ello, Briones explica a este periódico que “los tomates criados en invernaderos tienen ciertos riesgos, pero los ecológicos que se abonan de forma más natural también tiene sus riesgos. La idea es resaltar que no porque se produzcan de forma natural ya es más seguro”, indica.

En definitiva, los científicos resaltan que cada sistema de preparación y producción de alimentos conlleva sus propios riesgos, “y hay que conocerlos y disminuirlos tanto como sea posible”, añade Briones.

En todo ello, el papel de veterinario es fundamental, como uno de los agentes encargados de hacer la inspección de los alimentos de origen animal de consumo humano. “Juegan una importante relevancia social, junto con farmacéuticos o biólogos, que velan por la salud de la población a partir de la fase primaria, que es la inspección de los alimentos”.

La producción de alimentos sanos y la seguridad alimentaria de los mismos es una preocupación creciente en el ámbito veterinario, siendo uno de los temas presenten en congresos como el Livestock Forum de Barcelona o en el II Congreso Andaluz de Salud Pública Veterinaria, que se celebrarán en el mes de mayo.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.