DOMINGO, 9 de agosto 2020, actualizado a las 4:05

DOM, 9/8/2020 | 4:05

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

En el último caso de triquinosis, sí que hubo control veterinario

El gerente del Servicio Andaluz de Salud ha confirmado que a la carne infectada con triquina que infectó a cuatro personas se le aplicó control veterinario, pero no detectó el parásito. Las autoridades investigan la técnica utilizada

El brote se detectó en Hospital Virgen de las Nieves de Granada.
El brote se detectó en Hospital Virgen de las Nieves de Granada.

En el último caso de triquinosis, sí que hubo control veterinario

El gerente del Servicio Andaluz de Salud ha confirmado que a la carne infectada con triquina que infectó a cuatro personas se le aplicó control veterinario, pero no detectó el parásito. Las autoridades investigan la técnica utilizada

Redacción - 31-01-2020 - 13:13 H

Como adelantó Animal’s Health, la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía anunció un brote de triquinosis por consumo de embutido con carne de jabalí, procedente de una matanza particular, que presumiblemente no había pasado por el pertinente control veterinario. Ahora, el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán, ha confirmado en declaraciones a los medios que la familia realizó los análisis veterinarios a los dos jabalíes, pero no detectaron la presencia de triquina.

Asimismo, Guzmán ha explicado que de las cuatro personas afectadas por el brote de triquinosis en Alcalá la Real, solo uno de ellos está hospitalizado, ya que no se ha confirmado la infección en los otros tres.

En cuanto a la detección, el gerente del SAS ha explicado que se sabe que hubo análisis veterinarios que no detectaron la triquina, y ha señalado que existen dos técnicas para determinar si la carne está infectada, pero una de ellas, la que analiza las muestras intestinales, no es utilizada.

Por ello, comprobarán y estudiaran que técnica utilizaron los veterinarios para efectuar la detección, que no dio los resultados esperados. Asimismo, ha tranquilizado a la población al explicar que se trata de un brote producido por el autoconsumo.

La investigación del brote se inició a raíz de la declaración de sospecha el día 28 enero de triquinosis en un paciente que acudió a urgencias del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, el cual manifestó haber consumido parte de un embutido de carne de jabalí en el ámbito familiar.

En ese momento, la Delegación Territorial de Salud y Familias de Granada, puso en marcha las actuaciones tanto de vigilancia epidemiológica como de protección de salud. Fruto de esas actuaciones se advirtió que el consumo se había producido en el seno de una familia del municipio de Alcalá la Real (Jaén), por lo que las actuaciones se ampliaron a la provincia de Jaén.

Asimismo, la investigación también se está centrando en conocer con exactitud el circuito seguido desde la propia caza del animal hasta su consumo y si se han seguido las normas establecidas por la Consejería de Salud y Familias.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.