DOMINGO, 28 de noviembre 2021, actualizado a las 20:55

DOM, 28/11/2021 | 20:55

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

El sector porcino, preocupado porque no ve alternativas reales al raboteo

Durante una jornada sobre caudofagia el sector porcino español ha mostrado su preocupación ante la inexistencia de alternativas reales al raboteo del ganado porcino, que la Unión Europea quiere prohibir

El sector porcino ha puesto sobre la mesa su preocupación ante la inexistencia de alternativas reales al raboteo.
El sector porcino ha puesto sobre la mesa su preocupación ante la inexistencia de alternativas reales al raboteo.

El sector porcino, preocupado porque no ve alternativas reales al raboteo

Durante una jornada sobre caudofagia el sector porcino español ha mostrado su preocupación ante la inexistencia de alternativas reales al raboteo del ganado porcino, que la Unión Europea quiere prohibir

Redacción - 20-10-2021 - 09:33 H

El sector porcino ha puesto sobre la mesa su preocupación ante la inexistencia de alternativas reales al raboteo del ganado porcino que la Unión Europea (UE) quiere prohibir, y que se deberá implantar para cumplir con los requerimientos de la Directiva 2008/120/CE. El sector ha mostrado esta preocupación durante la Jornada sobre caudofagia, celebrada el 14 de octubre y que ya fue anunciada por la Asociación Catalana de Productores de Porcino (Porcat), entre otros coorganizadores de este evento sectorial.

La jornada estuvo centrada en el debate de cuáles son las estrategias más adecuadas para evitar el raboteo del ganado porcino. En representación del sector, Miguel Ángel Higuera, de Anprogapor y presidente del Grupo de Trabajo de Bienestar Animal del Copa-Cogeca de la Comisión Europea, hizo un resumen de diferentes encuestas realizadas a ganaderos, en 2017 y en 2021 en el ámbito de la UE, para conocer cómo están gestionando los ganaderos las prácticas relacionadas con la prevención de la caudofagia.

En las encuestas se preguntaba si se está cortando la cola a los animales o no, si se usan prácticas alternativas y qué problemas se han encontrado en relación con el raboteo o con no hacerlo. La conclusión ha sido que, si se cortan las colas, que es la práctica que quiere evitar la UE, hay menos problemas de mordeduras de unos cerdos a los demás.

Por otro lado, cortar la cola es una opción habitual para prevenir la caudofagia, sin que, según el sector porcino, se hayan encontrado alternativas suficientemente eficaces. Entre estas estrategias, explican, poner material de enriquecimiento no soluciona este problema y mejorar las condiciones ambientales de las granjas tampoco. Por lo tanto, en la jornada se ha evidenciado que evitar las mordeduras de unos cerdos a los otros aún no está bien resuelto.

A continuación, habló Elsa Buenaventura, veterinaria del Servicio de Ordenación Ganadera del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural (DACC), y que remarcó que existe un documento de evaluación de riesgo de la caudofagia, que admitió que es un documento que debería revisarse.

En su turno de debate, Ricard Parés, director de Porcat, expuso que se debería crear un grupo de trabajo de expertos del sector porcino para revisar este documento de evaluación del riesgo. La respuesta de Agricultura fue que este comité de expertos ya existe, pero Parés precisó que, si bien el comité existe, debería estar integrado por expertos del sector porcino y no por expertos teóricos.

Emma Fàbrega, investigadora del IRTA, explicó los resultados del Grupo Operativo, que sirvieron para confirmar lo expuesto inicialmente por Higuera en la jornada. No hay una solución concreta para evitar el raboteo; el enriquecimiento funciona, pero no es la solución y, por tanto, sigue sin haber una respuesta clara para transmitírsela a los ganaderos.

Finalmente, intervino el ganadero Roger Baulenas, que expuso los métodos que aplica a los animales de su explotación, exponiendo que les pone paja y que este sistema le funciona. No obstante, se trata de un resultado poco representativo, dado que este ganadero tiene 200 cerdas y de ciclo cerrado, un modelo de explotación porcina, apunta Porcat, poco habitual en Cataluña.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.