DOMINGO, 20 de septiembre 2020, actualizado a las 21:43

DOM, 20/9/2020 | 21:43

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

La peste porcina africana no pone en peligro la salud humana

El Instituto Federal Alemán para la Evaluación de Riesgos ha tranquilizado al explicar que la peste porcina africana no supone un riesgo para los consumidores de carne de cerdo o jabalí, tras la entrada de la enfermedad en el país

Aunque la peste porcina africana provoque una alta mortalidad en cerdos, no es una zoonosis por lo que es inocua para el ser humano.
Aunque la peste porcina africana provoque una alta mortalidad en cerdos, no es una zoonosis por lo que es inocua para el ser humano.

La peste porcina africana no pone en peligro la salud humana

El Instituto Federal Alemán para la Evaluación de Riesgos ha tranquilizado al explicar que la peste porcina africana no supone un riesgo para los consumidores de carne de cerdo o jabalí, tras la entrada de la enfermedad en el país

Redacción - 16-09-2020 - 12:26 H

El patógeno de la peste porcina africana (PPA) es un virus que infecta a los cerdos domésticos y a los jabalíes y que provoca una enfermedad grave, a menudo mortal, en estos animales. Se transmite por contacto directo o con las excreciones de los animales infectados, o a través de las garrapatas.

El virus de la PPA es endémico de los animales salvajes infectados en África, pero también ha habido repetidos brotes en el sur de Europa, según explican desde el Instituto Federal Alemán para la Evaluación de Riesgos (BfR), institución científica independiente que forma parte de la cartera del Ministerio Federal de Alimentos y Agricultura (BMEL) de Alemania y que asesora al Gobierno Federal y a los estados federados en cuestiones de seguridad alimentaria, química y de productos, además de realizar investigaciones propias.

El patógeno causante de la enfermedad animal se ha estado propagando hacia el noroeste desde 2007 desde Georgia a través de Armenia, Azerbaiyán y Rusia. Se han registrado casos de PPA en jabalíes junto con brotes en cerdos domésticos en los estados bálticos desde 2014.

El virus también se ha detectado en Rumania, Hungría, Polonia y la República Checa. En septiembre de 2018, el patógeno también se encontró en jabalíes de Bélgica y, por lo tanto, por primera vez en Europa Occidental. El 10 de septiembre de 2020, el virus de la PPA se detectó por primera vez en Alemania en un jabalí de Brandenburgo.

Según explican desde el instituto, el patógeno es muy estable y puede permanecer con capacidad infecciosa en los alimentos durante varios meses. Si se alimenta a los animales no infectados con alimentos no calentados o restos de comida de animales infectados, el virus puede, por lo tanto, propagarse a regiones previamente libres de PPA, infectando así también las piaras de cerdos domésticos, no así a los humanos ya que no se trata de una zoonosis.

Aunque el virus de la PPA no supone un peligro o un riesgo para el ser humano, la carne de los cerdos domésticos y de los jabalíes debe prepararse siempre en condiciones higiénicas, al igual que el resto de las carnes crudas, ya que también puede contener otros patógenos, aconseja el BfR.

La carne debe mantenerse refrigerada y prepararse por separado de otros alimentos antes de su cocción. Cuando se calienta, se debe alcanzar una temperatura central de 70ºC o más en la carne durante al menos dos minutos, recomiendan desde el BfR.

Por último, el instituto alemán ha compilado algunas preguntas frecuentes sobre la PPA cuyas respuestas pueden ser consultadas en el siguiente enlace.  

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.