MIÉRCOLES, 3 de junio 2020, actualizado a las 14:01

MIÉ, 3/6/2020 | 14:01

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Estudian el rastro de patógenos en el trasporte del ganado porcino

Investigadores de la Universidad de Iowa proponen el uso de un polvo fluorescente para detectar si la contaminación de enfermedades puede ir desde el transporte de cerdos hasta las explotaciones ganaderas

Estudian el rastro de patógenos en el trasporte del ganado porcino

Estudian el rastro de patógenos en el trasporte del ganado porcino

Investigadores de la Universidad de Iowa proponen el uso de un polvo fluorescente para detectar si la contaminación de enfermedades puede ir desde el transporte de cerdos hasta las explotaciones ganaderas

Javier López Villajos - 18-06-2019 - 12:56 H

Un equipo de investigadores de la Universidad de Iowa, en Estados Unidos, en colaboración con Iowa Select Farms y el Centro de Información de Salud Porcina (SHIC por sus siglas en inglés) ha puesto en marcha un estudio piloto basado en el uso de un polvo fluorescente en los remolques de ganado porcino con el objetivo de detectar enfermedades y cómo la contaminación de sus patógenos puede llegar a los establos.

De esta forma, los investigadores abordan la preocupación relativa a que el transporte del ganado porcino esté contaminado por virus como el del síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRSV), la diarrea epidémica porcina (PEDV) y otros patógenos procedentes de los mataderos.

Los resultados de este estudio piloto demostraron que el uso de un polvo fluorescente es eficaz a la hora de rastrear la contaminación que dejan tras de sí los patógenos entre los remolques de ganado y las explotaciones ganaderas, ofreciendo así una herramienta  de bioseguridad que garantice la sanidad animal durante el transporte del ganado porcino.

Los investigadores señalan que si los cerdos se infectan con algún tipo de estos virus, los ganaderos pueden sufrir pérdidas en la producción, además de que el transporte de ese ganado se convierta en una fuente potencial de virus para otras explotaciones ganaderas, sin olvidar que las personas encargadas de ese transporte también pueden llevar los patógenos contaminantes en su ropa y botas.

Durante el estudio, los expertos observaron que la madera de las rampas que se utilizan para cargar y descargar a los cerdos parecía mostrar una huella de contaminación gracias al uso del polvo fluorescente, siendo este un marcador de contaminación de patógenos. Sin embargo, la orina y las heces de los animales que se acumulan en dicha rampa terminan disipando esa huella. Por ello, mediante el uso de una luz fluorescente los investigadores son capaces de detectar el polvo previamente depositado en la madera de la rampa.

El rastro que permitió el uso de la luz fluorescente confirmó que la parte inferior de las botas de los trabajadores también estaba contaminada por los patógenos, al igual que los pasillos que llevan a los establos en la explotación ganadera.

Ante estas conclusiones, los investigadores pretenden realizar más estudios con el uso de este polvo fluorescente para evaluar la carga vírica presente en diferentes zonas donde interactúe el ganado porcino para reducir así la probabilidad de transmisión de estos patógenos entre los animales, su transporte, su estancia en las explotaciones ganaderas y los trabajadores que interactúan con ellos, además de valorar si el tamaño de los cerdos y las etapas de producción influyen en la transmisión de estos patógenos.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.