MARTES, 24 de noviembre 2020, actualizado a la 1:58

MAR, 24/11/2020 | 1:58

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

España, a la vanguardia en la lucha contra la peste porcina africana

La Red de Investigación en Sanidad Animal ha destacado los avances contra la peste porcina africana que se han realizado en España, que cuenta con varios laboratorios de referencia internacionales contra la enfermedad

La ecología y la sanidad del jabalí son importantes en la vigilancia y el control de la peste porcina africana.
La ecología y la sanidad del jabalí son importantes en la vigilancia y el control de la peste porcina africana.

España, a la vanguardia en la lucha contra la peste porcina africana

La Red de Investigación en Sanidad Animal ha destacado los avances contra la peste porcina africana que se han realizado en España, que cuenta con varios laboratorios de referencia internacionales contra la enfermedad

Redacción - 29-10-2020 - 12:17 H

La noticia reciente de los casos de peste porcina africana (PPA) aparecidos en Alemania ha activado la alarma en Europa una vez más por la amenaza que supone este virus porcino devastador. La investigación en sanidad animal en España hace décadas que estudia esta enfermedad y tiene estrategias preparadas para anticipar la detección de posibles casos e intentar disponer de una vacuna eficaz.

La Red de Investigación en Sanidad Animal (RISA) aglutina a la mayoría de los centros y grupos de investigación dedicados a trabajar con la PPA de España.

La PPA es una enfermedad hemorrágica altamente contagiosa que afecta a cerdos domésticos y silvestres, ocasionando graves pérdidas económicas y productivas. Es causada por un virus ADN de la familia Asfarviridae, que también infecta a las garrapatas del género Ornithodoros.

El virus se encuentra en todos los fluidos orgánicos y tejidos de los cerdos infectados. Normalmente, la infección se produce por contacto directo con cerdos infectados o por ingesta de restos de carne porcina infectada o de productos cárnicos porcinos infectados no procesados, ya que algunos procesos de transformación no destruyen el virus de la peste porcina africana. El virus puede transmitirse también a los animales sensibles por la picadura de garrapatas del género Ornithodoros, o a través de los fómites, vehículos, equipos o prendas contaminados.

Aunque la peste porcina africana no representa un riesgo para la salud humana, según indican desde RISA, es la mayor amenaza que existe para el sector porcino hoy en día a nivel global. La enfermedad que provoca fue descrita por primera vez en 1921, pero históricamente ha sido una enfermedad ignorada tanto por el sector público como privado, siendo ésta una de las razones que explican el porqué de la ausencia de una vacuna.

Tradicionalmente considerada como una enfermedad africana, únicamente ha despertado interés en el momento en que ha supuesto una amenaza real para los intereses de los países con una potente industria porcina.

A modo de ejemplo, la PPA estuvo presente en España en 1957 por primera vez importada desde África, hasta bien entrados los noventa en que pudo ser erradicada tras décadas de lucha y gracias en parte a los esfuerzos realizados por el Centro de Investigación en Sanidad Animal del INIA y del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet) de la Universidad Complutense de Madrid, hoy convertidos en Centros de Referencia para la peste porcina Africana de la Unión Europea y de la OIE, respectivamente.

Apenas 10 años después de su erradicación del continente europeo, la PPA volvió a ser importada desde África, prácticamente calcando lo que había sucedido 50 años atrás. La ausencia de políticas comunes de prevención y de inversión en investigación, desarrollo y formación, ha conducido a que hoy en día y en apenas 13 años desde su reentrada, el virus causante de la enfermedad (el virus de la peste porcina africana o VPPA), se haya expandido por toda Europa (el último brote declarado en Europa ha sido hace apenas unos meses en jabalí en Alemania) y Asia, siendo China el productor número uno de porcino, hasta llegar a Oceanía.

EXPERTOS MULTIDISCIPLINARES TRABAJAN CON PPA DESDE HACE DÉCADAS EN ESPAÑA

Dentro de la Red RISA se encuentran dos centros de investigación que a su vez actúan como centros de referencia de la Unión Europea y de la OIE para la PPA. Del mismo modo, en la Red cuentan con expertos en fauna silvestre, esenciales en el diseño de los programas de vigilancia y de lucha contra esta enfermedad.

Asimismo, hay equipos pluridisciplinares en epidemiología, biología molecular, patología, virología e inmunología, que permiten abordar una investigación puntera y reconocida a nivel mundial en el campo de la PPA.

Además de los representados en RISA, existen otros grupos pioneros en la investigación con PPA, dedicados a estudiar aspectos esenciales de la Biología molecular del VPPA y de su interacción con la célula diana, confirmando así a nuestro país como el principal bastión de la investigación sobre el VPPA y sobre la devastadora enfermedad que provoca.

Todas estas actividades han crecido a la vez que el sector porcino en España, hoy en día el mayor exportador de porcino a nivel europeo, siendo China su mayor cliente. "La amenaza de la PPA está más vigente que nunca y debería hacer que nos mantuviéramos en alerta y a ser posible, de forma coordinada entre todos los agentes implicados", alertan desde RISA.

“Si bien muchas de las lecciones aprendidas parecen no haber hecho mella en nuestros gobernantes, en España se lleva trabajando muy bien, aunque probablemente no suficiente, desde hace décadas”, subrayan desde RISA.

  • GALERIA

    Box experimental de la Unidad de Biocontención del IRTA-CReSA

CENTROS ESPAÑOLES QUE TRABAJAN CON PESTE PORCINA AFRICANA

El Centro de Investigación en Sanidad Animal (CReSA), actual programa de sanidad animal del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) de Cataluña, nació justamente con la misión de dar respuesta no sólo a problemas endémicos en las granjas, sino, además, a enfermedades en su momento consideradas como exóticas pero que de manera recurrente se hacían realidad periódicamente, dañando de manera ostensible a la economía.

Con este objetivo se construyó la que en su momento fue la segunda instalación con nivel de bioseguridad de tipo 3 (NBS3) de España —siendo la primera del INIA-CISA— diseñada para trabajar con microorganismos altamente patogénicos, tanto in vitro como in vivo con animales pequeños y grandes.

El VPPA fue uno de los primeros patógenos que requerían este nivel de bioseguridad, en utilizarse en las instalaciones del IRTA-CReSA, en el año 2007, meses antes del primer brote en Georgia.

La línea de investigación del IRTA-CReSA, casi siempre realizada en colaboración con grupos de investigación nacionales e internacionales, se ha centrado en intentar entender los mecanismos inmunológicos que gobiernan la protección frente al VPPA, así como a la caracterización de los antígenos responsables de dicha protección, con el objetivo final de desarrollar vacunas seguras y eficaces frente a la enfermedad, desafortunadamente todavía no disponibles en el mercado.

Fruto de este trabajo en colaboración con el grupo de investigación de María Luisa Salas del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa del CSIC (CBMSO-CSIC), se ha podido avanzar en el desarrollo de vacunas vivas atenuadas generadas mediante recombinación. El IRTA-CReSA no trabaja sólo en investigación y desarrollo de vacunas, sino que además juega un papel clave en los programas de vigilancia existentes tanto en fauna doméstica como en fauna silvestre en Cataluña.

INIA-CISA Y VISAVET, DOS CENTROS DE REFERENCIA INTERNACIONAL PARA PPA

El Centro de Investigación en Sanidad Animal (CISA) del INIA cuenta con un grupo multidisciplinar experto en PPA formado por 18 profesionales con más de 30 años de experiencia.

En los años 80 y 90, el centro estuvo activamente implicado con expertos que actualmente están en el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet) de la Universidad Complutense de Madrid, en el programa de erradicación de la PPA en España, iniciado en 1995.

Desde el 2002, el CISA es responsable del Laboratorio de Referencia de la UE (EURL) de PPA y desde 2013 del Centro de Referencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Además, el centro es reconocido internacionalmente por su aportación en tecnologías de referencia que aparecen en el actual Manual de las Pruebas de Diagnóstico y de las Vacunas para los Animales Terrestres de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Las líneas de investigación en el CISA sobre PPA aúnan dos áreas estratégicas con filosofía vanguardista. Por un lado, la epidemiología espacial e investigación epidemiológica, conectando distintos aspectos de la prevención y vigilancia con estudios sobre la dinámica de la enfermedad, factores de riesgo, patología y diagnóstico.

Por otro lado, el control de la enfermedad trabajando en planes de contingencia y prototipos vacunales. En su trayectoria destacan estudios de comportamiento de la enfermedad en Europa, su velocidad de avance, la tasa de transmisión (R0) en el hospedador silvestre, la persistencia del virus en animales supervivientes, la presencia de portadores asintomáticos del virus, la duración del estado portador, la dinámica espacial y temporal de la enfermedad, la distribución y papel en la epidemia del hospedador silvestre, y factores que promueven la creación de zonas de endemicidad, entre otras.

En cuanto a Visavet, laboratorio de referencia de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para peste porcina africana, su labor consiste en asistir a los países que solicitan ayuda, como en formación, mediante cursos o programas de entrenamiento, sobre los diferentes aspectos de la enfermedad.

Actualmente, Visavet trabaja en tres diferentes prototipos de vacunas frente a la PPA para cerdo doméstico y jabalíes en el marco del proyecto europeo que coordinan, llamado VACDIVA. Los objetivos de este proyecto son desarrollar una vacuna eficaz, segura y DIVA (un tipo de vacuna que sigue la estrategia de Diferenciación de los Animales Infectados y de los Animales Vacunados) frente a la PPA, tanto en cerdo doméstico como jabalíes.

ECOLOGÍA Y SANIDAD DEL JABALÍ, CLAVE VIGILANCIA Y CONTROL DE LA PPA

Por otro lado, dentro de la Red Risa hay dos miembros que realizan una labor fundamental en el control y la vigilancia de la PPA en esta especie. Así, el grupo SaBio del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), en colaboración con otros centros tanto de España como internacionales, es líder en investigación sobre ecología y sanidad del jabalí. Su objetivo es identificar las causas de la sobreabundancia de jabalíes y entender el papel de las enfermedades, la depredación y la caza en la regulación de sus poblaciones.

En relación a la peste porcina africana, utilizan modelos epidemiológicos para entender mejor los mecanismos de supervivencia de esta enfermedad en poblaciones naturales y para evaluar la eficacia de las medidas de control, por ejemplo, en países como Rumanía y Corea del Sur. También identifican los riesgos y diseñan medidas de bioseguridad en sistemas mixtos ganadería-caza y han desarrollado cebos y métodos selectivos de distribución que podrán servir para la aplicación eficaz de futuras vacunas.

Asimismo, el Servicio de Ecopatología de Fauna Salvaje (SEFaS), situado en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona, se encarga de gestionar las poblaciones de fauna cinegética, colaborando con la administración desde 1991 en el seguimiento y vigilancia sanitaria de especies como el jabalí.

  • GALERIA

    Mapa interactivo de los casos de PPA en Europa

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.