VIERNES, 27 de noviembre 2020, actualizado a las 7:11

VIE, 27/11/2020 | 7:11

POLÍTICA

Veterinarios insisten en que cuentan con formación para ser rastreadores

El sindicato Sivepa ha pedido que se contrate a los veterinarios como rastreadores en un documento enviado al Principado de Asturias, pues cumplen con la formación académica y supondría un ahorro

José Fernández Romojaro, presidente del Sindicato Veterinario Profesional de Asturias.
José Fernández Romojaro, presidente del Sindicato Veterinario Profesional de Asturias.

Veterinarios insisten en que cuentan con formación para ser rastreadores

El sindicato Sivepa ha pedido que se contrate a los veterinarios como rastreadores en un documento enviado al Principado de Asturias, pues cumplen con la formación académica y supondría un ahorro

Redacción - 01-09-2020 - 11:05 H

El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias (Sivepa) ha señalado que cumplen con la formación académica y requisitos legales necesarios, y que su contratación supondría un ahorro económico y un aumento de la eficiencia de la Vigilancia Epidemiológica.

En el documento registrado se argumenta sólidamente que los veterinarios son una de las profesiones sanitarias que más se ajustan, por su formación universitaria y requisitos legales, al perfil que deben cumplir los vigilantes epidemiológicos o mal llamados "rastreadores". Gracias a su formación académica, su utilización en la Vigilancia Epidemiológica supondría un ahorro económico y un aumento de la probabilidad de detectar más eficazmente los casos positivos y sus contactos, es decir, un aumento de la eficiencia.

El sindicato apunta que la Vigilancia Epidemiológica, y los inadecuadamente llamados "rastreos" que incluye, no son un mero cuestionario telefónico que cualquiera puede llevar a cabo, o al menos no lo deberían ser. El Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, obliga a que los profesionales dedicados a las labores de Vigilancia Epidemiológica sean profesionales sanitarios.

Por otra parte, la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene ha señalado que también deben tener estudios en Epidemiología y pertenecer, con prioridad, a las estructuras de Salud Pública, además de unas mínimas habilidades de comunicación.

La Medicina Veterinaria es un grado de cinco años o licenciatura perteneciente a las "Ciencias de la Salud", y que incluye en sus planes de estudio Microbiología, Inmunología, Higiene y Desinfección, Enfermedades Infecciosas, Zoonosis, y todas las materias que requiere una formación integral en medicina, incluyendo específicamente "Epidemiología".

Además es una profesión sanitaria a nivel de licenciado reconocida por la Ley 44/2003, de Ordenación de las profesiones sanitarias y la profesión más numerosa de las estructuras de Salud Pública del Sistema Sanitario.

Por otra parte, dentro de tales estructuras de Salud Pública, sus principales competencias son la protección y la promoción de la salud, con lo que, algunas de sus principales labores son las inspecciones, auditorías y formaciones sanitarias a los administrados, que requieren considerables habilidades de comunicación y negociación, sobre todo relacionadas con obtener información aparentemente oculta, o nada obvia, mediante entrevistas y cuestionarios.

LAS VENTAJAS DE LOS VETERINARIOS COMO RASTREADORES

Por otra parte, la utilización de veterinarios supone otras ventajas adicionales, ya que legalmente están considerados "autoridad" en el ámbito sanitario, lo que está siendo aprovechado por otras autonomías, que ya los están utilizando para estas labores, y en las que, si por ejemplo alguien se niega a hacer una prueba PCR o se salta la cuarentena, es directamente denunciado por este profesional al tener esa potestad administrativa.

Otros profesionales sanitarios que se ajustan a este perfil, como los médicos, son necesarios casi en su totalidad para las labores asistenciales, sobre todo en el momento actual, con lo que a la Administración le resulta muy difícil contratarlos en un número suficiente. Como consecuencia, e "incomprensiblemente", se están contratando otros perfiles profesionales mucho menos adecuados o incluso que no cumplen el condicionante legal de ser profesiones sanitarias.

Desde Sivepa se recuerda que, antes de utilizar un perfil profesional menos eficiente, se deben agotar las vías de contratación de profesionales más adecuados como los veterinarios, lo contrario causará un mayor gasto y menor eficacia y, en ocasiones, podría incurrir en problemas de intrusismo, incluso con riesgo para la salud pública, si estos profesionales carecen de lo mínimos conocimientos sanitarios.

Por otra parte, la contratación de veterinarios no debería ser un problema ya que, al formar parte de las estructuras de Salud Pública, existen bolsas de trabajo en el Principado. Adicionalmente, si se quisieran contratar desde el SESPA, tampoco debería haber inconvenientes ya que la "Categoría Veterinario" está incluida dentro de las licenciaturas sanitarias en el catálogo de categorías profesionales del personal estatutario del Sistema Nacional de Salud y para tratar este asunto también se ha solicitado una reunión con el Director de Profesionales del SESPA, don Juan José Alonso Ordiales.

Finalmente se señala que, desde este sindicato pondrán a disposición de la Organización Colegial Veterinaria (OCV) y otras asociaciones profesionales la plantilla de esta solicitud argumentada para que se utilice en todas aquellas comunidades autónomas en que no se estén contratando veterinarios para la Vigilancia Epidemiológica, pues esto supondría una mejora sustancial en las labores de Vigilancia Epidemiológica de todo el Estado.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.