SÁBADO, 11 de julio 2020, actualizado a las 19:50

SÁB, 11/7/2020 | 19:50

POLÍTICA

Valencia escucha a sus veterinarios y aplaza saneamientos

El Consejo Valenciano de Colegios Veterinarios ha celebrado que la Consejería de Agricultura haya escuchado su petición de aplazar algunos saneamientos como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus

Mireia Mollà, consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de Valencia.
Mireia Mollà, consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de Valencia.

Valencia escucha a sus veterinarios y aplaza saneamientos

El Consejo Valenciano de Colegios Veterinarios ha celebrado que la Consejería de Agricultura haya escuchado su petición de aplazar algunos saneamientos como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus

Redacción - 23-06-2020 - 14:23 H

El Consejo Valenciano de Colegios Veterinarios (CVCV) reclamó por carta el 31 de marzo a la Consejería de Agricultura prorrogar los plazos para cumplir parte de los saneamientos del Plan Anual Zoosanitario (PAZ) de 2020. 

La entidad colegial justificó tal petición atendiendo a la situación causada por la Covid-19 y a las difíciles circunstancias familiares y personales en la que habían quedado algunos veterinarios responsables de la sanidad ganadera.

En un primer momento, el departamento agrario se limitó a recordar las instrucciones dadas a los servicios oficiales para garantizar que se cumpliesen, al menos, aquellas “actuaciones que sean ineludibles” pero no descartó que, según la evolución de los acontecimientos, se pudiera disponer de un aplazamiento.

Finalmente, una resolución del 11 de junio suscrita por el propio director general de Agricultura y Ganadería, Roger Llanes, ha concedido esa posibilidad.

Según recoge tal resolución, se ha permitido el aplazamiento de los controles serológicos que deberían haberse concluido antes de acabar el primer semestre y para los que ahora se les da de margen hasta el 15 de septiembre.

De igual manera, la toma de muestras para el diagnóstico de ‘tembladera’ o scrapie en ovino-caprino —que deben realizar los responsables de la ADS o de explotación, según el caso— se han desplazado de la fecha tope del 31 de agosto hasta el mismo 15 de septiembre.

VETERINARIOS CON FAMILIARES DE RIESGO

En la misiva suscrita dos semanas después de decretarse el estado de alarma por la presidenta del CVCV, Inmaculada Ibor, se advertía a la Administración autonómica  sobre la difícil situación generada en muchos casos por el confinamiento.

“Hay compañeros que tienen familiares a su cargo dentro del colectivo de riesgo (para el Covid-19, se entiende), al igual que los trabajadores y propietarios de muchas explotaciones, lo que está generando un retraso acumulado en los saneamientos”, explicaba entonces la responsable colegial.

En la resolución ahora emitida se reconoce, efectivamente, que debido a “las restricciones a la movilidad y distanciamiento social sanitario entre personas” decretados “ciertas actuaciones contenidas en el citado Plan Anual Zoosanitario, no podrán finalizarse en los plazos que se establecen”.

Tras la decisión, Ibor ha querido dejar constancia de su “satisfacción” por la “sensibilidad” demostrada por la Administración autonómica ante las “complicadas circunstancias por las que han atravesado muchos veterinarios responsables de saneamientos”.

De otro lado, la resolución de la Consejeria de Agricultura también incluye una serie de cambios normativos sobre el porcino —derivados de  la entrada en vigor del RD 306/2020, de 11 de febrero de ordenación de las granjas porcinas intensivas—, así como para bovino y ovino caprino —sobre nuevas actuaciones para la vigilancia de la Fiebre Q— así como sobre la brucelosis ovina-caprina.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.