MIÉRCOLES, 17 de julio 2019, actualizado a las 7:23

MIÉ, 17/7/2019 | 7:23

POLÍTICA

Un tribunal londinense condena a la EMA a seguir pagando el alquiler

El Tribunal Superior de Londres ha dictaminado que la Agencia Europea de Medicamentos deberá seguir pagando el alquiler de su sede en la ciudad aunque se mude a Amsterdam por el Brexit

GALERIA
Obras de la nueva sede de la EMA en Amsterdam

Un tribunal londinense condena a la EMA a seguir pagando el alquiler

El Tribunal Superior de Londres ha dictaminado que la Agencia Europea de Medicamentos deberá seguir pagando el alquiler de su sede en la ciudad aunque se mude a Amsterdam por el Brexit

Francisco Ramón López - 21-02-2019 - 13:30 H

La salida de Reino Unido de la Unión Europea ha provocado que distintas instituciones con sede en el país tengan que relocalizarse, y una de ellas es la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), que tendrá que trasladarse a Amsterdam antes del 30 de marzo, la fecha límite que la Unión Europea y el país británico se han dado para culminar el Brexit.

Aunque los planes originales situaban el traslado para enero, en una nueva sede en un megaedificio en el distrito empresarial de Zuidas de la capital holandesa, esta se tuvo que retrasar, ya que el edifico no se pudo terminar a tiempo. Los nuevos planes contemplan que los trabajadores de la EMA se asienten provisionalmente en el edificio Spark, mucho más pequeño, hasta noviembre, cuando esperan que la sede definitiva esté terminada.

Ahora se suma un nuevo inconveniente a esta mudanza, que solo para construir la sede en Zuidas ya ha costado 250 millones de euros. Y es que El Tribunal Superior de Londres ha dictaminado este miércoles 20 de febrero que la Agencia deberá cumplir el contrato de arrendamiento de su sede londinense, en vigor hasta 2039, lo que supone cerca de 500 millones de libras (575 millones de euros) de un contrato que, según el tribunal, no queda invalidado por la decisión del Gobierno británico de salir del bloque comunitario.

"Este es un caso en el que los efectos legales sobre la EMA de la salida británica de la Unión Europea podrían haber sido, pero no fueron, suavizados por la Unión Europea", consideró el magistrado Marcus Smith en su veredicto.

"El hecho de que no se hiciera es relevante para la cuestión de la frustración (extinción del contrato) y, a mi juicio, hace que la frustración del contrato sea autoinducida", agregó el juez, que decidirá en una sesión posterior si hay posibilidad de apelación.

El juez falló a favor de la empresa propietaria del inmueble en el barrio de negocios de Canary Wharf que ha ocupado hasta ahora la agencia comunitaria, encargada de supervisar la seguridad de los medicamentos de uso humano y veterinario en la Unión Europea (UE).

La abogada de Canary Wharf Group, Joanne Wicks, argumentó durante el proceso que, si la justicia otorgaba la razón a la EMA, "otros arrendatarios estarían tentados de seguir su ejemplo".

El representante legal de la agencia europea, Jonathan Seitler, sostiene, por su parte, que las "excepcionales circunstancias" en las que se encuentra el organismo hacen que sea "injusto" que se vea obligado a "pagar un doble alquiler durante veintiún años".

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.