SÁBADO, 15 de junio 2024

SÁB, 15/6/2024

POLÍTICA

Los retos pendientes para el nuevo ministro de Sanidad en el sector veterinario

José Manuel Miñones tiene por delante algunos retos, como finalizar el proceso legislativo de la Agencia Estatal de Salud Pública y seguir incidiendo en el enfoque ‘One Health’

Carolina Darias y José Manuel Miñones.
Carolina Darias y José Manuel Miñones.

Los retos pendientes para el nuevo ministro de Sanidad en el sector veterinario

José Manuel Miñones tiene por delante algunos retos, como finalizar el proceso legislativo de la Agencia Estatal de Salud Pública y seguir incidiendo en el enfoque ‘One Health’

Francisco Ramón López - 27-03-2023 - 17:30 H - min.

Este lunes 27 de marzo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que Carolina Darias deja su cartera como ministra de Sanidad para presentarse como candidata a las elecciones de la alcaldía de Las Palmas.

Su sustituto es el farmacéutico José Manuel Miñones, que ha venido desempeñando la tarea de delegado del Gobierno en Galicia, que tendrá que continuar el trabajo de Darias al frente del Ministerio de Sanidad, que tiene importantes repercusiones en el sector veterinario.

Eso sí, hay que apuntar que el nombramiento de Miñones llega en un momento muy concreto, con las elecciones generales pendientes para diciembre, por lo que, incluso si el PSOE revalidara sus resultados y continuara al frente del Ejecutivo, está por ver si el farmacéutico seguiría al frente.

Es por tanto un ministro que podría estar menos de un año en su cargo, por lo que cerrar algunos de los proyectos que Darias ha dejado abiertos podría ser una de sus prioridades. Durante su mandato, Darias ha incidido en numerosas ocasiones en la importancia del enfoque ‘One Health’, una de las lecciones que ha dejado la pandemia de Covid-19, una zoonosis que ha puesto de manifiesto la importancia de la colaboración entre los profesionales de la salud animal y la humana.

Durante los más de 2 años que ha estado Darias al frente del Ministerio de Sanidad, ha desarrollado el Plan Estratégico de Salud y Medio Ambiente (PESMA) y un nuevo Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) para el periodo 2022-2024, ambos planes con un gran peso del ‘One Health’.

En la misma línea, recientemente presentó el Plan Nacional de Prevención, Vigilancia y Control de las Enfermedades transmitidas por Vectores, momento que quiso aprovechar para volver a incidir en la necesidad de desarrollar sistemas de vigilancia bajo un enfoque ‘One Health’.

AGENCIA ESTATAL DE SALUD PÚBLICA Y RED ESTATAL DE VIGILANCIA EN SALUD PÚBLICA

En este sentido, se firmó en marzo de 2022 la Declaración de Zaragoza sobre Vigilancia en Salud Pública, que completa la labor de reforma del Sistema de Salud Pública, junto con la creación de la primera Estrategia de Salud Pública de la historia del Sistema Nacional de Salud (SNS) y la Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública. Pero quizá, su iniciativa más importante ha sido la Agencia Estatal de Salud Pública (AESP).

Tanto la Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública como la Agencia Estatal de Salud Pública aún no se han culminado, pues aunque la Ley de la AESP se ha aprobado en Consejo de Ministros está aún pendiente su paso por el Congreso —que será de urgencia— y que se concreten sus reglamentos, donde se podrá comprobar hasta qué punto se contará con los veterinarios en esta institución.

Respecto a la Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública, aún está pendiente su paso por el Consejo de Ministros, por lo que, de momento, solo se cuenta con un borrador que tiene que ser aprobado por el Gobierno, aunque al ser un Real Decreto, una vez hecho esto, su tramitación será más rápida.

José Manuel Miñones tiene por tanto la tarea de terminar de implantar estas entidades con gran peso y responsabilidad en la salud pública. Asimismo, queda pendiente la inclusión total de los veterinarios en el Sistema Nacional de Salud, una reivindicación histórica de la profesión, para lo que una de las medidas a tomar sería permitir el acceso de los veterinarios a las especialidades del SNS, el conocido popularmente como VIR o MIR veterinario.

Otra reivindicación es la de que los veterinarios puedan dispensar medicamentos en algunos supuestos, como en el caso de los fármacos que precisen los animales bajo su atención clínica hasta completar los tratamientos.

Sin embargo, parece poco probable que haya avances en estos dos últimos ámbitos, pues en 2022 el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto de Especialidades en Ciencias de la Salud, que no incluyó a los veterinarios, y los borradores de las iniciativas relativas a los medicamentos veterinarios no tienen previstos cambios en la dispensación.

VOLVER ARRIBA