MIÉRCOLES, 21 de febrero 2024

MIÉ, 21/2/2024

POLÍTICA

Reino Unido incluye la peste porcina africana y las zoonosis entre las mayores amenazas para el país

Además, contemplan la amenaza de un nuevo virus respiratorio de origen zoonósico en su Registro Nacional de Riesgos recientemente publicado

Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido.
Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido.

Reino Unido incluye la peste porcina africana y las zoonosis entre las mayores amenazas para el país

Además, contemplan la amenaza de un nuevo virus respiratorio de origen zoonósico en su Registro Nacional de Riesgos recientemente publicado

Redacción - 04-08-2023 - 12:22 H - min.

Recientemente, el Gobierno de Reino Unido ha publicado su último Registro Nacional de Riesgos, en el que se recogen los principales peligros que acechan al país, especialmente, según se explica en el documento, tras sucesos como la pandemia de Covid-19.

Además, según se señala, este nuevo Registro Nacional de Riesgos se basa por primera vez en la Evaluación de Riesgos para la Seguridad Nacional interna y clasificada del Gobierno. “Sólo se ha excluido información del documento cuando existía una razón específica para ello, por ejemplo, por motivos de seguridad nacional o de confidencialidad comercial”.

Entre los principales peligros a los que se enfrenta el Reino Unido se encuentran el terrorismo, ataques contra importantes personalidades del país, o atentados con armas químicas y nucleares, entre otras.

Pero además de esas amenazas el Gobierno del Reino Unido también contempla el peligro que suponen algunas enfermedades animales y zoonosis. En este capítulo, en concreto, se señalan enfermedades como la peste porcina africana (PPA) y la gripe aviar.

En cuanto a las zoonosis, desde el Reino Unido ponen sobre la mesa la posibilidad de que, en el peor escenario posible, se desate un brote de una enfermedad infecciosa emergente que apuntan que sería zoonósica y provendría de otro país. Además, apuntan que los virus que podrían provocar esta emergencia sanitaria serían los coronavirus o los virus nipah.

Respecto a las enfermedades animales desde el Gobierno británico se aborda el peligro que supondría la introducción en el país de la fiebre aftosa en las granjas de ovino, lo que podría desembocar en el sacrificio y eliminación de aproximadamente 1,9 millones de animales en más de 2.900 explotaciones.

GRIPE AVIAR Y PESTE PORCINA AFRICANA, GRANDES AMENAZAS PARA EL REINO UNIDO

Sobre la gripe aviar, desde el Gobierno británico señalan que se trata de una enfermedad grave y altamente infecciosa que causa una morbilidad y mortalidad significativas en aves. Todas las cepas de gripe aviar altamente patógena son de declaración obligatoria si se sospecha su presencia en el Reino Unido, y el mayor brote hasta la fecha se ha registrado entre 2021 y 2023.

En este sentido señalan que el peor escenario podría producirse con un brote de una cepa altamente virulenta de gripe aviar altamente patógena, aunque subrayan que es poco probable que se transmita fácilmente a los seres humanos.

“La enfermedad se introduciría en múltiples empresas avícolas a gran escala, a través del contacto directo o indirecto con aves silvestres. Se produciría la propagación viral tanto desde las aves silvestres como entre los locales infectados, lo que llevaría a un brote en 250 grandes locales comerciales en un periodo de 6 a 8 meses. Alrededor de 8 millones de aves de corral y aves cautivas morirían a causa del virus o serían sacrificadas para controlar la enfermedad, y habría restricciones al comercio y las exportaciones. Es probable que se produjeran varias muertes masivas en las poblaciones de aves silvestres”, remarcan.

Por otro lado, respecto a la PPA, el peor escenario que contemplan desde el Gobierno británico vendría de la mano de la llegada de una cepa del virus a una población de jabalíes en Inglaterra, que se propagara antes de ser detectada a explotaciones porcinas domésticas y comerciales.

“Las formas graves de la PPA son altamente patógenas y tienen tasas de letalidad de hasta el 100%, pero el virus permanece estable en el medio ambiente durante varias semanas y en productos congelados como la carne durante muchos meses”, advierten.

El brote en cerdos criados en cautividad podría durar unas 16 semanas, y las restricciones a la exportación se mantendrían durante un mínimo de 9 meses tras la última infección confirmada. El brote en jabalíes podría persistir hasta 70 semanas, concluyen desde el Gobierno británico.

VOLVER ARRIBA