MARTES, 27 de octubre 2020, actualizado a las 5:02

MAR, 27/10/2020 | 5:02

POLÍTICA

Reino Unido exigirá por ley que todos los caballos lleven microchip

Con esta medida el Gobierno busca proteger a los caballos, ponis y burros de propietarios irresponsables, y beneficiar el bienestar animal. La nueva ley entrará en vigor a partir de octubre de 2020 y está avalada por los veterinarios británicos

Reino Unido exigirá por ley que todos los caballos lleven microchip

Reino Unido exigirá por ley que todos los caballos lleven microchip

Con esta medida el Gobierno busca proteger a los caballos, ponis y burros de propietarios irresponsables, y beneficiar el bienestar animal. La nueva ley entrará en vigor a partir de octubre de 2020 y está avalada por los veterinarios británicos

Fernando Núñez Benítez - 26-06-2018 - 14:00 H

El Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Gobierno del Reino Unido ha anunciado que el requisito obligatorio de instalación de microchips en animales se ampliará para incluir a los caballos, ponis y burros nacidos antes del 1 de julio de 2009, según informa el Gobierno.

Esta nueva ley entrará en vigor a partir de octubre de 2020 para todos los propietarios de caballos, ponis y burros. Así, con esta medida las autoridades podrán rastrear a los propietarios de los caballos maltratados, brindarles la atención que requieran e imponerles una sanción a los dueños. También favorecerá que los caballos perdidos o robados se puedan reunir con sus dueños más fácilmente.

El ministro de Bienestar Animal, Lord Gardiner, ha explicado que “el gobierno comparte la alta estima del público británico por el bienestar animal y es completamente inaceptable que cientos de caballos y ponis sean abandonados cada año por propietarios irresponsables”.

Además, ha destacado que rescataron “casi 1.000 caballos el año pasado, y una gran mayoría no tenían microchip, lo que hace que sea prácticamente imposible rastrear a los propietarios. Desgarradoramente, nuestros inspectores se enfrentan con frecuencia a caballos que han sido abandonados estando muy enfermos o, a veces, incluso muertos”.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación Veterinaria Británica (BVA), Gudrun Ravetz, dio la bienvenida a este nuevo anuncio, "creemos que las medidas representan un importante paso adelante para el bienestar de los caballos y la integridad de la cadena alimentaria del Reino Unido. El coste de un microchip de un caballo es mínimo, mientras que el bienestar animal se beneficia en términos de poder identificar caballos perdidos, robados o abandonados, e identificar a los caballos frente a un brote de enfermedad, así como los beneficios para la integridad de la seguridad de la cadena alimentaria”.

El Gobierno británico, que está trabajando en estrecha colaboración con veterinarios y el British Horse Council, informa que el procedimiento cuesta alrededor de 34 euros. Si los propietarios no siguieran la nueva norma podrían sufrir sanciones de hasta 227 euros.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.