SÁBADO, 3 de diciembre 2022, actualizado a las 11:24

SÁB, 3/12/2022 | 11:24

POLÍTICA

Registran 4 enmiendas a los presupuestos para bajar el IVA veterinario al 10%

Más País, el Bloque Nacionalista Gallego, PDeCAT y el Grupo Parlamentario Republicano han presentado enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado de 2023 para que los servicios veterinarios tengan un IVA reducido

De izda a dcha: El portavoz del Grupo Parlamentario Republicano, Gabriel Rufián, y los diputados del Grupo Parlamentario Plural Íñigo Errejón, Néstor Rego y Ferrán Bel.
De izda a dcha: El portavoz del Grupo Parlamentario Republicano, Gabriel Rufián, y los diputados del Grupo Parlamentario Plural Íñigo Errejón, Néstor Rego y Ferrán Bel.

Registran 4 enmiendas a los presupuestos para bajar el IVA veterinario al 10%

Más País, el Bloque Nacionalista Gallego, PDeCAT y el Grupo Parlamentario Republicano han presentado enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado de 2023 para que los servicios veterinarios tengan un IVA reducido

Alfonso Neira de Urbina - 02-11-2022 - 11:38 H - min.

Tras superar la pasada semana por mayoría su primer trámite en el Congreso, al ser rechazadas las enmiendas a la totalidad, los Presupuestos Generales del Estado de 2023 (PGE 2023) se encuentran en el proceso de valoración de enmiendas al articulado.

En este sentido, se han registrado 5.461 enmiendas al articulado y a las secciones del proyecto de PGE 2023. Unos presupuestos que, una vez más, no han incluido la rebaja del IVA de los servicios veterinarios, una de las reclamaciones del sector.

Por ello, este año se han vuelto a presentar enmiendas, que incluyen disposiciones adicionales o artículos nuevos, para bajar el IVA veterinario. Todas buscan el mismo objetivo, que el tipo impositivo sea del 10%.

Las enmiendas siguen la misma tónica que cuando se intentó incluir mediante este mecanismo la rebaja del IVA en los Presupuestos Generales del Estado para 2022, una medida que no logró salir adelante, aunque formase parte del acuerdo del Gobierno de Coalición.

Así, se han presentado un total de 4 enmiendas al articulado en este sentido, cuyos autores han sido diputados de Más País, el Bloque Nacionalista Gallego, PDeCAT y el Grupo Parlamentario Republicano.

La enmienda del PDeCAT, cuyo autor es Ferran Bel Accensi, defiende que el tipo impositivo del 10% se aplicará cuando los servicios “tengan por objeto la prevención, diagnóstico o tratamiento de las enfermedades o dolencias de los animales”. La justificación de la propuesta está basada en el carácter sanitario y su repercusión en la salud pública, la función social de la actividad veterinaria y su importancia económica y la dificultad para asumir los gastos de las familias.

Por otro lado, el diputado del Bloque Nacionalista Gallego Néstor Rego Candamil es el autor de una enmienda que, como el resto, busca que el IVA de los servicios veterinarios sea del 10%, basando la defensa de la modificación en que es una “actividad esencial a la que no debe aplicarse el tipo superior de IVA”.

IVA VETERINARIO, UNA MEDIDA “IMPRESCINDIBLE” DE SALUD PÚBLICA PARA CONTROLAR ZOONOSIS

La dos últimas enmiendas, cuyos autores son Íñigo Errejón, del Grupo Parlamentario Plural y el portavoz del Grupo Parlamentario Republicano, añaden respectivamente una disposición adicional y un artículo nuevo, pero son prácticamente iguales, ya que su justificación está basada en el mismo texto.

De esta forma, consideran “inaplazable” aplicar a los servicios veterinarios el IVA reducido, y defienden que, además de repercutir en el bienestar animal, es una medida “imprescindible, de salud pública para controlar las enfermedades zoonósicas.

Es más, remarcan que el incremento sufrido por el IVA veterinario en 2012 desembocó en menos visitas, provocando menor control de las zoonosis, y un aumento del abandono. A este respecto, menciona enfermedades cuya incidencia puede subir, como la rabia, la tuberculosis o la hidatidosis, entre otras.

Además, los grupos parlamentarios defienden que la Hacienda pública “ingresaría al menos 5 millones de euros más” debido a diferentes conceptos si se aplicase el IVA reducido a las clínicas de animales de compañía en vez de general como ocurre ahora. Es decir, el del 21%.

Por último, subrayan que la bajada del IVA veterinario mejoraría la cantidad y calidad del empleo, tendría una repercusión positiva en la recaudación y aportaría “numerosas ventajas económicas y sociales”.

En el ámbito de las enmiendas a los presupuestos, aunque sin relación con el IVA veterinario, cabe destacar que el Grupo Parlamentario Popular ha presentado otra en la que critica que estén presupuestados 500.000 euros para publicidad de la Dirección General de los Derechos de los Animales, lo que supone, según apuntan, el doble que en 2022. A este respecto, denuncian que “resulta chocante la partida destinada a Publicidad y Propaganda”.

Asimismo, el mismo grupo parlamentario ha registrado una enmienda de modificación de partidas referente a la Real Academia de Ciencias Veterinarias y el Grupo Parlamentario de Ciudadanos ha propuesto otra sobre la creación de la Oficina de Asesoramiento Científico para la Especialización Agraria (OACEA), que pone el foco en la modernización de los laboratorios de sanidad animal.

VOLVER ARRIBA