VIERNES, 19 de abril 2024

VIE, 19/4/2024

POLÍTICA

Miñones afirma que el conflicto de la tuberculosis bovina en Castilla y León “puede tener consecuencias para la Salud Pública”

El ministro de Sanidad se ha mostrado muy preocupado por las posibles consecuencias que pueda tener para la salud humana la gestión de la tuberculosis bovina por parte del Gobierno de Castilla y León

José Manuel Miñones, ministro de Sanidad de España.
José Manuel Miñones, ministro de Sanidad de España.

Miñones afirma que el conflicto de la tuberculosis bovina en Castilla y León “puede tener consecuencias para la Salud Pública”

El ministro de Sanidad se ha mostrado muy preocupado por las posibles consecuencias que pueda tener para la salud humana la gestión de la tuberculosis bovina por parte del Gobierno de Castilla y León

Redacción - 08-06-2023 - 11:18 H - min.

La gestión de los saneamientos de tuberculosis bovina en Castilla y León ya es un asunto de relevancia nacional, formando parte de la actualidad informativa día a día. Y es que, la decisión del Gobierno regional de flexibilizar los saneamientos ha provocado las reacciones del sector veterinario, de la Comisión Europea y del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Concretamente, el MAPA tuvo que intervenir el pasado 29 de mayo, dada la preocupación en Europa por la flexibilización de los saneamientos, publicando una orden ministerial sin precedentes que limitaba los movimientos del ganado bovino de Castilla y León, aunque la medida del Ministerio ha sido finalmente retirada este mismo 8 de junio.

El encontronazo entre el Gobierno regional y el nacional por la decisión de la Junta de Castilla y León ha tensado la situación, provocando también las reacciones de algunos ganaderos, que incluso trataron de asaltar la Delegación Territorial de la Junta en Salamanca y pidieron la dimisión de los responsables de sanidad animal en España y en la Comunidad Autónoma.

Ante esta situación, el ministro de Agricultura, Luis Planas, se ha pronunciado recientemente al respecto, mostrando su apoyo a los veterinarios y subrayando la importancia de que Castilla y León se ajuste a la legislación española y europea en materia de sanidad animal.

Pero Luis Planas no ha sido el único miembro del Gobierno de España que se ha pronunciado sobre la situación. Y es que, el ministro de SanidadJosé Miñones, también ha querido hacer apreciaciones sobre la gestión de la tuberculosis en Castilla y León.

En concreto, Miñones, tras ser preguntado por los medios, dejó entrever la preocupación del Gobierno central por la decisión de la Junta de Castilla y León sobe la gestión de esta zoonosis y sus posibles efectos sobre la salud humana.

Nos preocupa, y nos preocupa mucho, porque estamos hablando de la salud humana y de la Salud Pública. Y, por lo tanto, cualquier medida que no vaya acorde a lo que es el reglamento nacional e incluso internacional, como en este caso el europeo, pues tiene unas consecuencias”, señaló el ministro, criticando la gestión del Gobierno autonómico.

Por ello, ha insistido en que “es una situación muy grave, que puede tener consecuencias en la Salud Pública”. “Por lo tanto, vamos a estar muy firmes en el cumplimiento de la normativa”, concluyó el ministro de Sanidad.

VOLVER ARRIBA