MIÉRCOLES, 28 de septiembre 2022, actualizado a las 12:27

MIÉ, 28/9/2022 | 12:27

POLÍTICA

La Ley de Protección Animal llegará al Consejo de Ministros sin grandes cambios tras las negociaciones

La Ley de Protección y Derechos de los Animales llegará este viernes 18 de febrero al Consejo de Ministros tras acordar un texto Unidas Podemos y PSOE

Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030.
Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030.

La Ley de Protección Animal llegará al Consejo de Ministros sin grandes cambios tras las negociaciones

La Ley de Protección y Derechos de los Animales llegará este viernes 18 de febrero al Consejo de Ministros tras acordar un texto Unidas Podemos y PSOE

Francisco Ramón López - 16-02-2022 - 12:45 H - min.

En octubre de 2021 el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 presentaba un borrador del Anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los animales, uno de los compromisos del Gobierno, que supondría la primera norma estatal en este sentido.

Sin embargo, aunque el plan de Unidas Podemos, impulsora del texto, era el inicio de su tramitación cuanto antes, se produjo un bloqueo de la ley, que desde la formación morada achacaban a desavenencias por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el cual quería excluir de la norma a los perros de caza y de trabajo.

Finalmente, el inicio de la tramitación de la norma ya tiene fecha y llegará en la primera vuelta al Consejo de Ministros este viernes 18 de febrero. Fuentes del Gobierno han confirmado a Animal’s Health que, efectivamente, existieron desavenencias y negociaciones que retrasaron los avances, pero aseguran que el texto “está cerrado”, no ha sufrido cambios sustanciales e incluirá a todos los perros.

“Siempre hay un proceso de negociación”, indican, y aseguran que es común que las leyes de un ministerio se consensuen con otros a los que puedan afectar. Entre estas negociaciones, admiten que desde el Ministerio de Agricultura propusieron excluir a perros de caza y de trabajo.

No obstante, superado este proceso, afirman que la ley llega con el texto que defendían, y los impulsores del texto son optimistas con la tramitación parlamentaria que les queda por delante, que, según sus planes —antes de estos retrasos— tendría que finalizar este verano, con vistas a entrar en vigor en 2023.

Así, consideran que los dos partidos del Gobierno y sus socios de investidura, que califican de progresistas, la apoyarán en el Congreso de los Diputados, y la ley debería de salir adelante “sin problemas” ni contratiempos como ha venido ocurriendo en normas conjuntas anteriores. “No creemos que haya retrocesos en la ley en el ámbito parlamentario”, insisten.

La ley llega a este momento de su tramitación con la inclusión de algunas medidas polémicas, y con críticas por parte de algunas voces del sector veterinario y de la industria del animal de compañía.

VOLVER ARRIBA