MIÉRCOLES, 21 de octubre 2020, actualizado a las 17:52

MIÉ, 21/10/2020 | 17:52

POLÍTICA

El Gobierno tendrá más en cuenta la salud animal en seguridad nacional

Iván Redondo, director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, explicó que las tendencias actuales que facilitan la generación de pandemias, como el surgimiento de enfermedades animales, se considerarán para la seguridad de España

Iván Redondo, director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno.
Iván Redondo, director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno.

El Gobierno tendrá más en cuenta la salud animal en seguridad nacional

Iván Redondo, director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, explicó que las tendencias actuales que facilitan la generación de pandemias, como el surgimiento de enfermedades animales, se considerarán para la seguridad de España

Redacción - 03-07-2020 - 15:26 H

La pasada semana, el director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván redondo, compareció ante la comisión mixta de seguridad nacional del Senado para informar del desarrollo del sistema de seguridad nacional y presentar los informes anuales de seguridad nacional de 2018 y 2019.

Aunque la situación del coronavirus no correspondía a los informes que presentó, Redondo hizo referencia a la pandemia, y defendió que esta es fruto de una serie de tendencias, como el creciente volumen de viajes internacionales o los grandes movimientos de población, pero también del surgimiento de enfermedades animales.

De hecho, defendió que estos factores, que favorecen la circulación de microorganismos, serán tenidos muy en cuenta por el Gobierno en la estrategia de seguridad nacional del país. “Serán retos constantes que exigen de toda nuestra atención y preparación para prever y, en su caso, preparar la respuesta a través de un planeamiento integral e inclusivo”, explicó.

Y es que hay que recordar que todas las investigaciones hasta el momento apuntan a que el origen del SARS-CoV-2 es animal, y por lo tanto es una zoonosis. Además, ya se han registrado numerosos casos de transmisión de humanos a animales de compañía y grandes felinos y se sospecha de al menos dos casos de transmisión de visones a humanos

Redondo hizo referencia también durante su intervención a que en 2019 se produjo otra epidemia, la de la listeriosis, por lo que también abogó por seguir garantizando la seguridad alimentaria. La magnitud de esta crisis, aunque ha quedado totalmente eclipsada por la pandemia del coronavirus, tiene algo en común con ella, y es que su origen fue la carne mechada, un producto de origen animal, y por lo tanto los veterinarios tienen mucho que decir.

EL INFORME DE SEGURIDAD NACIONAL DE 2019 YA HABLABA DE VIGILANCIA VETERINARIA

El Informe Anual de Seguridad Nacional de 2019 que presentó el director del Gabinete de la Presidencia, fue aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional el  4 de marzo de 2020, muy poco antes de declarase el estado de alarma, y aunque no hace mención expresa al coronavirus, ya incluía un apartado completo dedicado a la seguridad frente a pandemias y epidemias.

Además, tenía en cuenta la importancia de la vigilancia veterinaria para enfrentarse a amenazas sanitarias, y de hecho registraba que diversos laboratorios veterinarios formaban parte de la Red de laboratorios de alerta biológica (RE-LAB).

RE-LAB se creó en el año 2009 como una infraestructura científico-técnica, formada por laboratorios especializados en microbiología, cuya finalidad es el apoyo operativo al Sistema de Seguridad Nacional ante riesgos y amenazas por agentes biológicos y cuya dirección se encomienda al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, a través del Instituto de Salud Carlos III.

Algunos de los laboratorios veterinarios incluidos son Visavet, el CISA-INIA, el Laboratorio Central de Veterinaria del Ministerio de Agricultura, el IRTA-CReSA o los Laboratorios del Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario NEIKER-Tecnalia.

CONTROL Y ERRADICACIÓN DE ENFERMEDADES ANIMALES

Asimismo, el informe recordaba la importancia de mantener los programas para el control y erradicación de enfermedades animales, especialmente aquellas susceptibles de transmitirse al ser humano, y remarcaba el trabajo de los Puestos de Inspección Fronterizos (PIF) que verifican el cumplimiento de los requisitos sanitarios en los productos de origen animal que entran de fuera de la Unión Europea.

“Debido a los peligros derivados del movimiento transfronterizo, es un reto de primer orden minimizar el riesgo de introducción en territorio nacional de vectores y reservorios de enfermedades humanas y animales. En este último sentido, cobra especial relevancia la necesidad de mantener la eficacia en la aplicación de las medidas de prevención destinadas a reducir el riesgo de entrada de enfermedades en las partidas de animales, material genético y productos que llegan y se incorporan a la UE a través de las aduanas españolas”, apuntaba el documento.

En la misma línea, insistía en que, para garantizar la seguridad frente a epidemias y pandemias, “se debe observar el estado sanitario de la cabaña ganadera a través de la aplicación de medidas de prevención y con la ejecución de programas de vigilancia, control y erradicación de enfermedades”.

Además, recordaba sobre la mayor epidemia de origen animal hasta el momento, la encefalopatía espongiforme bovina (EEB), que continuaba su evolución favorable, y desde 2016 España es reconocida oficialmente por la Organización Mundial de Sanidad Animal como país con riesgo insignificante.

También apuntaban que durante 2019 no se han registrado casos notificables de gripe aviar, por lo que se ha mantenido el estatus de país libre, y añadía sobre la peste porcina africana que, dada la situación, el Programa Nacional de Vigilancia Sanitaria Porcina se ha reforzado para adaptarlo al mayor riesgo.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.