JUEVES, 1 de octubre 2020, actualizado a las 3:57

JUE, 1/10/2020 | 3:57

POLÍTICA

Europa, a la vanguardia en seguridad alimentaria en los últimos años

Desde la crisis de las "vacas locas", la Comisión Europea ha creado una serie de herramientas que establecen nuevas reglas y estándares para mejorar la seguridad de los alimentos

Europa, a la vanguardia en seguridad alimentaria en los últimos años

Europa, a la vanguardia en seguridad alimentaria en los últimos años

Desde la crisis de las "vacas locas", la Comisión Europea ha creado una serie de herramientas que establecen nuevas reglas y estándares para mejorar la seguridad de los alimentos

Fernando Núñez Benítez - 09-05-2018 - 14:00 H

La Fundación Antama (Fundación para la Aplicación de Nuevas Tecnologías en la Agricultura, el Medio Ambiente y la Alimentación) ha realizado un recopilatorio de la historia de la seguridad alimentaria europea y las medidas que se están aplicando hoy en día.

Entre los años 1990 y 2000, las crisis alimentarias impulsaron un cambio importante en el escenario de la seguridad alimentaria en Europa, estableciendo estándares más rígidos, más controles en la producción de alimentos y la extensión del entendimiento de seguridad alimentaria en un sentido más amplio: de la granja a la mesa.

Tras la conocida crisis de las “vacas locas” en Inglaterra que fue causada por la enfermedad de encefalopatía espongiforme bovina, que supuso un coste total alrededor de los 750 millones de euros, la reducción de aproximadamente el 40% de las ventas en el mercado interno británico y el cierre completo de las exportaciones, se demostró que se necesitaba crear un nuevo sistema comunitario para la prevención y control de la seguridad alimentaria.

Para hacer frente a este escenario, la Comisión Europea creó una serie de herramientas que establecieron las nuevas reglas y estándares adoptados. Un conjunto de legislaciones de obligado cumplimiento que definen requisitos básicos como "de la granja a la mesa", el concepto horizontal de que la seguridad de los alimentos se debe vigilar desde la producción primaria hasta que el alimento llega al consumidor.

También está presente la importancia de que las decisiones se basen en un análisis del riesgo fundamentado científicamente, con independencia de factores políticos o económicos.

Por otro lado, encontramos el principio de precaución que establece que para proteger la salud hay que actuar ante cualquier sospecha de no conformidad de un producto hasta que se pueda comprobar científicamente que no hay riesgos.

Además de las nombradas, entre otras, encontramos la herramienta básica de la trazabilidad, que ayuda a rastrear en todas las etapas de producción aquellos alimentos sospechosos y evitar que sigan en la cadena de suministros.

Dentro de este marco legislativo, se estableció la creación de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Rasff (Red de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos). Es a partir de este momento cuando la estructura de vigilancia de la seguridad alimentaria europea se establece tal como es actualmente.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.