JUEVES, 23 de mayo 2024

JUE, 23/5/2024

POLÍTICA

Estatuto del Becario y prácticas en Veterinaria: Las Universidades advierten que puede suponer una “amenaza”

El Gobierno y los sindicatos han firmado un documento para defender los derechos de los estudiantes en prácticas, pero la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas advierte que supone un peligro para la continuidad del modelo

Izda a dcha: Unai sordo, secretario general de CCOO; Yolanda Díaz, ministra de Trabajo; y José María Álvarez, secretario general de UGT.
Izda a dcha: Unai sordo, secretario general de CCOO; Yolanda Díaz, ministra de Trabajo; y José María Álvarez, secretario general de UGT.

Estatuto del Becario y prácticas en Veterinaria: Las Universidades advierten que puede suponer una “amenaza”

El Gobierno y los sindicatos han firmado un documento para defender los derechos de los estudiantes en prácticas, pero la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas advierte que supone un peligro para la continuidad del modelo

Francisco Ramón López - 16-06-2023 - 13:25 H - min.

Este jueves 15 de junio, los sindicatos CCOO y UGT y el Ministerio de Trabajo, dirigido por Yolanda Díaz, firmaron el ‘Estatuto de las personas en formación práctica no laboral en el ámbito de la empresa’, más conocido como ‘Estatuto del Becario’.

Para los impulsores, este acuerdo supone otro paso más en la defensa de los derechos laborales de los estudiantes en prácticas, que sigue la línea de una medida que se tomó recientemente: la obligatoriedad de cotizar a la Seguridad Social.

Entre los derechos que recoge el Estatuto, se encuentran: la compensación de gastos, la prevención de riesgos laborales; el establecimiento de descansos; permisos para ir al médico incluyendo la no repercusión en la evaluación en el caso de las prácticas curriculares; compatibilidad entre estudios y prácticas y la garantía de contar con una adecuada tutorización y formación por parte del centro de estudio y de la empresa.

El acuerdo contempla también la presunción de laboralidad en caso de fraude, lo que prohíbe la realización de tareas que no son formativas como la sustitución del personal en vacaciones o la realización de las tareas que hacen los trabajadores en plantilla.

Es por esto que se incorpora, tanto un régimen sancionador para prevenir y corregir los incumplimientos, como una labor de vigilancia por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que garantiza que su cumplimiento y será una de las prioridades del organismo.

Además, el Estatuto define las prácticas para evitar fraudes y establece un régimen sancionador disuasorio con cantidades que oscilan entre 70 y 225.018 euros, según el tipo de fraude que se cometa. Por otro lado, establece una limitación de la plantilla de becarios en un 20%.

Por otra parte, también se evita que las prácticas se realicen en horarios nocturnos y se limita el desarrollo de actividades calificadas como peligrosas por la ley, garantizando la formación y los recursos preventivos en el caso de que sea imprescindible hacerlas.

EL CRUE SE OPONE A LA COMPENSACIÓN DE GASTOS DE LAS PRÁCTICAS

Por su parte, los miembros de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) ya mostraron su disconformidad con el texto antes de esta firma, afirmando que “constituye una amenaza para el modelo de prácticas vigente en el sistema universitario español”.

De forma general, los rectores consideran que se da a las prácticas un “contenido jurídico-laboral del que carecen”. “Las prácticas de estudiantes universitarios son un asunto estrictamente académico y no se entiende por qué razón sindicatos y patronal tienen que pactar su régimen jurídico”, añaden.

En cuanto a las medidas concretas, de “manera muy particular”, el Crue afirma que “se opone radicalmente” al establecimiento de una compensación obligatoria por los gastos en que pueda incurrir el estudiante en prácticas.

“Se trata de una previsión inédita en nuestro Derecho y cuya consecuencia inmediata será la disminución dramática del número de empresas y, sobre todo, de entidades públicas dispuestas a acoger estudiantes en prácticas. Además de todo ello, la valoración de tal compensación generará con toda seguridad una gran complejidad y dificultades añadidas a la gestión ordinaria de las prácticas”, lamentan.

Por último, Crue alerta “del serio peligro que para la continuidad de la oferta de prácticas que necesita el sistema universitario español representan medidas como la compensación obligatoria de gastos y la inclusión de los estudiantes en prácticas en la Seguridad Social sin, al menos, dejar tiempo a las universidades para su aplicación”.

CONSULTA EL DOCUMENTO DEL ESTATUTO DEL BECARIO

VOLVER ARRIBA