JUEVES, 18 de julio 2019, actualizado a las 7:22

JUE, 18/7/2019 | 7:22

POLÍTICA

El puerto de Santander volverá a tener Puesto de Inspección Fronteriza

Se debe a los planes preventivos de la Unión Europea referentes al control sanitario veterinario en frontera ante un posible Brexit sin acuerdo

GALERIA

El puerto de Santander volverá a tener Puesto de Inspección Fronteriza

Se debe a los planes preventivos de la Unión Europea referentes al control sanitario veterinario en frontera ante un posible Brexit sin acuerdo

Francisco Ramón López - 20-02-2019 - 14:02 H

El delegado del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha anunciado este lunes 18 de febrero que la Comisión Europea ha autorizado el levantamiento de la suspensión del Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) del Puerto de Santander.

Los Puestos de Inspección Fronteriza son  puntos de control sanitario de la Comunidad Económica Europea en relación a terceros países que actúan como “un cordón sanitario” para controlar las mercancías de origen animal, tanto para consumo humano como ganadero. Su objetivo es detectar mercancías en mal estado o con agentes nocivos para personas, animales o plantas que llegan desde países extracomunitarios.

Esta instalación, que depende funcionalmente del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación y del Ministerio de Sanidad, Consumo y servicios Sociales, fue inaugurada el 25 de noviembre de 2002 y estaba suspendida desde el año 2013 mediante la decisión 2013/235/UE, por la que se prohibía la entrada de productos de origen animal por el puerto de Santander.

La recuperación del PIF se debe, explica la delegación, “a los momentos de incertidumbre” que se viven en la Unión Europea ante un posible Brexit duro a partir del 30 de marzo. Y es que en el ámbito sanitario veterinario, tras el Brexit, el Reino Unido pasaría a tener la consideración de país tercero, por lo que cada partida de animales vivos y productos animales procedentes del país tendrían que someterse a controles en los PIF de entrada en la Unión Europea.

Para aumentar la capacidad de estos controles fronterizos la UE ha incluido ciertas flexibilidades, como, por ejemplo, aceptar instalaciones temporales para las salas de inspección o el uso de instalaciones comerciales para el almacenamiento de partidas. La reapertura del puesto fronterizo cántabro entraría dentro de estas medidas.

La idea de las autoridades europeas es que se puedan despachar en el Puerto de Santander las mercancías de origen animal que transporte el Ferry, tanto en exportación como en importación.

Eso sí, para la recuperación del PIF el Puerto de Santander aún debe acometer una serie de mejoras antes del 15 de marzo, de tal forma que se cumpla con los requisitos exigidos por la Comisión Europea. Entre otros, figuran modificaciones dentro de las instalaciones, de señalización de la misma y un Plan de limpieza y desinfección de las zonas de inspección.

Zuloaga ha celebrado la recuperación del puesto y lo ha considerado “una gran noticia” ya que puede suponer la creación de puestos de empleo público para cubrir los diferentes turnos de trabajo y los distintos horarios de despacho de mercancías en el nuevo escenario que se genere tras el Brexit.

El Gobierno ya acordó en el Consejo de Ministros del 8 de febrero reforzar con 1.735 personas las administraciones y empresas públicas para preparase ante el Brexit. Precisamente el control sanitario en fronteras fue una de las áreas que consideraron como “más relevantes”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.