VIERNES, 29 de mayo 2020, actualizado a las 18:14

VIE, 29/5/2020 | 18:14

POLÍTICA

Denuncian discriminación al acceder con perros-guía a espacios públicos

La asociación “No sin mi perro-guía” lleva este problemático caso hasta el Congreso junto a una petición en Change.org que ya supera las 105.000 firmas

Denuncian discriminación al acceder con perros-guía a espacios públicos

Denuncian discriminación al acceder con perros-guía a espacios públicos

La asociación “No sin mi perro-guía” lleva este problemático caso hasta el Congreso junto a una petición en Change.org que ya supera las 105.000 firmas

Javier López Villajos - 01-03-2018 - 14:00 H

La asociación “No sin mi perro-guía” logró comparecer en el Congreso de los Diputados para exponer la problemática que afecta a sus usuarios con el apoyo de una petición en Change.org que ya supera las 105.000 firmas. La iniciativa fue propuesta por José Antonio Ferrero, usuario del colectivo, ante la discriminación que sufren por no poder acceder con su perro-guía a diferentes establecimientos públicos, y que finalmente dio origen al informe con encuestas entre otros datos que se presentó en el Congreso.

Ferrero revela en declaraciones exclusivas para el diario Animal’s Health que “esta denegación suele ocurrir en establecimientos de hostelería y servicios de transporte como los taxis”. “Previendo que no nos van a dejar entrar en algunos espacios, tenemos que ir acompañados de otras personas”, confiesa.

Y es que de un tiempo a esta parte, la asociación “No sin mi perro-guía” detectó un aumento de denuncias por este tipo de casos, en concreto, 96. “La gran mayoría de las personas que forman el grupo somos usuarios desde hace años y cuando nos pusimos a investigar, descubrimos que realmente había una denegación de acceso”, explica Lucía Melchor, una de las portavoces del grupo.

Melchor, en conversación con Animal's Health, reivindica que “es imprescindible que esto se contemple en el Código Penal”, argumentando que son personas con derecho a llevar un auxiliar de autonomía, algo que la ley permite, para ir en condiciones de “seguridad y comodidad”.

Portavoz de la asociación y también encargada de exponer el problema en el Congreso, Melchor concluye que  “una vez puesta sobre la mesa esta situación límite que sufrimos, esperamos una solución”. Situación límite que volvió a escenificarse durante esa sesión del Congreso, tal y como recuerda la propia Melchor: “durante mi comparecencia, una de las personas del colectivo estaba poniendo una denuncia por denegación de acceso a un servicio médico”.

UN CASO DE DISCRIMINACIÓN

Intentando buscar una explicación de por qué determinados establecimientos públicos les impiden la entrada con el perro-guía, Melchor cree que los responsables no ven que “el derecho de acceso es de la persona” y que se centran en prohibir la entrada del perro que es un animal. “El perro sólo entra ahí porque es un auxiliar de autonomía. ¿Qué interés tiene un perro de entrar en un restaurante? Somos nosotros quienes necesitamos acceder de esta forma”, protesta, sentenciando que “si impides el acceso al perro, se lo impides a la persona que tiene una discapacidad. Hablamos de discriminación por utilizar un auxiliar de autonomía y por tanto hablamos de discriminación por tener esta discapacidad”.

La integrante del colectivo ejemplifica el problema de esta forma: “Hay muchos sitios donde no se permite el acceso de vidrio pero a nadie le quitan las gafas. Igual que a nadie en silla de ruedas le obligan a dejarla en la puerta. Pues esto es lo mismo”, opina valorando esta condición impuesta como de “vulnerabilidad”.

La portavoz de la asociación explica además que “los perros están perfectamente reglamentados en condiciones de higiene y seguros. Todo lo demás es nuestro derecho de acceder en las condiciones necesarias debido a nuestra incapacidad” y recuerda que el equívoco está en que el problema no es que prohíban la entrada al perro sino a la persona con el perro. Por último, Melchor comparte el mensaje de la asociación: “queremos que se legisle desde la persona. Y es que las ayudas animales están recogidas en la ley, momento en que dejan de ser animales y pasan a ser una ayuda técnica”.

USUARIOS DE LA ASOCIACIÓN "NO SIN MI PERRO-GUÍA"

  • GALERIA

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.