VIERNES, 18 de septiembre 2020, actualizado a las 14:06

VIE, 18/9/2020 | 14:06

POLÍTICA

Coronavirus como accidente laboral: Los veterinarios se quedan fuera

Los veterinarios se han quedado fuera del Real Decreto por el que a los profesionales de centros sanitarios se les reconocerá como accidente laboral el contagiarse de Covid-19, pues sus centros no son considerados sanitarios

María Jesús Montero, portavoz del Gobierno, presentó la semana pasada un Real Decreto que consideraba accidente laboral el contagio de Covid-19 de profesionales sanitarios.
María Jesús Montero, portavoz del Gobierno, presentó la semana pasada un Real Decreto que consideraba accidente laboral el contagio de Covid-19 de profesionales sanitarios.

Coronavirus como accidente laboral: Los veterinarios se quedan fuera

Los veterinarios se han quedado fuera del Real Decreto por el que a los profesionales de centros sanitarios se les reconocerá como accidente laboral el contagiarse de Covid-19, pues sus centros no son considerados sanitarios

Redacción - 02-06-2020 - 20:30 H

En el Consejo de Ministros del pasado martes 26 de mayo se acordó que los profesionales que prestan atención en los centros sanitarios o sociosanitarios y que hubieran contraído Covid-19 durante la pandemia, se les reconociera la enfermedad o incluso el fallecimiento a causa de la misma como accidente laboral. Sin embargo, ateniéndose al contenido del Real Decreto-ley 19/2020, que lo desarrolla, los veterinarios no pueden acogerse.

Una de las principales reivindicaciones del sector veterinario, y que de hecho fue el principal lema de la manifestación que se llevó a cabo en noviembre, es que se les considere a todos los efectos como profesionales sanitarios, lo que impediría que se quedaran fuera ante este tipo de situaciones.

En este sentido, el Consejo Valenciano de Colegios Veterinarios (CVCV) volvía a reclamar el pasado verano que las clínicas veterinarias fueran reconocidas por ley como centros sanitarios. Una reclamación que no es nueva, y que volvió a tomar protagonismo desde que en diciembre de 2018 se volviera a abrir el Registro Estatal de Profesionales Sanitarios (REPS).

Dicha herramienta permite a los ciudadanos acceder a datos de profesionales como médicos u odontólogos, y también veterinarios. Sin embargo, no permite registrar los centros veterinarios, que siguen sin ser considerados sanitarios.

Esto se arrastra desde la aprobación del RD 1277/2003 de autorización de centros, servicios y establecimientos sanitarios, donde se excluyó a las clínicas de tal consideración, y que fue el texto en el que se basó el RD 640/2014 que regula el REPS, a pesar de que para entonces ya había entrado en vigor de la Ley 44/2003 de ordenación de las profesiones sanitarias, que sí que incluye a los veterinarios.

QUÉ HACE FALTA PARA QUE LOS VETERINARIOS SE CONSIDEREN SANITARIOS

Antonio Cabrera, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras (CCOO), critica algunos aspectos del nuevo Real Decreto del Gobierno que considera la Covid-19 como accidente laboral por quedarse corto y explica a Animal’s Health los pasos que se están dando hacia el reconocimiento de los veterinarios como sanitarios.

Cabrera explica que al final, para que una profesión se pueda considerar sanitaria a todos los efectos hay que cambiar muchos aspectos primero, pues las leyes se basan, por ejemplo, en registros como la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE), entre otras cosas.

En este caso, las actividades veterinarias quedan fuera del grupo de Actividades sanitarias y de servicios sociales, que incluye a médicos y enfermeros e incluso a personal de residencias, y están incluidas en otro grupo: el de Actividades profesionales, científicas y técnicas.

Debido a que este Real Decreto por el que a los profesionales de centros sanitarios se les reconoce como accidente laboral el contagiarse de Covid-19, se basa en registros como el CNAE, hay muchas profesiones consideradas esenciales y que han estado expuestas durante la pandemia que no verán reconocida su enfermedad como un accidente laboral. Ni siquiera los trabajadores de salud pública que han estado combatiendo la pandemia estarían incluidos, señala.

Según apunta Cabrera, tal y como está la situación, la única forma para que un veterinario estuviera cubierto sería como personal funcionario o estatutario adscrito a la consejería de Sanidad, y no siempre ocurre con los veterinarios, que exceptuando algunos casos como el cuerpo A4 de Andalucía, están incluidos en la Consejería de Agricultura.

El secretario general asegura que su sindicato considera, y lo ha exigido así, que todos los profesionales de salud pública deberían estar englobados en la atención primaria del Sistema Nacional de Salud, incluidos los veterinarios, para que no estén dispersos.

AVANCES EN LAS CUALIFICACIONES PROFESIONALES DE LOS VETERINARIOS

Además, recuerda que desde que se firmara el convenio colectivo del sector veterinario han dado distintos pasos para conseguir el reconocimiento sanitario del sector y, por ejemplo, en este último mes, han trasladado al Instituto Nacional de las Cualificaciones (Incual) la reclamación de que los asistentes técnicos veterinarios estén clasificados como sanitarios, pues actualmente están en un vacío legal.

“Nosotros lo que estamos diciendo es que toda la actividad veterinaria tiene que ser considerada centro sanitario a todos los efectos”, incide, y asegura que “han reabierto el debate”, y que además del asunto de los asistentes técnicos se realizará una revisión general de otras cualificaciones del sector.

Que se reconociera a la veterinaria como actividad sanitaria, tendría otras ventajas en la vida diaria del sector, como la regulación de las guardias, un aspecto que admite que fue muy difícil de plasmar en el convenio precisamente porque los veterinarios no son considerados sanitarios en este sentido.

Cabrera celebra que haya acuerdo con la Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE) para transmitir esta petición al Gobierno y dar un paso más, al menos en el apartado de las cualificaciones, para que la actividad veterinaria sea sanitaria. Hasta el momento, según comenta, el Ministerio de Sanidad está conforme.

“En el sector veterinario, al final, lo primero que hay que definir es el sector”, señala el secretario general, que señala que utilizando como base el convenio se le puede ir dando carácter sectorial sanitario, y a partir de ahí seguir trabajando.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.