LUNES, 25 de mayo 2020, actualizado a las 20:29

LUN, 25/5/2020 | 20:29

POLÍTICA

Comienza la fase I de desescalada: Novedades para el sector animal

En la fase I de la desescalada se mantienen todas las medidas de la fase 0 y se reabren los centros de protección animal y las tiendas y criaderos de animales. También se permitirán los congresos veterinarios de hasta 30 personas

Salvador Illa, ministro de Sanidad.
Salvador Illa, ministro de Sanidad.

Comienza la fase I de desescalada: Novedades para el sector animal

En la fase I de la desescalada se mantienen todas las medidas de la fase 0 y se reabren los centros de protección animal y las tiendas y criaderos de animales. También se permitirán los congresos veterinarios de hasta 30 personas

Redacción - 12-05-2020 - 17:12 H

Este lunes 11 de mayo comenzó en algunas regiones de España oficialmente la fase I de la desescalada, la segunda del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad, que consta de cuatro fases (0,I,II y III) antes de alcanzar la denominada como nueva normalidad.  

A lo largo del fin de semana, el Gobierno anunció qué provincias y departamentos sanitarios pasarían a la fase I, pues la desescalada será asimétrica y los distintos territorios de España irán avanzando según su situación sanitaria. También publicó en el Boletín Oficial del Estado la orden que legisla esta fase. 

Al igual que la fase 0, que incluía la opción de dar paseos en parejas o hacer deporte en solitario —también acompañados de animales— así como la apertura de pequeños establecimientos, la fase I presenta algunas novedades para aquellas comunidades que hayan cumplido los requisitos. La lista puede consultarse aquí.

Hay que recordar antes de entrar a desgranar las novedades, que las clínicas veterinarias han estado abiertas desde que se decretó el estado de alarma, al ser consideradas servicios esenciales y, aunque en los momentos más graves de la pandemia se ciñeron a atender urgencias, ya hace tiempo que están disponibles para cualquier tratamiento.

Y es que en el sector de las clínicas veterinarias se han tomado todas las medidas de seguridad necesarias para realizar los servicios con normalidad, por lo que se puede acudir a ellas —con cita previa y siguiendo los protocolos— para, por ejemplo, realizar tratamientos preventivos como la vacunación y la desparasitación, que son especialmente importantes en esta época del año, pues es periodo de pulgas y garrapatas, que pueden transmitir enfermedades zoonósicas, y de otros vectores, como los mosquitos que transmiten la leishmaniosis, cuya protección mediante la combinación de vacuna y collares repelentes es recomendada por los expertos.

CIRCULACIÓN LIBRE: PRINCIPAL NOVEDAD

Entre las principales novedades de la fase I, que están desgranadas en una guía del Ministerio de Sanidad, está la de la circulación libre por la provincia o unidad territorial que ha pasado de fase, hasta un máximo de 10 personas, y la apertura de las terrazas de restaurantes, hasta el 50% de la capacidad.

En este sentido no han sido muy claros en cuanto al papel de los animales en esta circulación, aunque en distintas comparecencias han aclarado que, para mantener la seguridad y evitar aglomeraciones, los paseos, incluidos los acompañados por un perro, no deben confundirse con esta circulación y han de mantenerse en sus respectivas franjas horarias, que se mantienen durante la fase I, aunque se permitirán modificaciones por parte de las comunidades.

Aunque los establecimientos que cumplían los requisitos ya podían abrir en la fase 0, incluidos los del sector de los animales —de hecho, las tiendas de alimentación animal estuvieron abiertas en todo momento—, en esta fase todavía quedaban algunos que no podían abrir sus puertas.

ABREN LOS CENTROS DE PROTECCIÓN ANIMAL

Esto sucedía con los centros de protección animal y las tiendas minoristas y criaderos de animales, que al estar englobados dentro de actividades agroalimentarias no esenciales, que no se incluía su apertura en la fase 0, contaban con restricciones, entre ellas no abrir al público. Ahora sí que será posible.

Por otro lado, en la Fase I se podrán celebrar congresos o seminarios, incluidos los veterinarios, con menos de 30 asistentes. Para la Fase II se permitirán congresos y seminarios con hasta 50 participantes, y en la fase III, 80.

Por último, los centros de investigación y las instalaciones científico-técnicas que se cerraron durante el estado de alarma podrán abrir durante la fase I. Aunque el Gobierno recuerda que estos cierres durante el estado de alarma han sido excepcionales y no obligados.

En definitiva, este es un paso más de vuelta a la normalidad y de reapertura de locales y ampliación de servicios. El sector veterinario no es una excepción, y ya se puede ver como algunas instituciones, como la sede del Colegio de Veterinarios de Valencia o el Museo del Colegio de Veterinarios de Badajoz, reabren sus puertas.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.