LUNES, 10 de diciembre 2018, actualizado a las 5:44

LUN, 10/12/2018 | 5:44

MADRID

POLÍTICA

Cantabria no puede asumir el “sacrificio cero” y opta por la prevención

La futura Ley de Protección y Bienestar Animal de Cantabria no obliga al sacrificio cero por su elevado coste, sin embargo, propone medidas preventivas como evitar la compra impulsiva de mascotas

GALERIA
De Izq a derch: Jesus Oria, consejero de Medio Rural de Cantabria y Miguel Ángel Cuevas, director general de Ganadería y Medio Rural

Cantabria no puede asumir el “sacrificio cero” y opta por la prevención

La futura Ley de Protección y Bienestar Animal de Cantabria no obliga al sacrificio cero por su elevado coste, sin embargo, propone medidas preventivas como evitar la compra impulsiva de mascotas

Jorge Jiménez Rodríguez - 29-11-2018 - 13:00 H

La futura Ley de Protección y Bienestar Animal de Cantabria no obliga al sacrificio cero por el elevado coste que supondría hacerlo efectivo, ante las limitaciones presupuestarias, aspira a alcanzar ese objetivo por la vía de la prevención, con medidas para evitar la compra impulsiva o poco meditada de mascotas.

El sacrificio cero ha sido el aspecto más polémico en el proceso de participación que abrió el Gobierno de Cantabria para redactar el proyecto de ley, que fue aprobado la semana pasada por el Ejecutivo y, según ha explicado el consejero de Medio Rural, Jesús Oria, ya ha sido remitido al Parlamento. La nueva norma ha sido presentada por Oria, acompañado del director general de Ganadería y Medio Rural, Miguel Ángel Cuevas. Según ha explicado el consejero, la ley otorga un papel “central” a las protectoras de animales, a las que se destina una partida de 60.000 euros en los presupuestos de 2019, en contraposición con los 11.000 que se les destinaba este año. La nueva norma, prohíbe el sacrificio de los animales que hayan sido abandonados durante un plazo de 30 días.

Según ha señalado Oria, la nueva ley adapta los preceptos de la anterior, teniendo en cuenta “el cambio de sensibilidad” que desde entonces se ha producido en la sociedad sobre la protección animal y recoge los aspectos básicos que deben regular la relación entre el ser humano y los animales, que más adelante podrán completarse mediante decretos. El objetivo de la ley es la protección de los animales domésticos, los de producción y los de compañía, a la vez que la fauna silvestre en estado de cautividad.

Por su parte, Oria ha querido destacar que la ley hace hincapié en mejorar el trato que se dispensa a los animales, con especial referencia a los de compañía, “entre los que todavía se dan muchos casos de abandono o maltrato”. Según el consejero, los casos de abandono, además del trato cruel que suponen, representan un “conflicto ético” a la sociedad, que debe decidir sobre su destino. Sobre este punto, Oria ha especificado que la eutanasia se contempla como una herramienta de gestión “en casos extremos” ante la falta de recursos. Ante esta situación, la ley “pone todo el énfasis” en promover la tenencia responsable de animales de compañía y la prevención del abandono o el maltrato, ha afirmado Oria. Dentro de la prevención, hay una medida que será obligar a los vendedores a proporcionar al futuro propietario toda la información necesaria para que sea consciente de lo que está adquiriendo y sea responsable en su cuidado. El consejero ha subrayado que la ley podrá ser modificada a través de enmiendas.

Ante la nueva Ley de Protección y Bienestar Animal de Cantabria, partidos como Izquierda Unida (IU) se han manifestado argumentando que al Gobierno cántabro le falta valentía para “dar respuesta a la demanda creciente de mayor protección para los animales”. Además, desde IU se ha tachado la ley de “insuficiente” y de no responder “satisfactoriamente a los colectivos que trabajan por el bienestar animal en Cantabria”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.