DOMINGO, 21 de abril 2024

DOM, 21/4/2024

OPINIÓN

El uso de ChatGPT en la clínica veterinaria

El uso de ChatGPT en la clínica veterinaria

El uso de ChatGPT en la clínica veterinaria

David Perpiñán - 16-06-2023 - 12:52 H - min.

Socio fundador de Veterinary Talent

Poco a poco, la inteligencia artificial (IA) ha ido introduciéndose en nuestra vida personal y profesional. Herramientas como ChatGPT se han popularizado a velocidad de vértigo y han alcanzado el millón de usuarios en apenas 5 días, algo que batía con creces el anterior récord (en manos de Tik-Tok). Como cualquier otro avance tecnológico (desde la máquina de vapor a internet), la IA ha venido para quedarse y conviene conocer cómo el veterinario puede utilizarla a su favor.

Hoy hablaremos específicamente de ChatGPT, un modelo de IA de procesamiento lingüístico que tiene capacidad para responder preguntas, completar oraciones y generar texto creativo. Pese al revuelo creado, ChatGPT no deja de ser una IA bastante básica, que ya ha sido superada con creces por su versión de pago (GPT-4) y que va a ser superada en pocos meses por los muchos otros modelos en los que se está trabajando.

ChatGPT es una aplicación gratuita, solo está actualizada hasta 2021 y todos sus resultados deben ser revisados y adaptados a nuestras necesidades. Pero aun así puede facilitar el trabajo veterinario en algunos aspectos; aquí van unos ejemplos.

  1. Prestar/alquilar parte de nuestro equipamiento veterinario a un cliente (por ejemplo, un aparato de nebulización o un simple transportín) debe implicar el cobro de una fianza o bien el cobro de la totalidad del coste del aparato para luego devolver una parte. De forma idónea, esto debe acompañarse con un contrato, algo que ChatGPT permite hacer de una forma sencilla que nos ahorra tiempo y dinero. Basta con introducir el comando “Redacta un contrato de cesión de equipo veterinario entre la clínica y el cliente.”.

  2. Muchos veterinarios sufren (o no encuentran tiempo) a la hora de escribir una carta de recomendación para un empleado, una persona de prácticas o un colega, especialmente si es en inglés. Se le puede pedir a ChatGPT que escriba esa carta, que después nosotros revisaremos. Podemos probar con el ejemplo “Escribe una carta de recomendación para nuestro veterinario Miguel, que ha trabajado durante dos años en nuestra clínica de perros y gatos, y su trabajo y actitud han sido siempre excelentes.”. Si queremos que la carta sea en inglés o en cualquier otro idioma, sólo tendremos que indicarlo.

  3. De la misma manera, cuando un veterinario encuentra un caso interesante o ha realizado un pequeño estudio retrospectivo con sus pacientes, publicar un artículo científico puede suponer un reconocimiento a su trabajo y una ayuda para lograr una mejor compresión de algunas patologías. Pero en la práctica, las barreras para publicar (inglés, tiempo disponible y uso de lenguaje específico de artículo científico) hacen que muy pocos veterinarios lleguen a publicar aquello que les gustaría. ChatGPT puede ser una ayuda increíble en este aspecto, al mejorar el inglés de un artículo, las palabras técnicas, el orden adecuado o incluso traduciendo al inglés el borrador que hemos creado en otro idioma. Podemos probar por ejemplo con comandos del tipo “Traduce al inglés y mejora el siguiente apartado de Resultados para la publicación de este artículo en la revista Journal of Small Animal Practice”. Para quien todavía no pueda ver los beneficios de la IA, simplemente esta funcionalidad de ChatGPT permite eliminar esa barrera en la que durante décadas han sido los autores anglosajones quienes generaban la mayoría de la literatura veterinaria y, por tanto, eran conocidos como los grandes especialistas de referencia. Un patólogo nos diría que cuanta más calidad tenga la muestra que enviamos a analizar, más calidad tendrán los resultados. Lo mismo se puede aplicar a ChatGPT, ya que cuanto mejor sea el contenido que le introducimos, mejor será el resultado que saque. ChatGPT puede traducir cualquier cosa y se pueden introducir los comandos en cualquier idioma, pero no es ninguna sorpresa que sus resultados se optimizan cuando los comandos los introducimos en inglés. A menudo hay que ir probando con diferencias en los comandos hasta que el resultado es el que queremos, e incluso para los mismos comandos, ChatGPT nos da la opción de regenerar respuesta, lo que genera un texto con diferencias respecto al anterior, sin necesidad de haber modificado los comandos.

  4. Redactar un informe médico para un cliente que quiere buscar una segunda opinión o para un colega que nos ha referido un caso es hacernos perder mucho tiempo. Una forma de ahorrar tiempo es utilizar las notas médicas introducidas en nuestro programa de gestión veterinaria y decirle a ChatGPT que las utilice para “generar un informe médico de este paciente canino para el propietario que quiere buscar una segunda opinión. Actúa como el veterinario que ha llevado el caso.”. A partir de aquí, siempre vamos a poder ir mejorando los resultados hasta adecuarlos a lo que queremos, por ejemplo, con comandos como “utiliza un lenguaje menos técnico”, “proporciona los datos de urianálisis en una tabla”, “para cada nombre comercial de medicamento incluye también el principio activo”, etc. El verdadero potencial de ChatGPT solo se obtendrá si vamos probando y familiarizándonos con la aplicación.

  5. Crear, actualizar o mejorar nuestra página web. Una funcionalidad muy valorada de la aplicación es su capacidad de generar código para crear páginas web, algo que nos puede ahorra mucho tiempo y dinero. Por ejemplo, podríamos introducir el siguiente comando: “crea código para que en la página principal de nuestra página web aparezca un botón azul en la parte derecha que redirija a la página web de nuestra otra clínica www.clinicaveterinariachatgpt.com. Crea el código para el lenguaje utilizado en Wordpress”.

Familiarizarse con los principios básicos de ChatGPT nos puede ayudar a adaptarnos mejor a los nuevos sistemas de IA, algunos de los cuales ya existen y son de pago, y otros se irán generando a lo largo de las siguientes semanas, meses o años. Descubrir el potencial de todas las funcionalidades de esta aplicación nos puede ahorrar tiempo y dinero, y puede mejorar la calidad de nuestro trabajo.

En este artículo se han proporcionado algunos ejemplos de su uso en la clínica veterinaria, pero la utilidad clínica de los modelos que se vayan desarrollando se va a multiplicar en un futuro muy próximo y debemos estar preparados para aprovechar todas sus funcionalidades.

VOLVER ARRIBA