DOMINGO, 23 de septiembre 2018, actualizado a las 2:27

DOM, 23/9/2018 | 2:27

MADRID

OPINIÓN

La colaboración multidisciplinar en la profesión veterinaria

La colaboración multidisciplinar en la profesión veterinaria

Rosana Álvarez Bueno - 15-02-2018 - 09:00 H

Licenciada en veterinaria y directora de Etolia

En este primer artículo de opinión he querido exponeros a todos mis compañeros de profesión que me leáis esta inquietud que me acecha todas las semanas en el desempeño de mi trabajo como veterinaria especialista en medicina del comportamiento: “¿Por qué no colaboramos más entre nosotros?”

El trabajo como especialista en etología clínica es duro, tenemos que luchar diariamente contra el intrusismo de otras profesiones, debido a la falta de reglamentación y regulación de las mismas y de nuestras especialidades. Seguro que otros compañeros especialistas me entenderéis, como los fisioterapeutas o los odontólogos. Además, muy frecuentemente tenemos que informar a los compañeros generalistas sobre cuándo y cómo deben remitirnos los casos a nosotros y no a otros profesionales. Empleamos gran parte de nuestro tiempo en informar y eso no siempre se traduce en una cita para consulta.

Si vamos un poco más lejos, sabemos que en la actualidad la profesión veterinaria está mal considerada y mal pagada, pero de eso tenemos nosotros mucha parte de culpa, ya que somos un colectivo poco unido y maltratado (no siempre desde fuera). No en vano, el burn out en nuestra profesión ocupa las primeras posiciones en las estadísticas.

En suma, ser veterinario y ser etólogo se nos puede hacer en ocasiones muy cuesta arriba.

Pero ser veterinarios nos encanta, es una profesión vocacional y nos produce muchas satisfacciones diarias. Y a eso nos agarramos. Nos animan las pequeñas cosas y los pequeños avances, como ver a un animal recuperarse y a su familia feliz. Por eso seguimos adelante, para proporcionar bienestar a los animales y a sus familias. Y por ello pasamos horas metidos en nuestras clínicas, descuidando en muchas ocasiones otras tareas, y formándonos día a día en congresos y a través de la bibliografía científica.

Y otra cosa que a mí me da la vida en la profesión es la colaboración entre nosotros para conseguir este mismo fin. Aunque lamento mucho que no sea más frecuente y más practicada. En nuestra especialidad del comportamiento lo necesitamos a menudo, así como también somos necesitados. Especialidades como la dermatología, la neurología, la traumatología, la medicina felina, la medicina interna y otras muchas están íntimamente relacionadas con la etología clínica, así como con la veterinaria generalista. Al fin y al cabo, acuérdate que cualquier trastorno orgánico tiene su manifestación en el comportamiento del individuo.

Seguro que, si practicamos más en nuestro día a día clínico el relacionarnos más con otros compañeros que pueden ayudarnos y participar en los casos clínicos mediante reuniones clínicas, referencias y colaboraciones, llevaremos nuestra profesión a un más alto nivel y nuestro trabajo a un mejor resultado y a una mayor satisfacción personal y profesional.

Un saludo a todos mis compañeros.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.