MIÉRCOLES, 12 de agosto 2020, actualizado a las 5:29

MIÉ, 12/8/2020 | 5:29

OPINIÓN

Algunas reflexiones sobre la actual pandemia y la Salud Pública

Algunas reflexiones sobre la actual pandemia y la Salud Pública

Algunas reflexiones sobre la actual pandemia y la Salud Pública

José-Marín Sánchez Murillo - 20-07-2020 - 12:38 H

Presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Badajoz

De manera taxativa, comienzo asegurando que la gestión de la salud solo la pueden afrontar de manera eficiente los profesionales de la salud. Ellos serán los que determinen el enfoque epidemiológico, la perspectiva de salud pública y la gestión asistencial. Siendo nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS) uno de los más potentes del mundo, difícil lo tenemos si, pasada la pandemia, no se rediseña su estructura de tal modo que exista cooperación y coordinación verdaderas entre las CCAA y el Ministerio de Sanidad, el cuál se ha mostrado muy débil en las actuales circunstancias.

Me da la impresión que, aunque se ha hablado largo y tendido sobre el desequilibrio histórico entre lo asistencial y lo preventivo, con sesgo evidente hacia el primero, seguimos sin enterarnos de nada. Descuidamos la Salud Pública y por tanto descuidamos la protección, prevención y promoción de la salud. El sistema sanitario es tan antropocéntrico que es incapaz de entender lo que significa Salud Pública.

Mientras estemos en manos de políticos, habrá que arbitrar sistemas para ponérselo fácil. Conceptos como el de “inteligencia sanitaria” deben tenerse en cuenta para disponer de abundante información clave que les ayude a tomar decisiones rápidas en situaciones de crisis.? La pandemia por el SARS-Cov-2 ha puesto en evidencia que no estábamos preparados.

Curiosamente, las competencias sanitarias que nunca debieron ser transferidas, me refiero a las de Salud Pública, fueron las primeras en serlo, a principios de los años 80, antes incluso de la promulgación de la Ley General de Sanidad. Así, todo lo relacionado con la higiene y seguridad de los alimentos, seguridad de productos sanitarios, etc., pasó a ser de ámbito comunitario.

Atención primaria y atención especializada han mostrado sus debilidades y fortalezas. Aprovechemos estas últimas para modificar sus funciones y estructuras y así poder afrontar futuras situaciones de crisis con mayor eficacia. En ningún caso, daremos mayor relevancia a una sobre la otra, cada una por separado, juega un papel fundamental.

Médicos y enfermeros, pese a la desprotección a la que han estado sometidos, han sabido dar respuesta a esta crisis. Se han reinventado y adaptado a las circunstancias, independientemente de su especialidad. Aprovechemos este tirón para incorporar de facto al SNS, a los veterinarios. La profesión veterinaria es la profesión sanitaria que mejor conoce los temas relacionados con la seguridad alimentaria, zoonosis y Salud Pública en general. En nosotros, prevalece, por encima de todo, el sentido de la colectividad y prevención. Demos a la SALUD, de una vez por todas, un enfoque One Health porque ya no se sostiene hablar, por separado, de salud de los animales, salud de las personas y salud del medio ambiente.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.