MARTES, 16 de abril 2024

MAR, 16/4/2024

OPINIÓN

Únete a la Complutense del futuro

Únete a la Complutense del futuro

Únete a la Complutense del futuro

Joaquín Goyache Goñi - 17-03-2023 - 12:30 H - min.

Rector de la Universidad Complutense de Madrid y catedrático de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria

El próximo 21 de marzo la comunidad Complutense elegirá quién deberá ser su Rector/a durante el próximo mandato. Me presento a estas elecciones para renovar la confianza de la Universidad Complutense de Madrid. Han sido cuatro años de una gestión extraordinariamente difícil en una institución pública compleja y admirable, y, también, frágil. Recordamos con tristeza a todos los miembros de nuestra comunidad universitaria que nos dejaron en los terribles meses de pandemia. Su ausencia jamás será cubierta en nuestros corazones.

Pido el voto a la comunidad Complutense porque mantengo intacta la ilusión de servir a nuestra universidad y prepararla para el futuro. Como indiqué hace cuatro años, el programa que redacté estaba diseñado para ejecutarse en más de un mandato. Con el voto de la comunidad Complutense potenciaremos medidas y dinámicas básicas de nuestra institución que en 2019 estaban poco o nada desarrolladas y cuyo asentamiento precisa un nuevo periodo. También pido el voto rindiendo cuentas sobre la gestión realizada y en la confianza de que la experiencia acumulada estos años hace creíbles y realizables mis propuestas de futuro en un entorno que se ha mostrado imprevisible.

Mi primer mandato se inició con la pandemia de la COVID-19 y, ahora, la crisis energética y económica intensificada por la invasión de Ucrania golpea con dureza a nuestra institución. No obstante, el magnífico equipo que me ha acompañado este tiempo ha iniciado varios proyectos y desarrollado muchísimos otros adaptados a las nuevas circunstancias, que, sin duda, han transformado radicalmente nuestra universidad. Fuimos vulnerables ante lo inesperado y la esencia de nuestra universidad, la docencia presencial, estuvo en riesgo. Adoptamos medidas urgentes que, en conjunto, permitieron que el esfuerzo del estudiantado, el profesorado, y el personal de administración y servicios asegurara la continuidad de nuestra institución. Tras parar el primer golpe hicimos todo lo necesario para mantener la presencialidad en la Universidad Complutense de Madrid. La Universidad Complutense no es una simple expedidora de títulos: somos el foro en el que decenas de miles de jóvenes adquieren unas vivencias que las y los acompañarán el resto de su vida.

En la pandemia experimentamos con nuevas formas de enseñar, aprender, investigar y gestionar. El impacto en la vida cotidiana de la comunidad Complutense fue enorme. La comunidad Complutense estuvo a la altura. El rectorado y los servicios centrales trabajaron coordinadamente con los equipos decanales y gerenciales de toda la universidad, y en todo momento se priorizó la formación y el bienestar del estudiantado. El profesorado se adaptó a la docencia en línea con esfuerzo, dedicación, paciencia, rapidez y, sobre todo, vocación. Contamos con el apoyo a distancia de los extraordinarios servicios informáticos de la UCM, y el resto del Personal de Administración y Servicios, para superar en días la innegable brecha digital existente. Fue una demostración emocionante de la existencia de una comunidad Complutense, y yo la valoro con orgullo. Las labores ineludiblemente presenciales se cumplieron con dedicación y no pocos riesgos. El estudiantado vivió este periodo con incertidumbre y aislados de sus campus. La Universidad Complutense fue referente ofreciendo a nuestro estudiantado todo su potencial, incluido el psicológico con nuestro extraordinario servicio PsiCall-UCM. La comunidad Complutense, además, fue solidaria. Apoyamos a las autoridades, a los servicios sanitarios y a las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid con donaciones de material, muchas veces de fabricación propia. Iniciativas como COVID-Lot impidieron que la universidad fuera una fuente de contagios. El trabajo de los coordinadores y las coordinadoras COVID fue decisivo.

Creo que la comunidad Complutense acertará apostando por la experiencia y por la gestión transparente y con afán de servicio a la institución. Quiero poder dedicar los próximos años a consolidar los logros conseguidos y progresar hacia la Universidad Complutense del futuro. En mi próximo mandato continuaré con los ejes de gobierno de este: trabajar para una institución centrada en las personas, una universidad de futuro e integrada en la sociedad, una universidad integradora, equitativa, sostenible, saludable y concienciada con el medio ambiente, una universidad moderna, de vocación internacional y líder en docencia, investigación y transferencia. Una universidad, en definitiva, con una gestión fundada en la ética, la transparencia y una política económica rigurosa y realista.

Sé la Complutense deseamos y cómo conseguirla, pero también conozco las dificultades que encontraré. Hay retos inmediatos que se deben afrontar sin vacilar desde la experiencia y el respeto a la diversidad de opiniones y circunstancias:

  • Adaptaremos los Estatutos y los principales reglamentos de nuestra universidad a la Ley Orgánica del Sistema Universitario.

  • Negociaremos con el Gobierno de la Comunidad de Madrid una financiación estable y suficiente.

  • Continuaremos con el rejuvenecimiento y estabilización de las plantillas que hemos desarrollado con firmeza en este mandato.

  • No renunciaremos a conseguir que ningún estudiante deba dejar sus estudios por razones económicas

  • Institucionalizaremos y normalizaremos la cooperación entre grupos de investigación complutenses.

  • Agilizaremos las gestiones en nuestra institución, especialmente en investigación.

Pero, además, nos centraremos, en acciones transversales:

  • Continuaremos con la eliminación de los límites entre disciplinas para nuestro personal investigador consolidando el hito conseguido con el proyecto REACT-ANTICIPA UCM. Trasladaremos este tipo de acciones integradoras a la docencia.

  • Ampliaremos nuestro horizonte más allá de las fronteras nacionales. Pasaremos de ser un líder nacional reputado internacionalmente a ser una universidad verdaderamente internacional, internacionalizada y global. Desde nuestro consolidado liderazgo iberoamericano nos abriremos más al continente africano y Asia.

  • Profundizaremos en una UCM sostenible y digital. Hemos aprendido que un entorno institucional digital complementa y enriquece nuestra forma de entender la educación superior: la enseñanza presencial.

La pandemia ha cambiado la UCM, considero que para mejor. Se han acelerado los cambios previstos y los nuevos retos han hecho que el binomio enseñanza-aprendizaje y la gestión académica e investigadora sea más eficiente y flexible. La comunidad Complutense es más resiliente, más capaz de superar dificultades y conflictos. Hemos iniciado un proceso irreversible que dotará a nuestra institución con un nuevo rol social.

Porque España sabe ahora que no se puede vivir sin ciencia y sin educadores, pido tu voto para que la Universidad Complutense de Madrid del futuro sea el referente nacional e internacional que deseamos.

VOLVER ARRIBA