LUNES, 10 de diciembre 2018, actualizado a las 5:54

LUN, 10/12/2018 | 5:54

MADRID

OPINIÓN

Consumidores y jaulas libres en avicultura: ¿Pagaremos más por los huevos?

Consumidores y jaulas libres en avicultura: ¿Pagaremos más por los huevos?

María Carmen Bárcena - 24-05-2018 - 16:00 H

Jefe del Servicio Veterinario de Asistencia Ganadera, VISAVET

El preámbulo a la introducción de jaulas acondicionadas, que reemplazan los sistemas de jaulas convencionales, lo estableció la Directiva 1999/74/CE de 1999, sobre normas mínimas de protección de las gallinas ponedoras, prohibiendo la cría de gallinas ponedoras en jaulas no acondicionadas, a partir del 1 de enero de 2012.

Dos estudios que comparan los sistemas de alojamiento para ponedoras, (Peter Van Horne, 2006) y (Sherwin, Richards y Nicol, 2010), concluyen que el sistema de alojamiento de jaulas enriquecidas produce huevos con un menor coste y cumple satisfactoriamente las normas de bienestar de las aves. Sin embargo, actualmente se ha iniciado un movimiento, sin vuelta a atrás y respaldado por la HSI (Humane Society International), en el que a pesar de que resulta más barato producir huevos en este sistema de alojamiento, bien es cierto que no es “moralmente” aceptable.

La presión de los consumidores americanos, ha originado que sus grandes cadenas de distribución hayan empezado a exigir a sus abastecedores que dejen de criar las aves en jaulas durante la próxima década; a lo que los enormes productores como Nestlé y McDonald’s se han comprometido, por lo que la tendencia aumentará. Lo mismo está ocurriendo en América Latina, aunque no existe legislación que regule el bienestar de las ponedoras.

En nuestro continente, varias cadenas de supermercados del Reino Unido hicieron anuncios públicos en los que indicaban a los consumidores que dejarían de proveer huevos producidos en jaulas a partir de 2025. El gobierno francés anunció que la venta de huevos frescos criados por gallinas enjauladas se prohibirá a partir de 2022, y en España, Huevos Guillén, la mayor productora de huevos frescos y ovoproductos ha comenzado a suministrar a la cadena de supermercados Mercadona los primeros huevos procedentes de gallinas criadas en suelo.

Si tenemos en cuenta que los huevos son la proteína animal más accesible para la población de escasos recursos y que esto solo acaba de empezar, debemos preguntarnos quien asumirá los costes de estas transformaciones, ya que este cambio involucra muchas variables en la producción avícola (normativas de producción, sanitarias, medioambientales, comercio…) y el valor nutricional del producto no varía.

Por ejemplo, los supermercados Lidl, ya avanzaron que no repercutirá en el precio final, sino en los márgenes de la compañía y sus proveedores, pero ¿qué pasará en nuestro país? ¿Podremos seguir consumiendo huevos al coste actual?

Me gustaría poder decir que todo el mundo podrá seguir comprando los huevos “convencionales” (ni ecológicos ni camperos) sin que se “dispare” el precio, pero deberemos esperar a que ocurra la transformación del sistema avícola de ponedoras en España, ya que según los últimos datos del Mapama del año 2017, el 88% de las granjas de este sector presentan un sistema de cría en jaula.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.