LUNES, 10 de diciembre 2018, actualizado a las 5:08

LUN, 10/12/2018 | 5:08

MADRID

OPINIÓN

Ante el maltrato animal: ¡Educación!

Ante el maltrato animal: ¡Educación!

María Carmen Bárcena - 15-02-2018 - 09:00 H

Jefe del Servicio Veterinario de Asistencia Ganadera, VISAVET

Cada vez es mayor el número de noticias sobre casos de maltrato animal que podemos leer en los periódicos nacionales e internacionales, no solo relacionadas con algún tipo de tortura o mutilación, sino también aquellas en las que hay negligencia en los cuidados básicos de los animales, la omisión en la provisión de refugio, alimentación y atención veterinaria inadecuada entre otros.

Por ello, me pregunto: “¿Qué circunstancias llevan al ser humano a tener comportamientos que causan dolor innecesario, sufrimiento o estrés a los animales?”

Filósofos y juristas (Tomás de Aquino, Kant, Ihering) han sugerido que cualquiera que es cruel con los animales, es capaz de serlo con otro ser humano.
Las investigaciones en ciencias sociales han demostrado el vínculo entre el maltrato animal, la violencia intrapersonal y la conducta antisocial.

Como sociedad, que respuesta debemos tener ante los humanos que son capaces de realizar estas actuaciones sólo por regocijo público, diversión, aversión animal u otras actitudes, y que gracias a las redes sociales (Facebook, Instagram…) divulgan estos actos.

No sólo es necesaria la penalización del maltrato de los animales domésticos como un medio de proteger a las personas o su patrimonio, sino también la concienciación y sensibilización social a través de la educación.

Han sido las Comunidades Autónomas las que ante la falta de una ley marco de protección animal a nivel estatal, han promulgado sus propias leyes de protección de los animales de compañía, con sus propias particularidades. Son las menos, las que han incluido un título sobre la educación en materia de protección animal, con programas educativos cuyos objetivos son el respeto a los animales o evitar actitudes y comportamientos incívicos de maltrato y abandono de animales.

Si la legislación educativa actual incluyera en el currículo educativo el término de protección animal, o las instituciones fomentaran la constitución de centros educativos en los que los niños y jóvenes aprendan sobre el bienestar animal y la tenencia responsable de animales, conseguiríamos que no sólo empaticen con los animales, si no con las propias personas, desarrollándose la autoestima y la inteligencia emocional de las nuevas generaciones.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.