VIERNES, 25 de septiembre 2020, actualizado a las 6:25

VIE, 25/9/2020 | 6:25

MASCOTAS

Vigilar los parásitos en mascotas en un otoño más cálido de lo normal

La Agencia Estatal de Meteorología prevé un otoño más cálido de lo normal por lo que la prevención frente a parásitos externos en animales de compañía continúa resultando fundamental

Vigilar los parásitos en mascotas en un otoño más cálido de lo normal

Vigilar los parásitos en mascotas en un otoño más cálido de lo normal

La Agencia Estatal de Meteorología prevé un otoño más cálido de lo normal por lo que la prevención frente a parásitos externos en animales de compañía continúa resultando fundamental

Redacción - 14-09-2020 - 12:23 H

Este primer semestre de 2020 ha sido el primer o segundo más caluroso desde que existen registros en la historia de España. Así lo señalaba el director de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, quien recordaba que las temperaturas siguen aumentando y que 5 de los 6 años con temperaturas más altas se han registrado en la última década. Además, la agencia estima en sus predicciones de septiembre a noviembre que estos meses también serán más cálidos de lo habitual.

En este sentido, hay que recordar que el clima es uno de los factores que influyen en la distribución de enfermedades transmitidas por vectores, como las pulgas y las garrapatas, que parasitan a perros y gatos.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerda que la meteorología y la salud están interrelacionadas y que algunos cambios en los patrones de transmisión de enfermedades infecciosas son probablemente una consecuencia del cambio climático, precisamente debido a que muchas de ellas son transmitidas por vectores.

Desde el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) también están de acuerdo con esta valoración, y Agustín Benito, director del Centro Nacional de Medicina Tropical (CNMT) del ISCIII, explica en un artículo de divulgación del centro que el cambio climático "redistribuye enfermedades".

Es decir, que estos cambios de temperaturas provocan que mosquitos y artrópodos transmisores de enfermedades se establezcan en nuevas regiones, provocando casos en países donde ciertas enfermedades, sobre todo tropicales, antes no aparecían. Un ejemplo de ello es la leishmaniosis.

Es por esto por lo que cada vez hay que tener más en cuenta los meses de otoño en los planes de desparasitaciones anuales de los animales de compañía, épocas en las que también hay que mantener a raya a parásitos externos como las pulgas y garrapatas. En este sentido, también en el norte de España se está apreciando un aumento de enfermedades transmitidas por vectores.

De hecho, algunos estudios señalan que el riesgo de infestación por la pulga más común en España (Ctenocephalides felis) aumenta a principios de verano, pero también a finales de otoño. Asimismo, otras investigaciones vaticinan que el cambio climático empeorará la situación.

En la misma línea, científicos señalan que las garrapatas del perro Dermacentor reticulatus tienen un pico en otoño e invierno, y que la Ixodes ricinus no tiene una estacionalidad clara y ya se puede encontrar a lo largo de todo el año.

En relación a la prevención en los animales de compañía, el veterinario Antonio José Ortiz, director comercial de LabianaPets, destacaba en una entrevista para Animal’s Health el aumento de la sensibilización por parte de los propietarios de mascotas, por el hecho de que muchas de las enfermedades transmitidas por estos vectores son zoonosis y porque cada vez están más concienciados con la salud y el bienestar de sus animales.

En este sentido, para proteger a los perros hay productos que brindan una doble protección frente a pulgas y garrapatas, como es el caso de Ataxxa (imidacloprid y permetrina), que es efectiva para el tratamiento de las pulgas y garrapatas más comunes en otoño, como C. felis, D. reticulatus o I. ricinus. Además, se encuentra en formato spot-on lo que facilita su aplicación.

Y es que hay que tener en cuenta que en esta época del año la prevención frente a parásitos externos sigue siendo fundamental resultando aconsejable reemprender el uso de productos antiparasitarios, que han podido no aplicarse con la misma asiduidad durante las vacaciones, debido a los cambios en la vida cotidiana.

De hecho, es recomendable acudir a los centros veterinarios, así como realizar un examen concienzudo del pelaje de los animales de compañía en la vuelta a casa para comprobar si padecen alguna infestación y tomar las medidas oportunas aconsejadas por un veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.