LUNES, 5 de diciembre 2022, actualizado a las 23:39

LUN, 5/12/2022 | 23:39

MASCOTAS

Los veterinarios recomiendan el uso de protección solar en mascotas durante la ola de calor

Los veterinarios dan consejos sobre la ola de calor y los animales de compañía ante las altísimas temperaturas que se están registrando en algunos países de Europa

Los perros pueden tener especial dificultad para mantenerse frescos en condiciones de alta temperatura y humedad porque no pueden enfriarse rápidamente a través del sudor.
Los perros pueden tener especial dificultad para mantenerse frescos en condiciones de alta temperatura y humedad porque no pueden enfriarse rápidamente a través del sudor.

Los veterinarios recomiendan el uso de protección solar en mascotas durante la ola de calor

Los veterinarios dan consejos sobre la ola de calor y los animales de compañía ante las altísimas temperaturas que se están registrando en algunos países de Europa

Redacción - 15-07-2022 - 13:21 H - min.

La Agencia Estatal de Metorología (Aemet) continúa activando las alertas rojas por calor extremo en los distintos municipios del territorio nacional. Estas advertencias por la ola de calor están llegando también a otros países, como el Reino Unido, donde la Asociación Veterinaria Británica (BVA) está instando a los propietarios de mascotas a tomar precauciones adicionales para mantener a sus animales a salvo en el clima cálido.

El consejo que lanza la asociación británica se debe a la preocupación de que los problemas de salud relacionadas con el calor este año pudieran rivalizar con los números vistos durante el verano récord de 2018, cuando casi dos tercios de los veterinarios informaron haber tratado a animales afectados por las altas temperaturas.

La encuesta de la Voz de la Profesión Veterinaria de BVA en 2018 encontró que la mitad de los veterinarios habían tratado a los animales por golpe de calor (51%), mientras que más de uno de cada tres (36%) había visto a los animales que requerían tratamiento para otras condiciones relacionadas con las altas temperaturas, como dificultades respiratorias, enfermedades cardíacas, almohadillas de patas quemadas y quemaduras solares.

En comparación con 2015, el número medio de casos de insolación y otras afecciones relacionadas con el calor atendidas por veterinarios ese año se había duplicado y triplicado, respectivamente.

En este sentido, la BVA explica que los perros pueden tener especial dificultad para mantenerse frescos en condiciones de alta temperatura y humedad, ya que, a diferencia de los humanos, no pueden enfriarse rápidamente a través del sudor, lo que los hace vulnerables al sobrecalentamiento. "Un paseo al mediodia o estar encerrado en un coche durante unos minutos puede resultar fatal", advierten.

Las razas braquicéfalas, como los bulldogs ingleses o franceses y los carlinos, corren un riesgo aún mayor, ya que su corto hocico puede dificultar la respiración y, por tanto, les cuesta enfriarse mediante el jadeo, que es la principal forma que tiene el perro de enfriar su temperatura corporal. Los animales con sobrepeso y los de pelaje denso también corren un mayor riesgo.

Al igual que los perros, advierten que los conejos y las cobayas no pueden sudar ni jadear para regular su temperatura corporal y refrescarse, por lo que es importante que su conejera o corral no estén expuestos a la luz solar directa en ningún momento del día.

El ataque de las moscas también es un riesgo mortal para ellos en los meses más cálidos, por lo que es esencial inspeccionar a diario su parte trasera y debajo de la cola. "Acuda inmediatamente al veterinario si ve algún gusano", transmiten.

EVITAR LOS PASEOS DURANTE LAS OLAS DE CALOR

La presidenta de la Asociación Veterinaria Británica, Justine Shotton, ha declarado que “los veterinarios saben que los perros, en particular, no dejarán de divertirse y hacer ejercicio porque hace calor, por lo que depende de los propietarios hacer todo lo posible para evitar que el sobrecalentamiento ocurra en esta ola de calor”.

“Esto incluye asegurarse de que las mascotas no sean paseadas o ejercitadas en medio de un día caluroso o que se les deje dentro de un coche o un invernadero caluroso, aunque sea por poco tiempo, ya que un ‘no mucho tiempo’ puede resultar fatal”, asegura.  

Igualmente, aconseja que “si le preocupa su mascota con el calor, le recomendamos que se ponga en contacto con su veterinario inmediatamente”.

Por otro lado, algunas razas de perros y gatos, sobre todo las de pelaje más claro o fino, también pueden beneficiarse de una crema solar adecuada, especialmente en las puntas de las orejas, que son propensas a las quemaduras solares.

En el caso de una exposición crónica, avisan que esto puede incluso provocar cánceres de piel potencialmente peligrosos. Entre los perros, razas como los dálmatas, los beagles, los whippets, los bóxers blancos y los bull terriers ingleses blancos son las más afectadas.

Los gatos a los que les gusta tomar el sol en los alféizares de las ventanas también corren el riesgo de exponerse a una gran cantidad de luz solar a través de las ventanas que, por lo general, no están protegidas contra los rayos UVA. Asimismo, aseguran que los gatos blancos de ojos azules son los más susceptibles, así como las zonas de piel blanca de los gatos de pelo corto.

“La mejor manera de prevenir las quemaduras solares es evitar la exposición excesiva a la luz solar, pero, si eso no es posible, hay que aplicar un protector solar apropiado para mascotas 10-15 minutos antes de la exposición. Son adecuados los productos resistentes al agua, con un FPS alto (30 o superior) que deben aplicarse en forma de una fina capa”, explican.

Y es que, no solo los humanos deben utilizar protector solar, sino que existen cremas solares adaptadas a las mascotas, como HelioVet de Stangest, la cual ofrece una protección muy alta (SPF50+), que impide que los rayos nocivos del sol penetren en la mascota.

La crema solar de Stangest puede usarse tanto para perros como para gatos, y está disponible en dos formatos, crema y spray, con una innovadora textura gel, se absorbe rápidamente y resiste al agua.

LOS MEJORES CONSEJOS DE LOS VETERINARIOS

Por su parte, recomiendan asegurarse de que todos los animales domésticos tengan siempre acceso a agua fresca para beber, una ventilación adecuada y sombra de la luz solar directa en todo momento.

Esto incluye a los pájaros en jaulas o pajareras y a los conejos en conejeras. "Proporcione sombra adicional a las cobayas cubriendo la parte superior de los corrales de malla metálica con toallas húmedas", añaden.

También, advierten que no se debe ejercitar a los perros en las horas más calurosas del día: especialmente a los perros mayores, con sobrepeso, de razas planas o con problemas cardíacos o pulmonares. Asimismo, recomiendan limitarse a los paseos a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

Durante los paseos, la BVA pide hacer la prueba de los cinco segundos en el asfalto antes de sacar al perro a pasear; es decir, si al tocar el asfalto durante 5 segundos quema mucho para el propietario, es que quema demasiado para las patas del perro.

Igualmente, piden no dejar nunca a los perros en los vehículos. Y en caso de ver a un perro en apuros dentro de un coche caliente avisar a la policía.

"Los propietarios deben estar atentos a los primeros signos de insolación, como jadeo intenso, babeo, inquietud, encías rojas o muy pálidas y falta de coordinación. Estos signos de insolación en los conejos incluyen babeo, salivación, letargo, respiración corta y superficial, orejas rojas y calientes, nariz húmeda y convulsiones", explican.

Si se sospecha de un golpe de calor o de cualquier otra afección relacionada con el calor, aconsejan llevar a la mascota a un lugar fresco y bien ventilado, dar de beber pequeñas cantidades de agua fresca (no helada) y echarle agua a temperatura ambiente para que se enfríe.

Por último, piden que los propietarios piensen también en los animales salvajes. "Hay que dejar fuera cuencos de agua para los animales salvajes, como los pájaros y los erizos", concluyen.

 

 

 

VOLVER ARRIBA